domingo, 23 de junio de 2019

AlfonsoyAmigos en el Cañón del Río Lobos 2019


Carpe diem, aprovecha cada día, cada momento. Consigue que tu vida sea extraordinaria

AlfonsoyAmigos - Río Lobos

Es fácil lanzar una propuesta de ruta MTB para AlfonsoyAmigos. Se fija un destino, se señala un día y listo ¿verdad?

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Pero cada cual, en casa, no puede evitar que algunas preguntas floten en el aire, máxime cuando los que te rodean muchas veces no llegan a entenderte.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
¿A cuántos kilómetros dices que tenéis que desplazaros? ¿Qué te vas a levantar a qué horaaaaa? ¿De verdad merece la pena lo que queréis hacer?

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
En nuestra cabeza lo tenemos claro, muy claro, MERECE LA PENA. Vamos a disfrutar de la bicicleta compartiendo muchos minutos con buenos amigos y esto siempre merece la pena, pero explicárselo a los demás cuesta más que explicar por qué somos algunos del Atlético.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Cinco amigos optamos por pasar la noche del sábado en Hontoria del Pinar (donde reside nuestro amigo Paco, al que veremos más tarde) y el resto, hasta sumar total de 13, preferirán (o no les quedará más remedio) que pegarse un fuerte madrugón, que pocos entenderían, para llegar a compartir la hora del desayuno.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
En el aire flota magnífico ambiente, se notan las ganas que todos tenemos de ruta. Unos por repetir y otros para conocer los recorridos tantas veces comentados.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
¿Qué quiénes nos hemos juntado?
Alberto, Andrés, Ángel, Enrique, Fer, Jesús, Juan, Luis Ángel, Nati, Rafa, Santi, Toño y Alfonso.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
En la primera foto no aparece Luis Ángel… aún está ajustando su bicicleta para la marcha, ¡QUÉ RARO! Pero pronto, todos juntos marchamos hacia el Parque Natural del Cañón del Río Lobos.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Para irnos entonando y cogiendo confianza, nos encontramos con 12,5 kms de sendero single en suave descenso que la naturaleza ha diseñado para disfrutar de la bicicleta. Hasta ahora siempre lo habíamos recorrido en sentido inverso.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Zigzagueo continuo en el que pronto perderemos de vista a Fernando, más entusiasmado disfrutando de su bicicleta que del fenomenal entorno que nos rodea. Otros le seguirán y atrás quedaremos quienes nos detenemos de vez en cuando para hacer algunas fotos y para observar que Ángel ha pinchado. El haber tubelizado hace pocos días no le salva al compañero del llantazo recibido.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Liquido anti-pinchazos, mecha, bombonas de CO2 y aquello no se arregla. Ha destalonado y pierde aire por varios puntos. Se ha intentado de todo pero habrá que recurrir a la cámara de repuesto que Ángel pensaba ya había desterrado. Nos dicen los compañeros que estas maniobras nos llevaron casi una hora.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
El grupo rezagado no nos detenemos en la Fuente de la Canaleja y bajo el único árbol con sombra en las cercanías del Puente de los Siete Ojos (a través de los cuales aún no hemos visto en 3 ocasiones recorrer agua), nos espera el resto del grupo, bastante relajado por cierto, pero con ganas de reemprender la marcha.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Toño y Nati investigaron recorrido por el que ahora nos guían, llevándonos por sendero divertido entre árboles, junto al Río Arganza,  hasta tierras de San Leonardo de Yagüe, variante que realmente mereció la pena conocer.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Hemos recorrido casi 19 kms y realmente empieza ahora el trazado de anteriores ocasiones, por el GR-86 y los márgenes del Arroyo San Roque. Una pista forestal, arreglada con grava no hace mucho nos acerca, tras duro repecho y posterior descenso rápido hasta la localidad de Casarejos.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Agua, foto frente al Ayuntamiento y acercarnos al Lavadero que no se puede dejar de visitar, donde aprovecharemos para tomar algún alimento, refrescarnos y bromear sin parar.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Enseguida nos adentramos en garganta que se va haciendo profunda y escarpada e impresiona desde los primeros metros, siguiendo el cauce, ahora seco, del Arroyo de Valderrueda. La Cueva del Agua dará pie a una parada para nuevas fotos y bromear con lo poco que ha cambiado Fer, de aspecto… y de genio.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Siguiendo el trazado nos acercaremos hasta confluencia con el Río Lobos, protagonista de lujo, y los andarines ya se empiezan a dejar ver a medida que van avanzando los minutos. La cortesía y educación primordial para que todos disfrutemos de lo que más nos gusta.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Llegamos hasta la Ermita Templaria de San Bartolomé (románica del siglo XIII) y la Cueva Grande que se abre ante nosotros para que todos los compañeros intenten alcanzar el punto más alto sin apearse de la bici… y a fe que lo consiguen. Los buitres extienden sus dominios en la maraña de cuevas y grutas que rodean la ermita.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Es hora de emprender el regreso volviendo por la Senda del Río, siguiendo en esta ocasión el curso del Río Lobos. La senda juguetea con el río aquí o allá, obligando a vadear por medio del agua o haciendo equilibrios para  no resbalar sobre grandes bloques de piedra.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
 AlfonsoyAmigos - Río Lobos
En uno de estos pasos, habrá ocasión de reírnos e incluso conseguiré que grupo numeroso de amables excursionistas se me unan para lanzar gritos de ánimo para Alberto y Luis Ángel en su intento por lograr el vadeo. Del resultado… mejor ver los vídeos.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
El resto del grupo se ha alejado, ajenos a nuestras demostraciones circenses. Retomo la marcha con Alberto y Luis Ángel a buen ritmo pero aunque íbamos muy juntos, en un momento determinado vuelvo la cabeza y como por arte de magia Luis Ángel ha desaparecido.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Unos minutos de espera y el compañero que no llega. Alberto espera paciente y yo emprendo el regreso en busca del compañero extraviado, pero estoy pasando por lugares ya recorridos y no doy con él. Es imposible que se haya ahogado, el río trae muy poca agua.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Será un excursionista el que de la pista: Le han visto atrás, en el río, buscando algo en el agua. ¿Se habrá puesto a pescar? El resto sigue estando ajeno y continua su marcha. Los walkies no alcanzan y los móviles se encuentran sin cobertura dando lugar a algunas llamadas entrecortadas. Los minutos transcurren “lentos e inexorables”.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Finalmente y coincidiendo casi con el retorno del hijo pródigo, que ha extraviado su GPS sin conseguir recuperarlo, me llega una primera llamada de Andrés: “Ya estamos en el Puente de los Siete Ojos”. A la que seguirá otra minutos más tarde: “Seguimos marcha para avisar al restaurante”.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
El avance de los rezagados se hace ahora muy rápido, tanto como podemos, por sitios complicados de piedras, ramas y pedrolos, pero las bicicletas parecen volar.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
En el Puente nos esperan varios compañeros y juntos nos lanzamos a afrontar los 12 kms más divertidos. Pero la alegría dura poco, tiro de maneta para frenar y no responde, he oído un click y he perdido una de las pastillas del freno trasero.


AlfonsoyAmigos - Río Lobos
De forma acertada, Toño aconseja que el resto vayan avanzando y nos quedamos el trío eléctrico. Yo sí consigo encontrar el objeto perdido y Toño da muestras de su gran habilidad como mecánico.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Comprobad en el track lo sinuoso del recorrido que nos resta y después pensad en 3 bicicletas eléctricas que se ponen a su límite de 25 kms/hora esquivando con arte de maestros en recortes taurinos cuantos obstáculos se ponen por delante. Pacientemente nos detendremos para dejar pasar a grupo de más de 25 ciclistas que ruedan en sentido contrario.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Y luego dicen que a partir de cierta edad se pierden reflejos. Reflejos y todo aquello que no se mantenga entrenado, pero en esta ocasión no es el caso.


AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Formidable ruta, de las que la adrenalina intenta escapar por cada uno de los poros del cuerpo y como remate una estupenda comida compartida con todos los amigos y con nuestro amigo Paco, al que agradecemos una vez más sus consejos, recomendaciones y el interés que se ha tomado para ayudarnos a disfrutar del mejor día de bicicleta por sus tierras.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Después tocaba regresar a casa, pero eso ya es otro cantar. Las caras de los novatos en la ruta y la satisfacción de todos HA MERECIDO LA PENA

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Felicitar a Nati, que aguantó sin problemas el buen ritmo con su nueva máquina... fue la única en sorprenderse. Todo un ejemplo.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Y ¡¡FELICIDADES!! A Fer por su cumpleaños. Por muchos años amigo.

AlfonsoyAmigos - Río Lobos
Fuerte abrazo para todos
¡Ah!, por la tarde regresaron Nati y Toño y encontraron el GPS. ¡¡SIN PALABRAS!!

AlfonsoyAmigos - Río Lobos

Todas nuestras fotos

El vídeo de Toño
 
Nuestro trazado
¡¡RECUERDA!!