domingo, 30 de mayo de 2021

AlfonsoyAmigos vuelve al Pino de la Pinosilla

 

El paraje de La Pinosilla se encuentra bajo Cabeza Lijar en un espectacular prado de montaña, donde la forma más directa de llegar es desde el Puerto de Guadarrama, pero nosotros daremos hoy una vueltecilla

AlfonsoyAmigos
Finalizando el mes de Mayo y todavía tenemos que estar pendientes de los cambios caprichosos del tiempo, que lo mismo se dispara con las temperaturas, que decide descargar inoportunos chaparrones que casi se agradecen para que asienten el polvo de los caminos y den brillo a la vegetación

AlfonsoyAmigos

Primera hora de la mañana en un San Rafael que apenas empieza a despertar. Acudo el primero al encuentro y hago una foto con el Paseo Rivera sosegado, solitario y en silencio. ¡Qué paz!

AlfonsoyAmigos

Pero esa tranquilidad dura poco, pues pasados breves minutos, los compañeros empiezan a llegar y van aparcando como si cada uno tuviera una plaza reservada, como los escolares que acuden directamente a su pupitre habitual. Y como de escolares, es el encuentro y el bullicio que se arma en un instante.

Por el final del paseo se acercan 4 jinetes son los espinariegos

Se dudó sobre la ruta a realizar hoy: Madrid, Segovia, ruta larga, ruta corta, novedosa, clásica son tantas las posibles variantes. Pero cuesta sorprender, pues ya no es raro que antes de acudir se solicite un track fidedigno o de referencia que llevarse al GPS, para saber a qué atenerse.

AlfonsoyAmigos

Con sobradas referencias sobre lo que hoy nos espera acuden a la cita: Daniel, Enrique, Forlán, Jesús, Juan, Juan Carlos, Luis Ángel, Miguel, Nacho, Patrick, Rafa, Santi y Alfonso. Y no nos iba a acompañar, pues partía de vacaciones en unos minutos, pero allí también aparecen Fer y Pilar para saludarnos a todos.

AlfonsoyAmigos

Y puede que algún lector pensara: “Y por fin se pusieron en marcha”. Pues no

Luis Ángel estrena bici y a cada cual que se encuentra le pregunta: ¿Has vito mi bici nueva?”. No cabe en sí de gozo. ¡Que la disfrutes amigo! 

AlfonsoyAmigos
Reencuentro con Daniel JR, tras una ausencia en la que ha tenido tiempo de emanciparse y que estrena e-bike (con nosotros). Está dispuesto a hacer lo que no hace su padre: Salir con AlfonsoyAmigos más a menudo.

AlfonsoyAmigos

Miguel regresa tras meses de ausencia y no tiene muy claro si ha sido por el confinamiento o por una ciática caprichosa, pero sabe que hoy le va a tocar sufrir en los ascensos y padecer en los descensos.

AlfonsoyAmigos

Juan Carlos está contento, estrena coloridas zapatillas tras haber llorado durante varios días por las viejas que aún “piensa conservar porque las cogió mucho cariño”. 

Tras haberle dicho más de uno que con un calcetín más largo se evitaría heridas en los tobillos, Nacho aparece estrenando calcetines un pelín más largos y los enseña. “Más altos no, porque el sol me deja marca”, confiesa. ¡Pero si lleva los tobillos como un cristo!

AlfonsoyAmigos

Partiendo de un mismo punto de encuentro, tan habitual, las opciones para el inicio de rutas ya son sobradamente conocidas por todos, pero nos dan oportunidad de comenzar con buen talante y armonía. Hoy, por pista forestal muy rota (que limpié cuanto pude el día anterior) en paralelo a la Nacional VI hacia las instalaciones de Iberpistas y que hemos cogido frente a la ermita del Carmen.

AlfonsoyAmigos

En estas fechas, es una delicia adentrarte en zona boscosa y seguir el cauce del río Gudillos. No perdemos ocasión de aprovechar este trazado, aunque los senderos están muy escondidos bajo hierba alta, pero están ahí, lo sabemos y nos acercamos hasta la Cerca Montosa.

AlfonsoyAmigos

Cogemos el Cordel de la Campanilla con un fácil rodar. Vamos de camino hacia las ruinas de la Casilla de Peón Caminero, pero sabemos que antes de la penúltima curva no queda más remedio que girar a la izquierda e izarnos por duro ascenso hasta la antigua Casa Hilario en el Alto del León.

AlfonsoyAmigos

Tomamos senderillo sinuoso y divertido que nos acerca a la Fuente Lobo, que dejaremos a la derecha y muy cerca de desvío hacia la Peña del Arcipreste de Hita, pero entre arbustos cogemos inicio de senderillo trialero que acabará cruzando con el PR-30, Camino de los Lomitos y finalizará en la Calle de la Carretera de la Estación de Tablada.

AlfonsoyAmigos

La Nacional VI detiene nuestra marcha frente a la antigua residencia Guadarrama, antes de que nos dejemos caer con precaución hasta el Restaurante Casa Tere. La calle Tablada obliga a apretar las lumbares en duro repecho y nos adentra en zona forestal por el Camino de las Hondillas.

AlfonsoyAmigos

Descenso rápido, por pista rota a tramos y muy sucia de palos y ramas, que hace temer por la rotura de algún radio o algo peor y no exento de llevarte algún buen golpe en las espinillas. Parada habitual en el “cruce de los plátanos” con la pista que sube desde el embalse de La Jarosa.

AlfonsoyAmigos

Dos kilómetros y medio que se hacen largos y duros antes de coger desvío por la derecha aunque antes, nos habremos detenido para reponer agua en la Fuente de las Chorreras

AlfonsoyAmigos

A nuestra izquierda quedará el Cerro de los Álamos Blancos y su nombre nos lleva al error, porque los que están allí plantados son álamos temblones. No nos hemos puesto a contarlos, pero nos dicen que en esta zona puede haber entre 100 y 150 ejemplares.

AlfonsoyAmigos

En todo nuestro recorrido podemos ver nubes que no amenazan lluvia, que no son del polvo del camino, sino del fino polvo del polen que desprenden los árboles y con el que juguetea el viento a su antojo. No tienes nada más que mirar el GPS para ver cómo se deposita y tiñe la pantalla de amarillo.

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Seguimos en ascenso, hasta llegar a altiplano ya conocido en la zona de La Gamonosa. Apenas detenemos la marcha y girando a la izquierda vemos claramente inicio de camino señalizado con poste de madera “Álamos Blancos”. Una rampa dura y pedregosa de unos 300 metros que se supera por todos con aparente facilidad y avanzamos.

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
La vegetación se abre a unas formidables vistas. Estamos a una altitud de 1475m y nos encontramos con el Pino Albar de la Pinosilla que, incluido en el Catálogo de Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid, se encuentra entre los de mayores dimensiones de esta especie, con un diámetro de 3.65m, una altura de casi 20 metros y una edad de 233 años.

AlfonsoyAmigos
Pino de la Pinosilla

Lugar ideal para el descanso, con buenas sombras y la Fuente de la Pinosilla ofreciendo agua fresca (no siempre es así).

AlfonsoyAmigosAlfonsoyAmigos

Retrocedemos en nuestro recorrido y nos detenemos de nuevo para encaramarnos a una peña para disfrutar de las vistas de Cuelgamuros y del embalse de La Jarosa que, por si alguien lo duda, debe su nombre a la abundancia de jara existente en la zona y que, a pesar de ser el más pequeño de la Comunidad de Madrid, desde este punto lo podemos ver perfectamente.

 “Ponte de blanco, Blanca, para ver en el monte la flor de la jara” (Juan Ramón Jiménez)

AlfonsoyAmigos

Seguimos en la ladera de La Gamonosa cuando cruzamos el arroyo de la Chorrera en ascenso muy duro hacia cruce con la pista de la Mina, que nos lleva a nuestro siguiente destino, el Collado de Lagasca (1601m)

AlfonsoyAmigos

AlfonsoyAmigos

Parece que algunas fuerzas ya van justillas ¿verdad Miguel?, pero aguantará sin queja, pero con cierto temor al ver que nos desviamos hacia el Cerro Piñonero. Pero para coger descenso trialero hacia el arroyo de Lagasca, que disfrutaremos con mucha habilidad y control en los tramos más difíciles de su largo recorrido. Eufóricos al final del trayecto.

AlfonsoyAmigos

Una avería de Forlán nos retrasa la entrada en San Rafael, pero manos hábiles logran solucionarlo y permiten que celebremos con unas cervezas nuestra ruta y, sobre todo, el encuentro con Andrés, que nos espera a la llegada tan emocionado como nosotros. Una alegría enorme para todos.

AlfonsoyAmigos

Ruta dura y exigente, más de lo que algunos suponían, pero sin incidentes, llegada a buena hora y muchas alegrías que celebrar.

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube Sígueme en Instagram

viernes, 28 de mayo de 2021

La fiebre de la bicicleta

 

El deporte de las ruedas de montaña se ha convertido en una vía de escape para huir del coronavirus, los cierres perimetrales y el confinamiento, siendo la localidad de El Espinar, sus montes y sus senderos uno de los destinos preferidos por los ciclistas

AlfonsoyAmigos

Reportaje de: Eduardo Redondo  - 22 mayo, 2021

La fiebre de la bicicleta es una realidad. Este deporte, que se practica al aire libre de manera individual o colectiva, se ha convertido en la actividad preferida de muchos para alejarse del día a día, del confinamiento, de los cierres perimetrales y del coronavirus, en general. Los profesionales del sector hablan ya del “boom ciclista”. Las bicicletas de menos de 1.000 euros están prácticamente agotadas, los recambios escasean y en los talleres de reparación no dan abasto.

AlfonsoyAmigos

“Durante todo el invierno si querías conseguir cualquier tipo de pieza era imposible. Llamabas a las tiendas de confianza y estaba todo agotado. La gente ha sacado las bicicletas viejas y las ha puesto a punto para salir al monte. Ha sido una auténtica fiebre”, explica un ciclista que lleva pedaleando muchos años por la localidad de El Espinar.

Por su situación geográfica, la localidad de El Espinar y la Sierra de Guadarrama se ha convertido en uno de los enclaves preferidos por los ciclistas para la práctica deportiva. Pistas forestales, caminos anchos y en buenas condiciones, un clima agradable o extremo para los más atrevidos son algunos de los alicientes que llevan a cientos de personas a elegir este destino para sus rutas.

AlfonsoyAmigos

Durante los meses de invierno el Alto del León ha sido el epicentro del ciclismo de montaña en la vertiente madrileña. Cientos de coches aparcados hasta en las cunetas han sido la tónica general cada fin de semana y grupos de hasta 40 ciclistas se han dado cita en lo más alto de la montaña para realizar recorridos de hasta 100 kilómetros.

En la vertiente segoviana la situación es parecida. Las rutas por la Garganta del Río Moros hasta el embalse del Tejo, por la carretera SG-500 o por la Pista Forestal han sido las preferidas por los segovianos durante los últimos meses.

AlfonsoyAmigos

Un claro ejemplo de la afición a la bicicleta es el blog de Alfonso Fernández, ‘AlfonsoyAmigos’ en el que cada semana su creador cuelga fotos y crónicas de las rutas del fin de semana. Durante los meses de cierre perimetral, el grupo, que cuenta con más de 40 personas, ha estado dividido entre la vertiente madrileña y la segoviana, pero las rutas en bici no han faltado.

AlfonsoyAmigos

El lema del grupo: “no dejar a ningún compañero atrás”, es un claro ejemplo de la unión que se forja alrededor del deporte. El fin de semana pasado, el primero tras el fin del estado de alarma, el grupo volvió a poder reencontrarse. Madrileños y segovianos volvieron a compartir ruta y pedales.

AlfonsoyAmigos

El recorrido, que fue diseñado por un vecino de la localidad, discurrió por la Garganta del Río Moros. Sabíamos que después de mucho tiempo cesaban las restricciones de movilidad entre comunidades y que era el momento propicio para pensar en encuentros, reencuentros y unificación de las laderas madrileña y segoviana tanto tiempo cercenada, así que se lanzan al aire unas palabras mágicas: ‘Garganta del Río Moros’. Y no hay nada más que decir”, explica Alfonso.

AlfonsoyAmigos

El lugar de encuentro, como es habitual, fue el Paseo Rivera de San Rafael, desde donde partió el grupo con casi 20 ciclistas que se dieron cita para recorrer uno de los parajes más ilustres de la localidad. La ruta tocó techo en el embalse del Tejo donde el grupo se fotografió antes de emprender la bajada.

“El descenso fue rápido pero con mucha precaución, pues nos cruzamos con andarines solitarios o con familias que salieron a disfrutar como nosotros de la naturaleza. El Puente Negro bajo nuestras ruedas, ascenso de nuevo hasta la Puerta de Campanillas, Las Mesas, y un apeadero de San Rafael que cada vez siente más nostalgia de la llegada de alegres jóvenes excursionistas”, concluye Alfonso.

AlfonsoyAmigos

Como demuestra este testimonio, la pandemia ha provocado que el deporte al aire libre esté más de moda que nunca y que la bicicleta se haya convertido en una vía de escape para el día.

Desde ‘AlfonsoyAmigos’ quieren invitar a todos los amantes de las dos ruedas a unirse a su grupo.


Domingo 30 de Mayo de 2021


Punto de encuentro:  Paseo Rivera de San Rafael. 
Hora de encuentro: 8,45

AlfonsoyAmigos

N
o va a ser esta una de las rutas más duras, ni de las más difíciles, ni tan siquiera de las de más kilometraje, así que puede que pienses que es buen momento para quedarte tumbado en el sofá. Allá . ¡Luego no te lamentes!

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube Sígueme en Instagram