domingo, 21 de febrero de 2021

De Canencia a El Espartal con AlfonsoyAmigos

 

Este mundo es demasiado GRANDE para pasar nuestro TIEMPO en un solo LUGAR


AlfonsoyAmigos

Así que, una vez más, rebuscamos por aquí y por allá en el mapa COVID de la Comunidad, alegrándonos cada vez que aparecen más municipios y zonas sombreadas en un “rosa suave” que nos abre puertas a la esperanza.

AlfonsoyAmigos

AlfonsoyAmigos

Entramos por una de esas puertas y nos vamos a la vertiente sur de la sierra de Guadarrama, en las cercanías de Bustarviejo, villa fundada por Alfonso VI, para encontrarnos en el aparcamiento del área recreativa del Puerto de Canencia (1524 m), que comunica las localidades de Miraflores de la Sierra y Canencia.

AlfonsoyAmigos

AlfonsoyAmigos

¿Quiénes acuden a la cita?, Pues yo os lo cuento: Ángel, Enrique, Ernesto, Juan, Luis Ángel, Rafa y Alfonso.

AlfonsoyAmigos

El día fresco a primeras horas, pero con trazas engañosas de mejorar a lo largo de la mañana. El aparcamiento, tranquilo y muy despejado, panorama muy alejado del que encontraremos a nuestro regreso. La zona ya nos resulta conocida de anteriores ocasiones y la memoria nos trae a todos del recuerdo tramos de dureza que seguro que hoy tampoco van a faltar.

AlfonsoyAmigos

AlfonsoyAmigos

Nuestras primeras pedaladas recorren una pista ancha que en apenas kilómetro y medio nos lleva hasta la antigua Casa del Hornillo, hoy el Centro de Educación Ambiental el Hornillo y desde aquí a la primera bifurcación de caminos que cogemos por la derecha para seguir la Senda del Arroyo del Sestil del Maillo.

AlfonsoyAmigos

Nos acercamos al Mirador de la Chorrera de Mojonavalle, junto al arroyo del Toril y hacemos algunas fotos. Se podría subir a pie hasta la mismísima Chorrera (cascada), que surge en el nacimiento del arroyo, pero no con las bicis.

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Como novedad, hoy no volvemos atrás a la bifurcación de caminos, sino que seguimos avanzando entre pinos albares, tejos, robles y serbales por una más que preciosa senda que en descenso nos lleva al Puente de la Pasada en la M-629 y nos salimos de nuevo en la siguiente curva para comenzar ascenso por el Abedular de Canencia, pequeño bosque de abedules centenarios y de origen glaciar.

AlfonsoyAmigos

Son casi 5,5 kms y en ascenso continuo con desniveles que no bajan del 8 y 9% en muchos tramos, hasta el Collado del Hontanar (1731 m), donde parece que han abierto todas las Puertas de la Sierra de Guadarrama y nos falta poco para acabar todos volando. Nos cuesta ponernos a cobijo para tomar tranquilamente una barrita y un trago de agua.

AlfonsoyAmigos

Trazamos un bucle nuevo en lugar de coger el primer tramo del cortafuegos, pero apenas ganamos unos metros antes de volver a tomar trazado ya conocido hacia el punto más alto de la ruta en el Cancho de los Altares (1768 m). Por delante, el cordel hasta el Alto del Espartal (1733 m) que te hace recorrer una serie de duros toboganes que impresionan a la vista y que cada cual ataca con sus fuerzas, olvidándose de amigos y conocidos.

AlfonsoyAmigos

AlfonsoyAmigos

Subidas duras y descensos a gran velocidad por los Altos del Hontanar, sin opción a disfrutar de las vistas generosas que nos rodean. Un respiro al alcanzar el punto geodésico e irremediable las fotos para el recuerdo. Juan pregunta si reconocemos los montes que nos rodean:

AlfonsoyAmigos

AlfonsoyAmigos

"He subido a miradores, balcones u oteaderos naturales en las sierras madrileñas y vecinas con magníficas vistas de todo su entorno. Pero el Espartal es posiblemente el mejor mirador de las sierras de Madrid. Desde su cumbre podemos observar la Cuerda Larga, El Pto de Cotos, Peñalara y pto del Nevero, el Reventón, Malagosto, los Hoyos Borrascoso y Cerrado, El Nevero, Pto de Lozoya/Navafría, Los Reajos, Colgadizos, Pto de Somosierra, Cebollera Vieja, Cuerda de la Pinilla con el Lobo, el Cerrón, el Ocejón, Tornera, Centenera, Peña la Cabra, el Mondalindo, Cabeza de la Braña y el Collado Cerrado, el Pto de Canencia, Sierras de la Morcuera, nacimiento y cabecera del arroyo de Canencia, los pueblos de Garganta de los Montes, Canencia, Lozoya, Pinilla, y Rascafría con el Paular; así como el amplio Valle del Lozoya con el embalse de Pinilla...Si con todo esto este "balcón natural" no es el mejor de estas sierras, que alguien me diga otro con mejores vistas."  Rafael Rodríguez, https://www.guadarramaymas.com/

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos
Después de sentirnos unos privilegiados seguimos adelante. Hoy dejamos a la izquierda el bonito y duro a tramos descenso hacia el Embalse de la Pinilla, más adelante se puede ver también el Embalse de Riosequillo y continuamos por senderos complicados al principio y más amplios después hacia el alto de la Cachiporrilla (1620 m) y  más arriba hasta la caseta de vigilancia en el Cancho Negro con magnífico mirador, pero donde el viento molesto vuelve a aparecer.

