domingo, 13 de octubre de 2019

AlfonsoyAmigos en el Hayedo de la Tejera Negra 2019


Aprovecha cada día, cada instante de tu vida, porque sólo los recuerdos son capaces de paralizar el tiempo

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra

Fotografías: Miguel Ángel y Alfonso

No es la primera vez que AlfonsoyAmigos visita el Hayedo de la Tejera Negra. En anteriores ocasiones fijábamos la línea de meta de nuestra ruta en la localidad de El Muyo (Segovia), pero esta vez hemos optado por abandonar tierras segovianas y llegar hasta Cantalojas (Guadalajara).


AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Me veo en mi coche a hora temprana y recorriendo carretera bajo un cielo muy oscuro. En algún momento me parece oír a un lobo aullando, tal vez a la luna llena que se empeña en ocultarse tras las nubes. Solamente pasado el puerto de Somosierra, cuando Madrid se despide con un “hasta pronto”, la mañana empieza a clarear.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
La ruta que hemos propuesto es para toda época, pero sabemos que es en la estación otoñal cuando se puede disfrutar de su mayor esplendor. Pero la naturaleza es sabia y caprichosa.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Ha sido preciso un desplazamiento de algo más de dos horas, nos ha tocado madrugar cuando las mañanas ya son frescas…, pero confiando acertar con las mejores fechas hemos acudido: Andrés, Ángel, Jesús, Luis Ángel, Miguel Ángel y Alfonso.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Sabíamos que había zonas protegidas que no podríamos recorrer pero esperábamos, porque así ha sido en otras ocasiones, poder disfrutar de un auténtico espectáculo cromático, una explosión de colores que justificaran sobradamente nuestra visita al Hayedo de Tejera Negra.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Conocemos de antemano que no acudirán más compañeros que los que ya cruzamos abrazos, pero lamentamos su ausencia. Nuevas fechas y formidables rutas nos volverán a unir.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Partimos dejando atrás Cantalojas y el Camping-Restaurante Los Bonales, donde hemos dejado los coches y a donde regresaremos para comer al final de ruta.

