viernes, 22 de marzo de 2019

Ciclismo tras moto - AlfonsoyAmigos


Lo que para algunos son recuerdos del pasado, para otros se convierten en “batallitas del abuelo” 

Palacio de los Deportes - Madrid - 1960
He acudido en infinidad de ocasiones al Palacio de los Deportes de Madrid (WiZink Center desde 2016):
Para ver partidos de competición del Real Madrid de Baloncesto (amante del deporte con independencia de los colores), para animar al Estudiantes años atrás y en otras muchas ocasiones para disfrutar de todo tipo de espectáculos circenses o de exhibición varia sobre hielo. Los conciertos no son de mi predilección.


Mucho antes de que este Palacio fuera reformado tras el incendio de 2001, (y digo mucho, mucho antes), también he acudido para ver pruebas y campeonatos de Ciclismo en Pista, en unos años de los que hasta los recuerdos me llegan en blanco y negro.


Por aquel entonces, entre los años 1955 y 1965… (Sí, ya sé que muchos aún no habíais nacido, y yo era un chavalín ¿eh?), un español, Guillermo Timoner, llegó a ganar hasta ocho medallas en el Campeonato Mundial de Ciclismo en Pista, en distintas modalidades: Velocidad, persecución, tras moto. 

Guillermo Timoner
El Ciclismo en Pista, el que se realiza en un velódromo, mantiene varias modalidades de competición, pero… ¿Qué fue del Ciclismo en pista tras moto?. 

Pues tengo entendido que como tal desapareció en 1994. 

Timoner compitiendo
Era un deporte muy espectacular en la época, donde un motorista y un ciclista formaban equipo. La rueda delantera de la bicicleta parecía no despegarse de un rodillo fijado a la parte trasera de la moto y ambos deportistas sincronizaban para mantener y aumentar progresivamente su velocidad.

Y me entero de que, en la actualidad, muchos equipos ciclistas entrenan siguiendo la técnica de aquella modalidad perdida, para mantener una alta intensidad, mejorar la cadencia, la velocidad y el umbral del dolor. Entreno de calidad en un corto tiempo. ¡Fíjate!


*** Ojo a las motos de diseño.

Hoy en día existe una modalidad llamada Keirin (de origen japonés) en la que varios corredores compiten en velocidad y sprint final después de haber seguido la estela de una única motocicleta que actúa a modo de "liebre".





Nuestra quedada para el:

Domingo 24 de Marzo de 2019

Acabamos de entrar oficialmente en la primavera del 2019 y decimos adiós a un invierno benévolo que en algún momento se desquitará.

Lugar de encuentro: Paseo Rivera de San Rafael



Paseo Rivera - San Rafael
Monumento a Rafael Alberti
La Garganta del Río Moros, el collado de Marichiva y el del Rey, además del Camino del Arcipreste, son motivos más que suficientes como para que no te lo pierdas.  




Y ANTICIPAMOS la propuesta para el 31 de Marzo.



Y la noche del sábado 30 al domingo 31...



.Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube




domingo, 17 de marzo de 2019

Día de celebraciones y La Camorquilla de testigo


Quizás nuestras rutas sean duras, pero todavía no han logrado quitarnos la sonrisa

AlfonsoyAmigos
Es habitual que este Grupo cabalgue entre Madrid y Segovia, (cuando no hace escapadas a otras provincias), cumpliendo aquella frase que se me grabó de película de la que no recuerdo el nombre: “Iré donde me lleve mi caballo”.


AlfonsoyAmigos
Frase que a la sazón nosotros hemos convertido en un “Iré donde se me proponga”, dando por bueno cualquier destino, cualquier ruta, que nos permita pedalear juntos.


AlfonsoyAmigos - Rutas MTB
Cuando la primavera ya casi llama a la puerta… este marzo mayea y nos permite aventurarnos sin riesgo a buscar “rutas de altura”, o de “media altura”, sabiendo que la nieve no será un obstáculo para que disfrutemos.


AlfonsoyAmigos
En este pensamiento parece que coincidimos los que hemos acudido a la cita:
Alberto, Andrés, Ángel, Enrique, Eva, Fer, Galo, Jesús, Juan Carlos, Juan Patricio, Luis Ángel, Nacho, Patrick, Pawel, Rafa, Santi y Alfonso.


AlfonsoyAmigos


Se diría que hay fiesta en Revenga, a juzgar por lo completo que estaba el aparcamiento desde primeras horas



AlfonsoyAmigos
La pequeña localidad de Revenga ve un inusual movimiento en las cercanías de su calle principal, el originado por quienes se preparan con celeridad para la marcha y al habitual cruce de abrazos unen las felicitaciones a Juan Patricio, que cumple años pero no se ha querido perder la ruta.


AlfonsoyAmigos
Algunos de los allí presentes ya coincidíamos realizando esta ruta muchos años atrás, eso sí, sin las "guindas de adorno" que han ido endulzando cada nuevo intento y que no nos ha importado anotar en nuestra agenda una o dos veces al año.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Arrancamos con la Mujer Muerta a nuestras espaldas y, a pesar de avanzar por terreno conocido, me encanta ver de nuevo esta y otras rutas a través de los ojos de los compañeros que se han incorporado más tarde al Grupo y las descubren por primera vez con sorpresa.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Por un momento, se me amontonan recuerdos en la cabeza: Aquella compañera que tras los primeros cientos de metros tuvo que abandonar por el frío que sentía… El compañero que alcanzó a llegar hasta la Cruz de la Gallega y tuvo que desistir porque las piernas le flaqueaban… Más reciente, cuando un mecánico montó mal los pedales de una bicicleta y resultó imposible dar una sola pedalada…


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Tantos recuerdos que la cabeza parece querer explotar y es mejor centrarse en el camino para no cometer errores, tal vez como el de Santi que en zona sin peligro acaba por los suelos llevándose un buen golpe en la rodilla.

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Bajadas y subidas que fluyen una tras otra olvidando la teoría de que el camino más corto es siempre la línea recta, pero veo a los compañeros con ánimo en un día que se aventura será muy agradable.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
El grupo se estira al pasar junto a las ruinas de las Casas de Esquileo de Santillana, pero nos agruparemos en puerta metálica que indica “Fuenfría” antes de emprender ascenso por la garganta hacia la Cruz de la Gallega. En la Fuente de San Pedro se detienen Galo, Juan Carlos y Jesús.

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
En Julio del pasado año realizamos esta ruta cuando aún montaba yo mi Giant Trance y recuerdo haberla afrontado pletórico de fuerzas, mejor que nunca, aunque tuve que hacer las paradas de rigor para cambiarme de la cabeza los pañuelos empapados por el sudor.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Hoy me encuentro montando la Giant Full-E+0 Pro que parece pedirme guerra y... cedo ante el reto. Me "olvido de los compañeros", sólo me centro en la pedalada y en el camino y, en posición “eco” (más que suficiente), me lanzo hacia el alto de la garganta disfrutando de cada metro que avanzo. ¡¡Una auténtica pasada!!


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Al llegar, no tengo necesidad de bajar mis pulsaciones ni de cambiarme el pañuelo, conservo la sonrisa. Con orgullo por ellos veo llegar a mis compañeros y procuro hacerles las mejores fotografías… se las merecen.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Estamos todos y ya reemprenden la marcha los primeros, atajando ahora sí en línea recta aunque con ello haya que superar más desnivel.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Reagrupamos junto a la Fuente de los Pastores y el pequeño refugio que tantas veces hemos inmortalizado. Nos hacemos alguna foto con los montes nevados al fondo y tomamos algo de alimento, como están haciendo a lo lejos los 3 ó 4 buitres que están desayunando y pasan de nosotros.


AlfonsoyAmigos
Seguimos adelante y, en principio, no hay prisa porque llevamos buena hora, pero más de uno ya piensa en la invitación prometida de fin de ruta.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Ya no abandonamos el Cordel de la Fuenfría hasta llegar al desvío hacia el cerro de la Camorquilla (1665 m). Curiosamente, un cerro anterior (sin nombre) alcanza los 1674 m.


AlfonsoyAmigos
Nada más emprender la subida de este tramo Jesús da voz de alarma. ¿Otra veeeeeez? No puede ser, ha roto la cadena. Nos está destrozando la estadística de averías y pinchazos en ruta.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Al solecito, que por aquí empieza a correr aire fresco, nos reagrupamos para solucionar el problema y Santi se pone manos a la obra. Desde el cerro preguntan si subimos, que por allí se están quedando fríos.


Pero cuando subimos, encontramos a varios compañeros tumbados sobre las rocas como lagartijas, disfrutando del sol a resguardo del aire.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Las vistas impresionantes, hay que estar allí y disfrutarlas y será donde más fotos nos hagamos. Muy cerca vemos el cerro de la Camorca (1814 m) y la caseta de vigilancia que ya conocemos de otras ocasiones.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Curioso: Unos andarines, que además se ofrecerán a hacernos la foto de grupo, nos oyen hablar y nos indican que ese es el cerro de La Camorquina. Lo cierto es que consultados mapas, aparece el nombre que nosotros siempre hemos dado de La Camorquilla e incluso aparece también como La Comarquilla. Agradeceríamos cualquier información al respecto.

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Recorremos y disfrutamos pista forestal que circunvala el cerro de La Camorca y nos acercamos hasta la Fuente de la Reina, punto de encuentro y cruce de innumerables rutas. Las caras cambian y la fuente sigue allí ofreciendo su fresca agua.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Disfrutamos de descenso y vadeamos (esta vez sin descalzarnos como hiciéramos unos cuantos años atrás) el Arroyo de los Horcajos, preludio del subidón que dimos en llamar “el matahombres”, pero que hoy superamos casi sin despeinarnos. Tanto es así, que no se para en el alto y se sigue marcha… “porque es malo bajar las pulsaciones de golpe”.


AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Al fondo Siete Picos
También vadeamos el Arroyo de Retamar junto al Cargadero de Cereceda y disfrutamos del recorrido, uno de los parajes más bellos de la zona. Impresionantes siempre los acebos que flanquean el camino.




AlfonsoyAmigos
Poco más adelante del Puente del Vado de Arrastraderos, ya en pista forestal asfaltada, cogeremos variante por la izquierda que hace tiempo sufrimos en ascenso y que nos pone rápidamente en los márgenes del Río de la Acebeda y más abajo en la cola del embalse de Puente Alta, que encontramos a su máximo nivel de agua.

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Bajamos el ritmo y nos relajamos de camino hacia los coches, bordeando el embalse y saludando a los numerosos andarines que por allí disfrutan del día.

AlfonsoyAmigos
Nos hemos quedado con una ruta de 29,98 km. Cifra engañosa para aquel que la recorra por primera vez, pero que nosotros hemos vuelto a disfrutar... Y no será la última, seguro.


AlfonsoyAmigos
Felicidades de nuevo para Juan Patricio por su cumpleaños, a Patrick por su Santo y gracias a ellos y a Ángel y Enrique por invitarnos a unas estupendas cervezas y aperitivos.


AlfonsoyAmigos


¡¡Nos vemos ya mismo!!





.Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube