domingo, 25 de noviembre de 2018

AlfonsoyAmigos vuelve a la Ermita de Navahonda

AlfonsoyAmigos ha pactado con el diablo o con los dioses de la lluvia, o con todos ellos…

AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda


Habiendo salido de casa  mientras caía un chirimiri amenazante, se diría que hubiera sido una buena opción quedarse en casa bien acurrucado en la cama. Nadie imaginaría la formidable ruta MTB que nos esperaba.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Noto en las calles, y después en la carretera, menos tráfico del habitual. Supongo que como yo, todos vieron ayer las previsiones de lluvia, pero sólo los atrevidos podrán comprobar que los cielos se abren a medida que nos acercamos al punto fijado.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Salvo el “Yo voy” de Luis Ángel, inmediato tras realizarse cada propuesta de ruta, no es habitual que los compañeros confirmen su asistencia. Por ello, cada encuentro se convierte en una auténtica caja de sorpresas.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Un par de avisos de última hora y esto es todo. Habrá que esperar a la hora de inicio de ruta para hacer recuento de asistentes, pero hoy no hace falta pasar lista dos veces. Hemos acudido.

Andrés, Ángel, Enrique, Jesús, Luis Ángel, Miguel Ángel y Alfonso.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Algunos compañeros conocerán el trazado de esta ruta por primera vez, pero todos lidiaremos con alguna variante si la ausencia de lluvia nos respeta. Así iniciamos marcha.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Nos adentramos en el Bosque de la Herrería y antes de que la inercia de otras ocasiones confunda a alguno, aviso de que hoy giramos a la izquierda y abandonamos el ascenso hacia la Silla de Felipe II.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Debería haber sido después fácil, pues ya hemos tenido este inicio en otras ocasiones, pero me entretengo haciendo una fotito y el no ver a tiempo un desvío nos ha obligado a dar algún rodeo y unas pedaladas de más. Como aún estábamos calentando, no ha habido quejas exageradas y en nuestro track aparece un bonito recorrido para disfrutar del paisaje.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

El Camino del Chicharrón es conocido por casi todos, pero hoy está precioso para recorrer y para disfrutar. No son exagerados los charcos que nos encontramos y se circula bien. Debemos reconocer que, sabiendo que nos aguardaba una dura ruta por delante, ninguno ha puesto demasiado empeño en intentar superar los pedrolos de la calzada romana. Había que reservar fuerzas.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Atravesamos La Estación y Pajares y tras cruzar el puente sobre el ferrocarril, empezamos a rodar por el Camino de Zarzalejo a San Martín de Valdeiglesias.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

¿Qué si había charcos…? No, charcos sólo algunos. Eran auténticas lagunas serpenteadas aquí y allá pero que hemos ido sorteando de la mejor forma posible, pasando como de puntillas por encima de alguna.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Después de cruzar la M-521, cogemos nuevamente cañada y los charcos parecen haber desaparecido gracias al desnivel del suelo, lo que nos permite coger bastante ritmo y aprovechar para disfrutar con las bajadas.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Llevamos 24 kms de recorrido y ya estamos junto a la Ermita de Navahonda. Sus puertas se abren tras descorrer un vetusto cerrojo y las luces del interior se iluminan al detectar nuestra presencia. Alguna oración siempre viene bien o al menos guardar respeto en lugar sagrado. Hasta ahora no nos hemos mojado y el que sigamos así el resto de la ruta es la más sencilla de nuestras peticiones.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Es el momento de relajarse durante unos minutos dejando que los rayos del sol nos acaricien. Se le quita el precinto a alguna barrita energética, pero también se ofrecen frutos secos e higos al gusto. Luis Ángel va más allá, acaso retornando a la niñez, y se prepara un bocata de chocolate al que le sigue un plátano, “de Canarias”.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

¡Señores, ahora viene lo “divertido”!, anuncio a los novatos de esta ruta. Tranquilos, que vamos a recorrer parte del GR-10.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Con buena agudeza mental, habrá quien opine que los GR no se pensaron para las bicicletas. Y puede que esté en lo cierto cuando tenemos que salvar desniveles que aumentan poco a poco su porcentaje y en el camino se acumulan además pedrolos insalvables de otra manera que no sea poniendo pie en tierra.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Unos partieron antes y sé que llevo a Luis Ángel por detrás, pero me pego a la rueda de Enrique.

Nota: Yo llevaba la e-bike, es verdad, pero os aseguro que agota salvar desniveles a marcha muy lenta y sin querer aprovecharse de los piñones más grandes.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Enrique me dice que le adelante, pero le digo que voy bien siguiendo su trazado, viendo su esfuerzo, alegrándome de verle salvar obstáculos con aparente facilidad, alucinando con lo que ha sido capaz de hacer y felicitándole cuando alcanzamos el collado en el Alto de Navahonda. ¡Impresionante amigo!


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Apenas cuatro gotillas debidas a la niebla y tras reagrupar iniciamos la bajada. Miguel Ángel me ofrece la cabeza e inicio el descenso, avisando de las zonas complicadas, de las zonas embarradas que pugnan por tirarte al suelo y del cruce con andarines, que suben con niños y perros, disfrutando del día como nosotros.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda


Rápidos, rápidos, hasta Robledo de Chavela, donde atravesamos zona urbana hasta la Ermita del “Dulce Nombre de María de la Antigua” y nos desviamos para retomar el GR-10, que ha sido convertido recientemente en una auténtica “autopista” que facilita el rodar de las bicicletas pero le quita cierto encanto. Peligroso tiene que ser en sentido contrario, en bajada, pues las bicicletas deben alcanzar mucha velocidad si se las deja correr.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Uno, dos, tres… duros repechos que cada cual ataca conforme a sus fuerzas. Todavía hay quien reserva fuerzas por lo que pueda venir. Temperatura, la ideal para afrontar estos esfuerzos. Después, el camino se convierte de a uno, aquí no han llegado las máquinas, y es necesario de nuevo fuerza y habilidad para salvar los obstáculos que se presentan.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Por  nuestra izquierda, por la ladera contraria, se escuchan con eco los motores de los coches y motos que suben hacia el puerto de la Cruz Verde. A nuestra derecha ya alcanzamos a ver de nuevo Zarzalejo, pero hoy no tomaremos el desvío que nos enseñó Patrick en anterior ocasión. La intención es seguir adelante.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Apenas un repecho de unos 70 metros y ya estamos junto a desvío que nos introduce a zona boscosa. La desvencijada barra de tubo que hacía las veces de portilla ha sido cambiada por una nueva y nos obliga a agacharnos.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Aparentemente ya todo es descenso, pero ninguno esperábamos que hubiera habido una corta de pinos reciente, que las grandes ruedas de los buldócer dejaran huellas tan profundas y que las recientes y abundantes lluvias hicieran el resto. Un escenario desolador.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Más complicado avanzar sin resbalar que si con nieve se hubiera tratado y creo que Jesús acabó por los suelos. Si llevábamos pocas salpicaduras de barro, ahora ya es seguro que todas las máquinas deben pasar por el lavado exprés.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Ya en Zarzalejo y aunque propongo alguna nueva variante, varios compañeros tienen prisa por llegar a sus casas, por lo que tomamos el retorno más rápido, que coincide con el trazado de esta mañana… pero sin extraviarnos en La Herrería.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

823 m de desnivel acumulado, pero la mayor parte por complicadas trialeras y 44 kms calculados sobre un mapa a mano alzada, que al final se han convertido en casi 50. Pero a las 2,10 ya estábamos en los coches.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Muchas ausencias que se echan de menos, pero hoy ha sido una formidable ruta en un día auténticamente espléndido… y sin gota de lluvia.


AlfonsoyAmigos - Ermita Navahonda

Me despido de mis amigos, se les ve cansados, pero todos sonríen. 

Ver en Relive

Puedes ver nuestro recorrido  

  Seleccionada por Google Earth

Fotos con encanto

5 comentarios:

  1. Pedazo de ruta, magnificamente guiados por Alfonso y advertidos en cada tramo de sus dificultades y encantos. Me encantó particularmente coronar el Alto de Navahonda tras una trialera complicada, técnica pero muy divertida.

    Geniales las fotos, en un día de otoño espectacular.

    Gracias Alfonso, Gracias Grupazo ¡¡

    ResponderEliminar
  2. La última vez que se planteó esta ruta "me escapé" de la vuelta desde Robledo de Chavela por la zona que habitualmente bajamos y esta vez, había que ascender. La subida desde la ermita la conocía y es una subida muy disfrutona porque exige pericia y permite coger aire entre tramos y si además se te va dando bien pues todavía más divertida.
    El otro tramo del 10% -14%- 15%, ahora otra vez al 10 %, eso sí al principio por camino ancho y al final por single track, pues más de lo mismo.
    Se trata de una ruta de subidas, ya que las bajadas fueron escasas.
    Un buen reencuentro después de un par de semanas ausente, y como siempre un disfrute total.
    Un abrazo amigos.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que disfrutamos de una ruta, día y compañeros, pocos para los que somos en otras ocasiones, estraordinarios, parece que Alfonso nos lleva a lugares, en las últimas rutas, en el que el sol nos acompaña y las nubes con su agua, no aparecen.
    Una ruta variada... en subidas, cuestas de todas las clases y todas duras y divertidas al igual que las bajadas.
    Es la primera vez que la hago en este sentido y me aparecido muy buena y más amena que en sentido inverso.

    Qué "fotazas" Alfonso, que junto con la crónica, es un remate de aúpa...

    Sed Felices. Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cuanto me alegro del pacto hecho con las nubes!!!!.
    Disfrutando de la ruta y el paisaje.
    Preciosas fotos.
    Unas veces acuden pocos y otras muchos.Lo importante es seguir adelante.
    Un saludo.Charo.

    ResponderEliminar
  5. Rutonazo sin cuartel el del domingo.

    Dia de otoño perfecto para rodar y subir y subir. Nos colocamos una buena paliza.

    Tras un par de semanas ausente, ruton de los buenos, aunque lo mejor de todo, el “reencuentro”.

    Super Domingo!!

    Cuando volvia a casa ,solo pensaba en que el domingo que viene......cada vez mas cerca.

    Un abrazo amig@s.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.