jueves, 18 de octubre de 2018

Existen los Milagros

Fue en 2005 que Guadalajara ardía en una pira gigantesca que asoló la provincia y se cobró la vida de 11 miembros de los equipos de extinción


Desde el sábado 16 hasta el miércoles 20 de julio de ese fatídico 2005 ardieron más de 12.000 hectáreas de bosque de alto valor ecológico y, lo que es más terrible, 11 personas perdieron la vida cumpliendo con su trabajo e intentando salvar a otros.

A pesar de los años transcurridos, ni las gentes ni los bosques consiguen olvidar.

Pero hablamos del “Valle de los Milagros”.





DOMINGO 21 DE OCTUBRE

Confirmamos la ruta propuesta por Luis Ángel

Hora de inicio de ruta: 9,00

Lugar de encuentro: La localidad de Anguita (Guadalajara).




OJO a los tiempos precisos para los desplazamientos desde los distintos orígenes.


Desde El Espinar: Se tarda en llegar unas 2,13 h. 




Se llega por la Ctra de La Coruña hasta la salida 11 y enseguida se coge la M40. A partir de ahí dirección Zaragoza y Aeropuerto, sin desviarse NUNCA hacia el peaje.

A esas horas y domingo no hay tráfico.

Desde el Aeropuerto a Alcolea del Pinar, salida 135 y luego hacia Anguita, punto de encuentro.


Si utilizáis Google Maps quitarle la opción de peajes y os llevará como os he dicho.

Desde Madrid se acorta bastante el tiempo. 






Al final de ruta compartiremos comida casera, raciones o bocatas en: 

Paleto´s Bar, en Alcolea del Pinar. 





Si queda alguien por confirmar su asistencia... este es el momento. 

Ah, si alguno piensa que nos echaron de menos Nati y Toño en su viaje por Pirineos, no os perdáis este formidable vídeo. 




Pirineros mtb 2018 Pan Z Bikers




.Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube




domingo, 14 de octubre de 2018

Leslie vs AlfonsoyAmigos

Leslie ya está en la península y, lo que es peor para AlfonsoyAmigos, llega a Castilla León y Madrid

Los ciclistas pesimistas y realistas, aquellos que hacen caso de las previsiones meteorológicas y de las alarmas recibidas, se resignan, apagan sus móviles para que nadie les perturbe la noche y se acuestan pensando en que podrán disfrutar sin prisas de un sueño reparador. La bicicleta queda limpia y engrasada.

AlfonsoyAmigos - Lluvia


Los ciclistas optimistas o de alma cándida, por el contrario, actúan como si los avisos no fueran con ellos. Confían hasta última hora en que se equivoque la maquinaria de previsión del tiempo, o que el gobierno se esté “curando en salud” y luego no sea para tanto.

Así que, mientras los primeros duermen plácidamente, los segundos cumplen con la estricta rutina de cada fin de semana (que no vamos a contar ahora) y a la hora prevista ya están desayunados, equipados y listos para acudir al punto de encuentro.

Antes de ponerse estos en marcha, una última consulta a las previsiones, pero hará falta confirmación del compañero in situ para que, con todo el dolor del corazón, se acaben rindiendo a lo evidente: Hoy no se puede montar.

AlfonsoyAmigos - Lluvia


Jarrea, jarrea, jarrea (perrea, perrea, perrea), aquí y allá. En esta ocasión no hay escapatoria.

Ya lo he comentado otras veces: En muchas ocasiones nos ha llovido cuando ya estábamos en ruta y lo hemos soportado de la mejor forma, pero comenzar a dar pedales, en frío y bajo lluvia intensa… es otra cosa.



Huracán que se convierte en ciclón y después en tormenta tropical, lluvia abundante, vientos huracanados… 

Lo reconocemos, hoy Leslie ha vencido a AlfonsoyAmigos.


El Sábado, en la Ruta de la Abuela, con El Espinar y el cerro del Caloco a nuestras espaldas.





Reservad fuerzas, os recuerdo:

El próximo domingo 21 de Octubre nos vamos por la provincia de Guadalajara. Allí nos espera formidable ruta otoñal.

AlfonsoyAmigos


.Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube




jueves, 11 de octubre de 2018

Y, sin embargo, no piensas

EL MUNDO publicó en  2015 una narración de Javier Gómez Santander (periodista, guionista…) que me permito rescatar al tiempo


"Llegas arriba, está nevando pero tú has llegado arriba. Y te arde el pecho. Te subes la cremallera y les pides a los dedos que no se duerman; le dices a tu sangre, porque hace años que le hablas a tu sangre, que circule, que tienes por delante 20 kilómetros de lluvia, velocidad y frío, y que necesitas que se mueva para llegar abajo pudiendo mover los dedos.