AlfonsoyAmigos
Nos espera un largo descenso de más de 7 kms por pista forestal, que te permite disfrutar de la vista de verdes y húmedas dehesas y comentar lo fantástico de lo recorrido hasta el momento. Ocasión para acordarnos de los compañeros que no nos han podido acompañar y el deseo de volver a realizar juntos esta ruta  en breve.

 

AlfonsoyAmigos
AlfonsoyAmigos

Estamos en el punto más bajo de la ruta al alcanzar la M-629, pero rápido la abandonamos para coger de nuevo pista forestal que en los primeros 3 kilómetros ya nos será conocida, pero sólo hasta alcanzar encrucijada de tres caminos. Ángel marcha delante de mí a buen ritmo y pienso que ha tomado el camino correcto. Yo hago amago de entrada a las tres opciones para estar seguro de que no interpreto mal el GPS y cuando llegan Enrique y Ernesto les indico: Por la derecha.

AlfonsoyAmigos

AlfonsoyAmigos

Allí me quedo, en un pequeño espacio soleado, mientras llegan los demás y para darlos la misma indicación y que no haya extravíos. Preocupa que el camino se inicia con gran bajada que, naturalmente, habrá que recuperar.

AlfonsoyAmigos

Walkies, ¿para qué os tenemos?... “Ángel, ¿vas delante?, ¿has cogido el sendero de la derecha?” La respuesta no es la esperada, Ángel ha cogido por inercia el giro habitual y conocido, con lo que le tenemos detrás de nosotros. Me quedaré a esperarlo mientras el resto avanza.

AlfonsoyAmigos

Este nuevo trazado alarga y endurece la ruta, pero lo cierto es que nos ofrece unos parajes abiertos y muchos más bellos por los márgenes del arroyo de los Tejos y adentrándonos en el Prado Toril que rezuma agua por todos sus costados en el nacimiento del arroyo de las Chorreras, además de conservar bastante nieve sobre la que tendremos que rodar. La temperatura está bajando.

AlfonsoyAmigos

Delante parece que aprietan la marcha, hay algunos compromisos para llegar pronto a comer y ahora, para hacer el resto del recorrido, me quedo con Juan y juntos avanzamos disfrutando del hermoso espectáculo que se nos presenta.

AlfonsoyAmigos

Vadeamos el arroyo del Toril y ¡hemos dejado de subir! Los cinco kilómetros que tenemos por delante ya son en descenso rápido, al menos la primera parte y hasta llegar de nuevo a la Casa del Hornillo, pero el resto será muy lento, cruzándonos con gran cantidad de excursionistas que, con niños corriendo o en cochecito, con perros atados o sueltos, con grupos de a uno o “jugando a tapar la calle” encontramos a contra marcha obligándonos a proseguir en continuo zigzagueo de esquivo.

AlfonsoyAmigos

¡Caray! ¿Qué regalan aquí? La zona está plagada de vehículos, aparcados en las zonas habilitadas y en cuantos márgenes de la pista o carretera les ha permitido Y que conste que el día está nublado y refresca. ¿Qué será cuando haga buen tiempo? Todos necesitamos respirar aire puro y disfrutar de la naturaleza.

AlfonsoyAmigos

A tiempo de ver las caras de los compañeros que muestran una mezcla de cansancio/satisfacción difícil de explicar. Tremenda ruta la de hoy, por su dureza y por su belleza que, no lo dudéis volveremos a recorrer JUNTOS.

Espero que os gusten las fotos. Pincha en la carpeta para verlas todas.


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube Sígueme en Instagram

10 comentarios:

  1. Como me comentó Alfonso, buena pinta tiene la ruta, sí señor, sin duda está pendiente de recorrer todos juntos, esperemos que más pronto que tarde.

    Fuerte abrazo amigos.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante ruta. De las mas duras y bonitas que recuerdo. Se mezclan las vistas interminables, la sensación placentera de estar SOLOS en los montes (siempre bien acompañado por AyA) e integrados en ellos. Te deja una sensación final de haber hecho un buen trabajo, sobre todo por el esfuerzo interminable y final, cuando ya llevas un buen puñado de km y de desnivel en las piernas.

    Agradecido a Alfonso como compañero final de este difícil tramo, que se sube con la cabeza, como siempre. Una vez superado te fortalece física y mentalmente, y todos sabemos lo importante que es tener un control mental para afrontar y superar los tramos difíciles.

    Deseando repetirla y en compañía de nuestros compañeros del otro lado de la sierra, que añoramos en cada ruta. Pronto reunificados.

    Y como no, con los de este lado del muro, compañeros infatigables domingo tras domingo. Gracias a todos por estar ahí.

    ResponderEliminar
  3. Ruta impresionante esta de hoy.
    Ruton de los antologicos. Recorrida toda la cuerda de Canencia con vistas imponentes para acabar subiendo esos últimos 7 km y 700 metros de desnivel. Una auténtica tortura esos km para llegar a los coches. Por un momento crei que esa subida SI IBA A DURARA TODA LA VIDA. Un martirio inacabable, aunque al final todo se acaba.

    Y sin embargo la llegada a los coches un “desastre”, sabiendo que era sábado y mañana no montaremos, con lo cual no puedo decir eso de.....El domingo que viene cada vez mas cerca.

    Preciosa ruta, imponente en todos los sentidos y marcada por esos 39 Km y 1370 mts. de desnivel (!!!!)

    Un nivel del grupo increible, ilusión y buena forma física en ambas mismas dosis.

    Recuerdos para todos los que por un motivo u otro no pudieron montar con nosotros, pero siempre con nosotros.

    Terrible fin de ruta que saco lo mejor de cada uno de nosotros. Extenuados pero deseando que llegue la próxima semana y convocatoria. Verdad amigos?

    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
  4. una gozada, los comentarios y las fotos, pero... ARRRRG, no va el enlace hacia wikiloc... snif, cuando podais, arreglarlo, plis.

    ResponderEliminar
  5. A estas alturas ya no sé si la vena poética es contagiosa o innata en lo más profundo de algunos seres sensibles. En cualquier caso, bienvenida sea y me alegra. Muy bonito Ángel.
    Entusiasmados Jesús y Edu con la posibilidad de acompañarnos este próximo domingo.
    ¡Ah! en una de las fotos en el punto geodésico hay un gazapo...

    ResponderEliminar
  6. Vamos carnicero de El Espinar, dale cana..

    ResponderEliminar
  7. Vamos chicos, a por todas....soys grandes....

    ResponderEliminar
  8. Un gusto poder descubrir nuevas rutas y que sean del agrado de todos. Estamos acumulando muchos recorridos inéditos para el grupo y ese pensamiento de que el mundo es muy grande y merece la pena explorarlo, ya que estamos encontrando rutas, paisajes y caminos fantásticos.

    Pd.- Aquí quiero reseñar que fue Chicho el que una vez en la Chorrera de Mojonavalle nos indicó la trialera que cogimos ayer, si bien al no tener claro como continuar la descartamos. Ya os digo, que esa trialera se incorporará a las rutas porque no tiene desperdicio.

    ResponderEliminar
  9. Ángel Sierra 22 de febrero de 2021, 18:34
    Ojiplatico sigo, dos días después, recordando el sábado. Recorriendo con la crónica, los comentarios, la mente y ,sobre todo, las espléndidas fotografías del álbum de nuevo las cumbres y valles, las pistas, los senderos… y llegar al mirador de El Espartal. A pesar del oscuro y ventoso día, o quizás por ello, con la altura, los ojos miraban hacia abajo pueblos, como Canencia, embalses, como Riosequillo, pinares, Peñalara nevado… ¿Cómo dejar de mirar?
    Costó dejar el mirador solo otra vez, quedándose desolado con nuestra marcha o alegre por volver a la serena soledad, quietud y silencio, únicamente roto por el viento racheado. De allí partimos, sabiendo solo a medias, lo que nos esperaba por la dureza del trazado hacia los coches. Sin embargo, no sabíamos del cambio de tiempo, con la bajada de temperatura.

    La cabeza. Si, Juan. La cabeza es más importante. Quizá, más que las piernas y tener a alguien como Alfonso a tu lado.

    Pero a pesar del esfuerzo hecho, del aire helado, del agua, del barro y de la nieve en las pistas, los parajes seguían siendo una maravilla. Después, de tanto "escalar dando pedales", aparece esa bajada maravillosa y... que felicidad esos apenas dos kms. Para... para! para!
    Rafa! Uffff!! De repente, la barabunta!!
    No, no eran las temidas hormigas de Sudamérica pero lo parecía. Nos costó llegar al aparcamiento, dónde fue todavía peor. La Romería, sin San Ántonio, también me impresionó.

    Pero ese sabor en la "boca" de entusiasmada felicidad no nos la empañaron, felicitandolos por lo vívido, esperando repetir con quién ya sabéis.

    Sed Felices. Un abrazo.



    Pd. Gracias Enrique por proyectar y producir rutas tan fantásticas!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.