Las primeras pedaladas nos acercan al Centro de Interpretación de la Naturaleza por donde, una hora más tarde, comenzarán a entrar los coches de visitantes del Hayedo que nos encontraremos avanzada nuestra ruta.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
En el primer cruce ya nos desviamos por la derecha, por una pista que parece haber sido arreglada después de nuestra última visita, allá por octubre de 2016, pero en aquella ocasión el frío otoñal ya había hecho presencia.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
El ascenso es llevadero, aunque durante unos kilómetros tendremos como compañero a un viento racheado que pugna por tirarnos y ralentizar la marcha. No obstante, Andrés y Jesús se adelantan a buen ritmo, sin percatarse de que el resto ya hemos hecho varias paradas para lanzar las primeras fotos.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Apenas once kilómetros recorridos y alcanzamos el Collado del Puerto de los Infantes, que delimita Guadalajara y Segovia, y que nos permite visualizar a lo lejos el pueblo de El Muyo y recordar el último tramo durísimo que superábamos para llegar a este collado desde su cara norte.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
No podemos detenernos mucho más para dar explicaciones a un Jesús que realiza su primera visita a estos lares, ya que el aire frío es intenso y desagradable en este punto.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Los descensos y ascensos prolongados se alternan en una pista en la que se imprime buena velocidad, pero no tanta como para no permitirnos disfrutar del hermoso paisaje.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
A la altura de El Casarejo, la pista se abre para dar vista a una hermosa ladera que nos resulta muy conocida. Es el momento de desviarnos y aprovechar para hacer más fotos antes de descender con precaución por una trialera que resbala mucho por la tierra seca y lajas de pizarra suelta.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Hoy vadear el Río Lillas resulta sencillo, pues apenas discurre agua por su cauce. Un empleado del Parque se nos acerca al vernos junto a la fuente de la que reponemos agua. Nos ha visto bajar por la trialera y nos sugiere que para otra ocasión tomemos otra bajada más a la derecha que es menos complicada. Además, se interesa por cual será nuestro recorrido e informa de los lugares que encontraremos de peor paso. Muchas gracias amigo, muy atento y amable.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Nos alejamos del río tomando pista en ascenso. Ahora sí que nos encontraremos en sentido contrario a números vehículos que acceden hasta este punto tan bello para iniciar sus excursiones.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Se agrade girar a la derecha y tomar pista prohibida para los coches, pero que pronto empezará a tomar desnivel. El aire vuelve a hacerse presente y cada uno coge su ritmo.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
En el Collado del Hornillo alcanzaremos el punto más alto de nuestra ruta a 1641 m. Será obligada la foto junto al panel que informa de que estamos en el Parque Natural del Hayedo de Tejera Negra, justo donde empieza la pista peatonal de acceso prohibido sin permisos.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
No nos queremos perder las fotos y aguantamos el viento, pero ahora viene un largo descenso. Hayas con ejemplares de más de 300 años y otras especies protegidas como tejos, acebos y abedules están al alcance de nuestros ojos, pero reconozco no ser capaz de distinguirlos.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Giramos a la derecha y avanzamos como buscando el nacimiento del Arroyo de la Zarza, allá en el glaciar de La Buitrera y que discurre bastantes metros ladera abajo; teniendo que afrontar dos, tres y hasta cuatro repechos duros, adentrándonos en la zona más bonita de nuestro recorrido.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Las hojas que ya han caído de los árboles tienen su característico color ocre admirado y las que aún permanecen en las ramas conservan distintas y preciosas tonalidades de verde, aunque en los paisajes lejanos aún no aparecen las pinceladas de color que buscábamos. Aun así, a cada pocos metros entran ganas de pararse y disfrutar con calma del hermoso paisaje.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Algo más de dos kilómetros que recorremos de ida y de vuelta, pero con un esfuerzo que ha merecido la pena.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Recordamos los consejos que nos dio el empleado del Parque y bajamos con precaución en busca de un Arroyo del Hornillo, que vadeamos sin dificultad antes de encontrarnos (y lo sabíamos) con el desnivel más pronunciado de la ruta.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Tras superar el primer repecho, Ángel da cuenta de que ha pinchado. El equipo de rescate se pone manos a la obra, pero es algo más que un pinchazo y pronto nos daremos cuenta de ello. El aire que se intenta introducir en la rueda tubelizada escapa rápidamente por una buena raja en la cubierta.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Serán necesarios varios artilugios y algunos minutos infructuosos para que finalmente se acabe poniendo una cámara y podamos seguir adelante. La temperatura ahora ideal, preciosas las vistas… no hay prisa.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Veo con orgullo que mis compañeros superan finalmente los fuertes repechones junto a las Hoyas de las Lilas. ¡Bravo por todos ellos!

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
La noche me confunde y no recuerdo bien si es poco más adelante donde Miguel Ángel avisa de que ahora es él el que pierde aire. Se soluciona más rápido, no hay nada más que cambiar la cámara.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Vamos por el valle, con hermosos parajes junto al Arroyo de la Hoz, ahora con poca agua, pero que conserva su encanto y las praderas verdes en las que pacen tranquilamente unas vacas privilegiadas.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Nuestra ruta va llegando a su fin y se empiezan a escuchar los primeros rugidos en los estómagos. Se acelera el ritmo y en un plis plas ya estamos de nuevo junto a los coches.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Abrazos de fin de ruta y sonrisas que han sido generosas durante toda la hermosa ruta. Con las piernas resentidas, el esfuerzo no ha escaseado, pero contentos de haber podido acudir.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Nos da tiempo a asearnos antes de sentarnos a la mesa y se atendidos con sonrisas y amabilidad por María, la dueña del Restaurante Los Bonales.

AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra
Aún tendremos que volver a casa y aguantar más de un atasco en la carretera. ¿Qué si nos ha merecido la pena? No os quepa la menor duda. 
AlfonsoyAmigos - Hayedo Tejera Negra



.Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube




14 comentarios:

  1. Otro rutón ¡¡¡ espléndido de colorido y de paisajes otoñales... y magnífica guia de Alfonso que combinó rutas anteriores con alguna variante. Tambien muy buena la idea de salir del camping donde nos atendieron en la comida como a unos reyes.

    Otro día para enmarcar de AyA ¡¡¡
    hasta la próxima y buena semana a todos ¡¡

    ResponderEliminar
  2. Toda mi admiración, un saludo a todos y gracias por compartirlo.
    Fer Herranz Rom

    ResponderEliminar
  3. No paráis, sois como correcaminos.
    Francisco Javier Sánchez Alonso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Párate y el mundo te adelantará. Un saludo Francisco Javier.

      Eliminar
  4. Vaya
    Aprecio que esta vez la ruta ha sido tranquila a pesar de los pinchazos.
    Gajes del oficio ¡¡¡
    Este fin de semana,he tenido la suerte de poder disfrutar de un maravilloso viaje
    Entre otras cosas,he conocido las Alpujarras.
    Maravilloso.
    Valles impresionantes.
    He venido encantada de poder vivir en directo tanta maravilla de naturaleza.
    Me he cruzado con cantidad de ciclistas.
    Y por supuesto, me han hecho acordarme de vosotros.
    Un saludo. Charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco lejos nos cogen las Alpujarras pero ¿quién sabe? cualquier día tiene AlfonsoyAmigos una rutita por allí. Nos alegramos de que hayas disfrutado Charo. Saludos.

      Eliminar
  5. Por lo que he visto esta ruta ha sido tranquila a pesar de los pinchazos.
    Gajes del oficio ¡¡¡¡
    Este fin de semana he tenido el placer de visitar las Alpujarras.
    Maravillos valles
    Y he podido apreciar las maravillas de la naturaleza.
    Me he cruzado con cantidad de ciclistas.
    Y por supuesto,me he acordado de vosotros.
    Un saludo. Charo

    ResponderEliminar
  6. Demasiado pronto habéis ido para poder apreciar colorido otoñal, Alfonso
    Carlos Centeno.

    ResponderEliminar
  7. Hace tres años, en las mismas fechas, ya nos habíamos pasado. La naturaleza no sabe de matemáticas, pero fue precioso en cualquier caso. Un saludo amigo Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí depende mucho de cómo hayan sido las temperaturas y la cantidad de precipitación que haya habido. Carlos Centeno.

      Eliminar
  8. Buen momento elegisteis para hacer esa ruta. Saludos.
    Ángel Manuel Martín Vielva

    ResponderEliminar
  9. Camino del P.N. de la Tejera Negra iba tratando de recordar parajes y los sitios por donde en las tres anteriores rutas que hice por allí pero, en un momento y de repente la carretera me resultó desconocida y, la sensación de qué lo qué íbamos hacer era una nueva;
    Al empezar en un punto diferente, fue ruta nueva.
    Reconocimos diversos tramos y mi sensación en toda la ruta fue muy bonita y aunque los colores no habían alcanzado los tonos pastel del otoño, sigue siendo maravilloso de ver.

    Después, compartiendo mesa, seguimos departiendo entre risas y cometarios y... Sí Luego nos metimos de lleno, otra vez en ese otro mundo de atascos y rutina....

    Gracias compañeros...

    Alfonso, gracias...por todo y por lo bien que salió.

    Sed Felices. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Mucho me dolió el perdeme esta ruta, pero como sabéis las tiendas de bicicletas no son muy cumplidoras en los plazos de entrega tras reparación, aún hoy estoy esperando que llegue la horquilla.

    Me alegro que disfrutarais del día y de la ruta.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.