Te acoplas. Gafas empañadas. Vaho. Como bajar mirando a través de la mampara de la ducha. Entrecierras los ojos y escuchas, porque a la lluvia del asfalto se le coge la medida cuando se la escucha. Le dices a tu cerebro que no se distraiga, que no existen el paisaje, ni el vaho de las gafas, ni el cansancio; le dices que no olvide en cada movimiento que está lloviendo, pero que no lo piense tanto como para que te agarre el miedo. 



La cosa consiste en bailar, en sentir el puerto, en dejarse caer. Los puertos se navegan, te dices. Y entonces lamentas haber encontrado esa frase y estar dándole vueltas a su polisemia, porque eso significa que estás pensando en otra cosa. Vuelves a la rueda: la goma y el milímetro de agua que te separa del suelo.



La primera recta es larga y tú pasas de los 60 por hora. Exactamente igual que aquel día. Llueve igual que el día del quitamiedos. El día que te estrellaste y te hiciste polvo dos vértebras. El día del camión, cuando tomaste la curva recta. Es la misma curva en otra carretera. La misma lluvia en otro asfalto.


Huele igual que en aquel segundo en que estuviste en el aire, el segundo de antes de que la luz se fuese, cuando le pediste al dios de los ciclistas, el dios del último segundo, que no te quedases sin pierna, que el quitamiedos no te arrancase una pierna. Vuelves a ver la cara del camionero cuando despertaste en la cuneta. Vuelves a ver sus lágrimas.



Las lágrimas en la cara de un hombre y los minutos en los que no pudiste mover las piernas. La misma curva en otra curva, el mismo asfalto en otro asfalto, la misma lluvia en otra lluvia. Todo eso en los tres segundos anteriores a la curva. Todo eso mientras, sin embargo, no piensas"  



Para mañana, día 12 de Octubrefelicidades a todas las pilares y

¡¡Feliz Día de la Hispanidad para todos!!



Domingo 14 de Octubre de 2018



Procurad no olvidar en casa el chubasquero.

Tendremos ruta a las 9,00 desde el Paseo Rivera de San Rafael.

Ir a PÁGINA DE INICIO

.Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube




domingo, 7 de octubre de 2018

AlfonsoyAmigos corona Peña el Águila

Muy por encima del Collado de Marichiva se encuentra Peña el Águila, una cima que, hasta ahora, era el “más allá” para AlfonsoyAmigos

Hemos retrasado la hora de encuentro, pero San Rafael aún duerme y en el Paseo Rivera solamente una ardilla está dispuesta a darnos la bienvenida.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Los abrazos habituales, siempre generosos, tal vez ayudan a paliar un poco el frío que se siente con no más de 6º. A las fechas que estamos, habrá que irse acostumbrando.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Más abrigados que de costumbre hemos acudido:
Andrés, Chicho, Fer, Fernando, Forlán, Juan, Luis Ángel, Miguel Ángel, Nati, Pawel, Rafa, Toño y Alfonso.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Bastantes ausencias. Más de una porque ha preferido llegar a tiempo de ver ganar al Atlético contra el Betis, pero también hay quienes se preparan para otras pruebas deportivas y para las que la vida te impone. Eva, un besazo de parte de todos.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Fuera de lo habitual, logramos ponernos en marcha tras diez minutos de cortesía. Esperamos que se convierta en costumbre, (que últimamente nos habíamos relajado bastante).

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

En las cercanías del Río Gudillos la temperatura baja aún más, poca agua en el cauce pero la zona retiene mucha humedad. Poco más de un grado marca el GPS. Es importante que pronto empecemos a calentar… allá vamos.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Llegamos a la Fuente Aserradores y nos alejamos de la puerta de Campanillas a pesar de que ya nos ofrece paso libre a la Garganta del Río Moros.  Con más de una cara de extrañeza, los compañeros ven que enfilamos hacia el Camino del Arcipreste.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

