domingo, 28 de abril de 2013

Tejera Negra


Cuando esta mañana me ha sonado el despertador, el sobresalto ha sido de los de época. Debía estar inmerso en un bonito sueño, pero ya estamos en pié. Hoy tenemos por delante un estupendo día y no cuesta tanto levantarse.
El aseo personal (intransferible) y el desayuno que siempre disfruto, no importa la hora, mientras doy repaso mental: La bicicleta cargada en el coche y dispuestos los aparejos necesarios para la ruta.  Pero en un rincón de casa habré olvidado algo.


alfonsoyamigos
Conviene abrigarse a primera hora, estamos unos grados bajo cero y hay que lanzarse a la calle de noche.
alfonsoyamigos
Pero no soy el primero, tampoco el último. De noche, a la luz de los faroles y con el destello de algunos intermitentes de los coches nos vamos agrupando. Nos alegra encontrarnos y así lo demostramos.
Recuerdo que, cuando este grupillo empezó a coincidir hace un par de años, hice todo lo posible por conseguir que, nuestros encuentros, fueran los de los hermanos que saben que van a compartir esfuerzos y emociones, no importaba que el compañero lo fuera por primera vez. Hoy, veo con satisfacción que los intercambios de saludos y muestras de cariño son abundantes y sinceros. ¡Genial grupo!


alfonsoyamigos

Santi Calleja planificó perfectamente el cruce de hombres, máquinas y coches. Cada cual sabe perfectamente a donde dirigirse, no hay dudas y además, algunas bicicletas ya fueron cargadas ayer.


alfonsoyamigos

La expedición de coches marcha en busca de la luz del día, al encuentro de tierras lejanas, diferentes pero no mejores. En la caravana me acompañan, con mucho ánimo, Andrés, Bombi, Fernando, Ferluy, Galo, Javier B, Iraitz, José “Cheli”, Josito, Juan, Santi Calleja, Santi Fernández, Sergio y Toño.


alfonsoyamigos

Llevo en el coche a Fernando y a José “Bombi” y me acuerdo de aquel chiste infantil: “¡Fernando!, aquí no se puede dormir –dice Bombi. Claro –contesta Fernando- no paras de hablar” y es que José no se calla ni con la boca llena de polvorones, pero nos hace el viaje ameno, aunque Fernando le escucha atentamente, pero con los ojos cerrados, para no distraerse.


alfonsoyamigos
Toño nos saluda

Será ahora, cuando llegamos a Riaza y paramos para tomar un cafelito, cuando finalmente recuerdo lo que olvidé en casa: El postre.
Sí, nos dijeron que donde íbamos a comer no tenían postres. Quise tener un detalle y el único resultado de mi olvido es que estoy a dieta de flanes de queso (16) para evitar que caduquen.


alfonsoyamigos

Esperamos que el día sea aún más genial, si nos toca la primitiva o bono-loto (no entiendo) que hemos echado entre todos.
Cuando llegamos al precioso rincón que es El Muyo, con escasas casas de lajas negras, nos sale a recibir y da la bienvenida nuestro anfitrión Ramón, con el que hemos contratado comida para los 16.
alfonsoyamigos

Saludar a Enrique, que ha llegado desde Madrid y a poner a punto las máquinas para partir cuanto antes.
No son las 9,00 pero casi y a rodar, temerosos porque sabemos que nos tenemos que enfrentar a la primera pared, así en frío, sin anestesia.
La fila de ciclistas se alarga como si fuera de goma, se distiende de manera forzada y en algún momento parece estar a punto de romperse y dejar caer a alguno de sus miembros, pero arriba, en el cerro, la goma que era de buena calidad se recupera y nos agrupa a todos. ¡¡Uff!!.
En el estómago de alguno el desayuno se corre una juerga y aún se hará notar más al atacar el segundo y duro repechón, que somete a dura prueba a máquinas y hombres.


alfonsoyamigos
Toño ha perdido la cabeza

No hace demasiado frío, ha habido días peores, pero nos acompañará durante todo el recorrido un aire cortante como cuchillo que te va curtiendo la cara y que se cuela por cualquier resquicio de la equipación.
Estamos en la cresta, en el Collado de Puerto Infante, junto a la Cotera, “entre Pinto y Valdemoro” o, mejor dicho, entre Guadalajara y Segovia. A la vista, a un lado y otro, dos impresionantes gargantas que disputan en belleza. Hoy nos dejaremos querer por la vertiente de Guadalajara.
Marchamos bien, muy bien, disfrutando del entorno, aunque al principio a alguien se le ha ido la mano echando grava en el camino y resulta molesto y complicado rodar.



alfonsoyamigos

Toboganes naturales que se afrontan sin problemas y en una parada, Santi F nos prové a cada uno de un estupendo plátano, ¿cuántos llevaba en la mochila?. Ahora, sin lastre, marchará más ligero. Gracias Santi.
alfonsoyamigos
Fernando
Recuerdo que hace años, cuando circulábamos por esta zona en otra época del año, los níscalos y boletus casi saltaban directamente a la mochila y con pesar tenías que rechazarles.
Un ramal del camino por la izquierda y Galo nos da bien el alto. Se que otros grupos cometieron error de seguir sin tomar la desviación. Enrique y Santi Calleja confirman con su gps.
Los que conocemos el descenso avisamos, pero las máquinas se dejan caer animosas con sus dueños a cuestas. Tienes que hacer gran esfuerzo para retenerlas. Es trialera con bastante desnivel y peligrosa por la piedra suelta. Junto a nosotros discurre el Arroyo Valdebecerril.


alfonsoyamigos
Ferluy

A Bombi se le ve en forma y animoso desde el primer momento y ahora no quiere ser menos. Se lanza con los más atrevidos sin muchos miramientos y digo bien, se lanza, pues a los pocos metros decidirá despedirse de su bicicleta por unos momentos y volar en solitario. Parece ser que la caída es espectacular, fea, pero él es fuerte y joven, lo que le permite salir airoso. Alguna molestia tendrá a estas alturas.


Al final de la trialera, la zona de aparcamientos y el Río Lillas, que discurre por el valle recogiendo agua de varios arroyos en pocos cientos de metros y hoy va con crecida. Nos vemos todos obligados a cruzar, los atrevidos y los indecisos, con mejor o peor fortuna, de un tirón o a varios, con o sin resbalón, mojándote los pies o manteniéndolos secos hasta el otro lado. El que ya ha cruzado y el que espera turno, dan instrucciones confusas, a veces contradictorias, al que lo va a intentar y observan cruzar al resto de compañeros, tal vez con la malévola esperanza de que alguno acabe en el agua.


alfonsoyamigos

Las risas y el humor se acumulan, todos somos protagonistas.
No hay nadie en el aparcamiento y no nos hemos cruzado con ningún deportista, extraño, muy extraño. Nadie ha sido tan atrevido o tal vez hayan cerrado la Garganta para nosotros, sucesos inexplicables...


alfonsoyamigos

Retomamos la marcha por pista forestal. El porcentaje de desnivel va en aumento y nuestra caravana vuelve a alargarse. Algunos prefieren ver el panorama de nuestro ascenso desde otra perspectiva, la de atrás. La próxima vez les dejo la cámara de fotos.
No hay pérdida, giro pronunciado a la derecha para coger desvió hacia el Collado del Hornillo y a continuar el ascenso, aumentando el desnivel poco a poco, alejándonos de ese precioso valle en el que el Río Lillas se antoja ahora muy lejano, muy pequeño, como si formara parte de una maqueta de juguete.


alfonsoyamigos

Estamos en el alto, junto al cartel rústico de madera que indica el “Parque Natural del Hayedo de la Tejera Negra”, nuestra meta principal. El punto más alto de la ruta a 1629 m. A nuestra derecha dejamos la Senda Ecológica, de precioso recorrido, que otrora permitieran recorrer en bicicleta y hoy solamente a pié.





alfonsoyamigos

Llegados a este punto, dos opciones: Desandar camino hasta el último cruce para seguir por la pista principal o seguir adelante, para adentrarnos en el siguiente valle. Galo nos anima a continuar y el resto de ciclistas todavía somos capaces de sonreír, señal inequívoca de que debemos continuar.


alfonsoyamigos

Grandiosas las vistas de este nuevo valle, con grandes plantaciones de hayas que aún no tienen su colorido más favorecedor, pero que ya anticipan lo que llegarán a ser.
Galo nos ha asegurado que ya es toda cuesta abajo y en los primeros kilómetros así se va cumpliendo. Descenso vertiginoso, siempre en proporción al riesgo que quieres asumir, aunque te encuentras tramos del camino muy cortados por la erosión de las lluvias, que te obligan a extremar la precaución.

alfonsoyamigos
Y aquí nos llega un regalito cuando, después de tan rápido descenso, de repente nos encontramos con un “paredón”, que debían utilizar para fusilar a traidores. Galo pone cara como de: “Pues ayer no estaba aquí” y sonríe.
El plato grande sustituye inmediatamente al pequeño y tienes que tirar de dientes hasta de tu propia dentadura, todos son pocos. El desnivel de “toma pan y moja” y las fuerzas que ya van mermadas. Creo que no soy indiscreto si digo que la mayoría tuvimos que poner pie en tierra. Vale, vale, alguno llegó hasta arriba sin esfuerzo aparente.


alfonsoyamigos

Nuevo descenso continuado, disfrutando de cada tobogán, de cada curva, reduciendo altitud hasta llegar nuevamente a nivel del Río. Nos hemos vuelto a cruzar con el valle anterior.Y como hemos ido despacito abajo, abajo (booommmbaaaa), pues ahora toca subir y allá que vamos.
alfonsoyamigos
Bombi, Galo y Toño

El desnivel es muy llevadero, fácil para coger buen ritmo de marcha, pero los kms se acumulan y algunos compañeros que han aguantado bien hasta aquí empiezan a notarlo en las piernas, hace tiempo que no hacen rutas tan largas.
Juan siempre es el sacrificado principal del grupo y escolta a los rezagados en todo momento sin una queja. Cuando la marcha se lanza allá que va, pero cuando alguien se descuelga puede contar con la compañía de Juan. Gracias en nombre de todos amigo, se te reconoce.


alfonsoyamigos

El GPS de Santi Calleja avisa de que estamos alcanzando nuevamente el Collado de Puerto Infante. La marcha se anima para los que nos quedan fuerzas. Se diría que queremos volver cuanto antes a la provincia de Segovia.



No hemos tenido pinchazos, a pesar de que la piedra del camino, con mucha pizarra en ocasiones, invita a temer algún corte en las cubiertas. Sin embargo, Iraitz sufre continuos desajustes de su mecánica y le han impedido disfrutar a tope.
Enrique, al que hemos visto menos últimamente, aguanta la marcha y ya pregunta por la próxima. Andrés, el hombre impasible en ruta pero de fácil sonrisa y Fernando, en su propósito continuo de perder peso y siempre sacrificado, ahí están, sin hacer alardes, pero sin quejas. También ha llegado Josito, con sus zapatillas, sin rastreles ni automáticos, pero como un campeón.


alfonsoyamigos

Javier, ha llegado al alto con los de cabeza. Lo mismo le hemos visto abriendo marcha que con el grupo de cola. Creo que nadie conoce de verdad su forma física pero mal, lo que se dice mal, no va.
alfonsoyamigos
Alfonso con Ramón y Encarna

Toño y yo, con el temor de que nuestras rodillas se quejen más de lo debido, hemos compartido gran parte de la ruta y nos hemos reido mucho juntos.
Hemos puesto a las respectivas bastante a prueba.y el resultado ha sido bueno.



El resto, perdonadme, que no os nombre uno a uno, que gozáis de una excelente y adecuada forma para disfrutar de cada salida.


alfonsoyamigos

Ahí estamos todos, en el Collado, con los pies ya en Segovia y listos para afrontar los últimos kms. Sabemos que nos queda un repechón, pero será corto, el último y después la satisfacción de haber realizado una gran ruta. Además, entre los ecos del valle se escucha a un Arroz al Horno gritar: “cómeme, cómeme”.

Pincha para ver el vídeo


viernes, 26 de abril de 2013

Fuente de los Gabarreros


1ª Edición agotada
¡Estamos de enhorabuena! Nuestro buen amigo Javier Sanz, enamorado de su tierra y autor del Libro “Las Fuentes de los Montes de El Espinar”, ha accedido a compartir con nosotros sus amplios conocimientos, desde esta misma semana.
Periódicamente, iremos publicando fotografías de una de las fuentes de este Municipio de El Espinar y la descripción de los mejores accesos para encontrarla.
Visitaremos las fuentes más jóvenes, las más populares, las más escondidas e incluso las más olvidadas, con la esperanza de que todos nos acerquemos a disfrutar, de la belleza que encierran los rincones de nuestros montes.
No dejéis de acompañarnos.
Desde la pestaña "Fuentes de El Espinar" podréis encontrar las ya publicadas.

Hoy:

FUENTE DE LOS GABARREROS

Comenzamos nuestro recorrido por los surtidores de agua de nuestros montes acercándonos a conocer una fuente de reciente construcción, la de los Gabarreros.

alfonsoyamigos
Durante las obras de acondicionamiento


CÓMO LLEGAR

Es muy sencillo encontrarla y además su recorrido nos va a proporcionar un agradable paseo por una de las zonas más bellas de nuestros montes.
Partimos desde el lugar donde comienza la carretera forestal que une San Rafael y El Espinar en el llamado barrio de Arroyo Mayor, en la confluencia del arroyo con la N-VI, justo enfrente de la  Ermita del Carmen.
Tomamos dicha pista en ascenso dejando a la derecha las modernas edificaciones del Prado Acero y un poco más arriba a nuestra izquierda la casa del Guarda, en una finca privada llamada Cerca de las Monjas. 

alfonsoyamigos

Subimos 3 minutos más y a nuestra derecha, tras tomar una nueva curva, vemos una finca de ganado equino y justo enfrente de ella, al otro lado de la carretera, a la izquierda según nuestro sentido de marcha, localizamos dos puertas cerradas hacia las que nos dirigiremos.
Cruzamos las mismas, cuidándonos de dejarlas nuevamente cerradas para evitar que se escape el ganado que pasta por esta zona y se nos presentan dos opciones para llegar a la fuente:
  1. . La primera de ellas, es tomar el camino que asciende a nuestra derecha y que, señalizado con pequeños mojones o hitos de piedras, nos conduce por un pequeño sendero tranquilamente a la fuente en apenas 5 minutos.
  2. . La segunda opción, consiste en continuar el ancho camino en ligero descenso que se dirige a la explanada llamada Cañada Juan Llanos, donde se rodó hace unos años El Laberinto del Fauno.

alfonsoyamigos

Si elegimos la segunda de las opciones, caminamos 200 metros hasta el lugar donde el camino por el que venimos, se junta a la valla de piedra de la Cerca de las Monjas. 
Justo en ese momento, veremos a nuestra derecha un pequeño arroyo, que bajo nuestros pies se introduce en la finca formando un pequeño estanque, que no alcanzamos a ver pues la valla nos lo impide. Pues bien, salimos del camino y remontamos el arroyo hasta su nacimiento, por cualquiera de sus márgenes, para en apenas 10 minutillos encontrar la Fuente de los Gabarreros.
Se localiza dentro del Monte de Utilidad Pública 138, de nombre Aguas Vertientes y en una zona conocida como El Carnero.


alfonsoyamigos

HISTORIA

Fue construida en el verano del año 2011 por Miguel Ángel Tapia y un servidor aprovechando una antigua conducción de agua. Canalizamos la misma desde su manantial, situado unos metros más arriba, colocamos un caño de 4 cm de diámetro, pusimos piedras que recogimos de los alrededores para dar forma a la misma junto al milagroso cemento y colocamos dos bancos de piedra a ambos lados de la misma para descansar mientras probamos sus siempre frescas aguas.
El nombre de la misma y el año de su construcción aparecen grabado junto a una gran roca situada junto a la fuente, labor que realizó Miguel con mucha paciencia.
Finalmente plantamos unos árboles por encima de ella (abeto, castaño, ciruelo,..) para resaltar la belleza del lugar y colocamos una pequeña taza en un enorme pino silvestre situado junto a la fuente para todo aquel que lo quiera utilizar, para probar las deliciosas aguas de la Fuente de los Gabarreros.
Se encuentra en un lugar tranquilo y sombreado, a un paso de casa y merece la pena que os acerquéis a conocerla.

alfonsoyamigos

Deciros por último, que en los alrededores existió otra fuente llamada del Carnero que los mapas nos sitúa unos metros más arriba y de la que no queda ni rastro. Probablemente comparta con ella la misma antigua canalización, pero tan sólo eso.
Bueno, eso y el nombre de esta preciosa zona, que debéis conocer para impregnaros de la magia de uno de los muchos y bellos rincones de nuestros montes.



jueves, 25 de abril de 2013

Recordando

Después de la nevada

Nuestro vídeo del 8 de Septiembre del 2011.
Se trata de un montaje realizado sobre vídeos diferentes.
Misma ruta, distinto día. Yo grabé a Fernando y a mi me grabó otro compañero.


miércoles, 24 de abril de 2013

Tejera Negra - El Muyo

Logística

El que dijo que la logística de cualquier evento era "pan comido" se equivocaba, doy fe.
Y menos mal que estamos hablando de un grupo de 16 personas, eso sí, con sus bicicletas y mucha ilusión.

Doy gracias a que no hemos decidido desplazarnos al extranjero que, por otra parte, todo se andará.
Habréis podido observar que la climatología está cambiando de nuevo, por lo que recomendamos no guardar los pantalones largos para esta ruta, en la que  probablemente haya que abrigarse.

Y gracias a la inestimable colaboración de Santi Calleja, aquí os mostramos unos cuadritos que hemos preparado, para que cada ciclista sepa cómo van a ser transportados él y su máquina y que cada conductor de coche conozca la ocupación que se pretende de sus vehículos.                                                                                                                                                                                                                 
Lo se, lo se, alguno llegará el domingo y todavía preguntará: ¿Y yo con quién voy? y es que a nuestros compañeros les pedimos que acudan con ánimo y ganas de pasarlo bien, pero no les exigimos ningún test de capacidad mental.

Por otra parte y por si alguno no lo sabéis, comentaros que ayer enviamos a la ruta a dos de nuestros mejores expedicionarios. Ferluy comprobó parte de la ruta y la dureza de las primeras rampas que habrá que atacar y por su parte, nuestro experto en gastronomía Fernando, dio el visto bueno al arroz que sucumbirá en nuestras mandíbulas. ¡Buen trabajo chicos!, nos quedamos más tranquilos.
Pedir a los que no habéis pagado aún, que hagáis lo posible por llevar el dinero cambiado. Gracias.
Y lo que más ilusión os hace: Quedaremos en San Rafael, junto a las piscinas y frente al Cuartel de la Guardia Civil, a las 6,30 horas (digo bien), con la intención de llegar a El Muyo de manera cívica y sosegada. La hora de regreso ya será otro cantar.

martes, 23 de abril de 2013

Ande andará núm. 14

Virgen blanca



En plena celebración del Día de la Comunidad Castilla y León, os dejo una nueva propuesta, la segunda entrega de la Trilogía sobre Vírgenes.

Os recuerdo y os puede servir de pista, que ha sido sugerida por nuestro amigo Javier Sanz.

¿Dónde se encuentra esta Virgen blanca?.

¿Cual es su nombre?

 Ánimo, que os esperan esas cañas y aperitivos gratis que se sortean entre los acertantes.


Ya sabéis que la solución debe ser enviada a nuestra  dirección de email
Y en esta ocasión habrá un segundo sorteo y premio para el que acierte las tres propuestas de la trilogía. Tenemos anotados los nombres de los que ya acertaron la primera Virgen.

domingo, 21 de abril de 2013

Por la cotera desde Las Isabelas a Collado Gargantilla


alfonsoyamigos
En la Cafetería Jara
Siempre he defendido que, después de realizar cualquier actividad deportiva, lo importante es acabar satisfecho por haber disfrutado a tope, por haberte entregado a fondo y sobre todo, por tener la sensación de que el esfuerzo ha merecido la pena.


alfonsoyamigos
Llegando a El Espinar

Que me desmientan mis compañeros, pero creo que hoy se ha cumplido la consigna para todos.
La ruta era una de nuestras clásicas, sin necesidad de desplazarnos fuera de nuestro Municipio.


alfonsoyamigos
Avería de Alejandro



La buena forma de la mayoría y el esfuerzo de todos, nos ha permitido acercarnos a CAFETERÍA JARA a una estupenda hora, antes de que los habituales del aperitivo dominguero hicieran su ronda. Hemos podido disfrutar en el exterior del sol, de refrescos varios, de las estupendas raciones y de la genial atención de Javi y Raúl.


Galo con los dos Sergios

Pero esas raciones nos las hemos tenido que ganar.
Con la mañana muy fresca, más de lo esperado, me concentro en San Rafael con Sergio Carboneras, con José Villena y con Ferluy, por orden de aparición. De camino recogemos a Andrés, Iraitz y Joss.
En El Espinar, antes de la hora, nos esperan Alejandro, David, Javier B, Javi “Galo”, Juan, Miguel  Sergio y Toño.

alfonsoyamigos



Tras los saludos, los 15 comenzamos realmente la ruta y rodamos pasando junto a la Ermita de San Isidro, antes de incorporarnos a la Carretera de Ávila.

alfonsoyamigos
Toño, David y Sergio-s
Marchamos en grupo, en fila de a dos y permitiendo el paso de los vehículos que nos adelantan. Algunos nos sobrepasan con línea continua, pero esta circunstancia está permitida en el Nuevo Reglamento de Circulación, siempre que con ello no se genere peligro.
Se le ve con ganas a Javier B, que toma la delantera y no mira atrás. El resto también a buen ritmo, mayor del deseado por alguno.
Nuestras máquinas son BTT, (bicicletas todo terreno) y la verdad es que rodar ruedan, pero no le tienen mucha simpatía al asfalto.

alfonsoyamigosAntes de llegar al antiguo vertedero, Alejandro tendrá avería con uno de los pedales automáticos, imposible de reparar sobe la marcha. No le quedará más remedio que abandonarnos y regresar solo. No estamos lejos y casi todo el camino es en descenso. Volveremos a verle.


alfonsoyamigosDejando a nuestra derecha el Campo de Golf, ascenderemos  por la Colada de Cañadas Hondas hacia la finca La Isabela, pero abandonaremos la pista por nuestra izquierda para afrontar el primer ascenso duro por la Vereda de los Serranos.

alfonsoyamigosYa nos sobra ropa y más de uno se despoja de la que le sobra.
Este ascenso ya lo hicimos en Mayo del 2012 y con bastante más frío que hoy, para acercarnos a ver el Centro de Observación de Aves.

alfonsoyamigos
La mejor foto que me han sacado. ¿Será posible?
Nos agrupamos  en puerta, en cruce con el final de la Vereda del Guijo y atacamos la zona más dura, con peor terreno y más desnivel.

Nuestro sendero cambia de nombre y ahora estamos en el Camino de Peguerinos.
 El agua desciende por nuestro sendero y marca, tal vez, la mejor trazada para ascender por camino muy pedregoso. Yo así lo entiendo y subo bien. La rodilla fastidiada me da pequeños avisos, pero trepo mejor que en otras ocasiones. ¡Tal vez sean las 27,5”!

alfonsoyamigos
Reponiendo agua
No tengo referencias cercanas, cada cual ha cogido su ritmo y hace lo imposible por no poner pie en tierra.
Toño, también con la rodilla tocada, parece no resentirse y se le ve animado.

Iraitz, Joss y Miguel, al que no veíamos hace tiempo, aún no están en plena forma, pero aguantarán como los demás.
Refugio y Fuente a nuestra izquierda, donde nos proveemos de agua.


alfonsoyamigos
Las Tres Provincias (Segovia - Ávila - Madrid)
Enseguida retomamos la marcha, continuamos ascendiendo y atravesamos hasta tres cancelas con paso canadiense.
Aunque he pedido que los más avanzados paren en cada puerta para reagrupar, algunos prefieren no detener la marcha y seguir ganando metros a la ruta.

alfonsoyamigosEstamos cerca de las Tres Provincias, con unos parajes increíblemente bellos en toda época del año. Aún no se dejan ver los piornos en flor, que darán más espectacularidad al paisaje dentro de algunas fechas.

alfonsoyamigos
José seguido por Juan
En este punto nos encontraremos con dos jinetes a caballo, un senderista y tres ciclistas, haciendo cada uno su particular ruta. Cualquiera será acertada.
Los ciclistas optan por seguirnos el resto de la ruta y creo que no saldrán defraudados.
Pasaremos junto al nacimiento del Río Voltoya, que en su descenso va recogiendo agua de otros pequeños arroyos.
Abandonamos los senderos para coger pistas forestales, aunque habrá que afrontar varios repechos duros, que van castigando a estas alturas de la ruta.

alfonsoyamigosSergio Carboneras y David se preparan para la Quebrantahuesos de la semana próxima. Ayer se hicieron ruta mtb muy dura de más de 70 kms, pero hoy nos acompañan y disfrutamos de la mutua compañía.
Llegar al Collado de Gargantilla ya es sencillo y algunos aprovechamos para echar el resto.
Descenso muy habilidoso y también peligroso, pero que nos encanta realizar y que siempre es el camino más corto para llegar a casa. Cada uno lo disfruta a su manera, no hay dos iguales.
alfonsoyamigos
Galo en Las Lagunillas
En el cruce con el Camino del Ingeniero nueva parada de agrupamiento. Ha habido un pinchazo más arriba. Y vemos descender a Alejandro, que tras arreglar su avería salió a buscarnos.
Varios marcharán hacia El Espinar y el resto hacia la Pista Forestal donde tendremos también encuentro con Daniel “Forlán” que sale solo para recuperarse también de su operación de rodilla. Nos alegra verle pedaleando.
Después a disfrutar de los aperitivos en Jara, pero esto ya lo hemos contado.
Pincha para ver nuestro vídeo

Ayer no se grabó el track por problemas técnicos, pero os dejo enlace de ruta muy similar que realizamos el 28 de noviembre de 2011, con el nombre de  "Se nos pierde el niño" y el track que grabó en su día Ferluy.

Wikiloc - Ferluy