La intención se ve pronto. Atacar un novedoso y duro repecho para tomar altura y seguir sendero forestal para, ahora sí, entrar en la Garganta.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila
En el Collado de Marichiva
Con unos amigos que nos siguen en facebook
Ya hemos calentado piernas, de eso se trataba ¿no? Pues a pedalear hacia el Collado de Marichiva, que aún queda mucha ruta.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Sorprende ver el Embalse del Tejo tan bajo de nivel, pero hoy tendremos oportunidad de volver a verlo desde mucha más altura.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Una parada para reagrupar y tomar algo sólido, en las cercanías del refugio de La Vaqueriza, aprovechando que algunos tímidos rayos de sol se dejan notar. Parece haber pereza por arrancar pensando en lo que está por llegar.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Poco más de un kilómetro de duro ascenso que ya todos conocemos. En esta época, el terreno está muy roto y seco, con la piedra muy suelta, pero todos intentamos superar la prueba. Marichiva nos aguarda.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Muchas veces hemos afrontado este reto con mayor o menor éxito, pero es la primera vez que yo lo intento ayudado, y mucho, por una e-bike. No os riáis, mi reto de hoy es alcanzar la cima con la mínima ayuda posible.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Prueba conseguida, pero queda minimizada cuando vemos a Juan lograr el ascenso únicamente a base de piernas y pundonor. Más compañeros lo conseguirán también tras solventar algún resbalón inoportuno. ¡Bravo por todos!


En otras ocasiones, una vez en el Collado de Marichiva, sabemos que lo que vendrá después será más suave y llevadero, pero hoy… hoy lo más duro está por llegar.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

A nuestra derecha la primera “pared” que hay que derribar. Esperan algo más de 2 kms para pasar de 1753 m a 2008 m. Mi GPS acabará marcando más de 100 metros con un 23% de desnivel y más de 250 metros al 22%, sin menospreciar los tramos al 18%, 17%, 16%...

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Ninguno renuncia sin intentarlo y doy fe de que lo consiguen a tramos, cuando el desnivel se vuelve algo más benigno. Me permito el lujo de parar en los falsos llanos y ver el esfuerzo de los compañeros.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Admito que con esta ruta MTB he llevado a mis compañeros al límite…, pero no me siento culpable.


AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

La culpa es compartida con Chicho con el que planifiqué días antes el recorrido. Estaba claro que alguna vez tendríamos que llegar hasta Peña el Águila y allí estábamos, disfrutando todos de unas formidables vistas de todo el entorno.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Con la suerte de tener un día claro por excelencia podíamos ver La Peñota, la Garganta del Río Moros al completo, con sus núcleos urbanos, la sierra de Malagón y Abantos, el Montón de Trigo, Siete Picos, Bola del Mundo, la Maliciosa… las cuatro torres emblemáticas de Madrid…

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Allí estaba todo a nuestro alcance, dando la impresión de que se podría tocar estirando el brazo. Una auténtica maravilla. Mis compañeros estarán de acuerdo en que el esfuerzo mereció la pena.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

No tan afortunada fue la decisión tomada para el descenso.  Dejándonos caer desde las cercanías del Collado de Cerromalejo hacia la vertiente madrileña en busca de la pista forestal de Calle Alta, que nos hará regresar hasta el Collado de Marichiva.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

A pesar de que por allí se había celebrado la semana pasada una “carrera popular”. A pesar de que algunos amigos, eso sí, endureros, nos habían indicado que era viable. 

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

A pesar de que Fer consiguió descender sin poner pie en tierra salvo en una ocasión. A pesar de que nuestra compañera Nati ya lo había sufrido con anterioridad, tanto que su mente lo había borrado de su recuerdo… 

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

El resto sufrimos un descenso penoso en el que no conseguíamos mantenernos sobre la bicicleta e incluso acabamos desperdigados por la ladera medio extraviados.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Tres kilómetros de pista en los que me dará tiempo a dudar si los compañeros, con el lamentable descenso, habrían olvidado lo disfrutado en la cima de Peña el Águila.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

El tiempo se nos ha echado encima y lo batallado ha sido duro. No nos planteamos otra opción que tomar camino de regreso a casa, por el mismo recorrido de esta mañana, pero ahora en descenso, dejando que las piernas se vayan relajando y la mente vaya digiriendo todo lo vivido.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Aún tendremos tiempo de compartir esas cervezas que tan bien nos caen después de una formidable ruta.

AlfonsoyAmigos - Peña el Águila

Todo esto sucedió, más o menos. 

Vídeo montaje de Fernando Martin

Más fotos

Dosmiles de Guadarrama (Muy interesante reportaje)

Ir a PÁGINA DE INICIO


.Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube