jueves, 1 de octubre de 2020

AlfonsoyAmigos en el Pirineo Aragonés

La salida que unos cuantos habíamos propuesto para recorrer parte del Pirineo Aragonés, se hacía realidad este pasado fin de semana, 25 de octubre

AlfonsoyAmigos

Nuestro destino sería Aínsa, una pequeña villa medieval, uno de los pueblos más bonitos de España, lo cual pudimos comprobar durante estos tres días.

Crónica: Luis Ángel  

Los que allí nos desplazaríamos seríamos: Andrés, Ángel, Enrique, Ernesto, Eva, Fer, Jesús, Nacho, Patrick, Santi y Luis Ángel

AlfonsoyAmigos
En cuanto llegamos el viernes por la tarde pudimos comprobar inmediatamente el excepcional ambiente de bici que existe allí.  Un paraíso del enduro y que no en vano ha albergado al campeonato del Mundo en dos ocasiones.

AlfonsoyAmigos

Bicis, con gran predominio de las eléctricas, rutas que salen del mismo hotel, balizado de recorridos, todo preparado y dispuesto para unos tracks que al día siguiente comprobaríamos la gran organización y despliegue de toda la zona.

AlfonsoyAmigos

El sábado haríamos una ruta que nos llevaría desde Aínsa, desde la misma puerta del hotel, hacia el Pueyo de Araguas, un macizo imponente del Pirineo Aragonés.

AlfonsoyAmigos

Esta ruta se caracterizaría por sus trialeras, muy difíciles de subida y de bajada pero en muchos tramos asequibles para el Grupo que demostró un gran nivel en trialeras como ya es habitual desde hace mucho tiempo. La regularidad en las salidas domingo tras domingo en cada ruta de AlfonsoyAmigos hace que el nivel sea más que notable.

AlfonsoyAmigos

Sorprendidos estaríamos de la dificultad de muchas bajadas, muchas curvas y escalones que parecían imposibles pero que sorteamos con mucha habilidad y sobre todo con mucho entusiasmo.

AlfonsoyAmigos

Esta ruta fue una ruta que "sólo" tuvo 29 kilómetros y 900 metros de desnivel. Ahora bien, qué 29 kilómetros. 

AlfonsoyAmigos

Al final de la jornada se mezclaban las caras de ilusión y satisfacción por haberla completado sin incidencia y ninguna caída, algo difícil de creer a tenor de lo que allí vimos y vivimos, y caras a la vez de cansancio ya que las subidas fueron de desgaste absoluto. Sin embargo la tensión en las bajadas es lo que más pudo afectar en cuanto al cansancio físico.

AlfonsoyAmigos

Por la tarde visitaríamos de nuevo la villa y los comentarios sobre lo acontecido durante la mañana se sucederían, siendo conscientes en ese momento que el recorrido había sido mucho más difícil que lo que pensábamos tanto al inicio, como nada más haberla completado.

AlfonsoyAmigos

El domingo haríamos nuestra segunda y última ruta del fin de semana. Una ruta que en principio era más corta, con 16 kilómetros y 800 metros de desnivel. Queríamos una ruta relativamente corta que nos permitiese estar en los coches a una hora prudencial para emprender nuestro viaje de vuelta a Madrid.

AlfonsoyAmigos

Pero esos datos de kilómetros y desnivel, serían una trampa mortal para lo que nosotros creíamos. La jornada empieza subiendo por pista con rampas muy empinadas y pronto entraríamos en un bosque con sendas en ascenso  muy complicadas que nos harían descabalgar de las bicis una y otra vez. Sin embargo, las vistas que tuvimos al acabar esas zonas de ascenso, merecieron la pena el haber seleccionado esta ruta.

AlfonsoyAmigos

En esa primera parte de la ruta pudimos coincidir todos, que ese recorrido como muchos de los que se dan en esta zona son propicios para las bicis eléctricas ya que las subidas son prácticamente imposibles sin la asistencia en este tipo de máquinas. 

AlfonsoyAmigos

Y desde lo más alto de ese ascenso comienza la bajada, comprobando que en muchos tramos de esta senda, esas bajadas son excesivamente radicales para lo que nosotros estamos acostumbrados a hacer. Una senda muy de enduro que en algunos tramos se hacían prácticamente imposibles.

AlfonsoyAmigos

Pero al igual que en las subidas, las bajadas no van a durar toda la vida, llegando entonces al pueblo de Morillo. En ese momento llevamos 9 kilómetros pero la sensación es de llevar muchos más.

AlfonsoyAmigos

Desde el pueblo comentado, ascenderíamos por pista forestal hasta una loma, desde donde ya caeríamos hacia Aínsa, nuestro destino final. Sin embargo, la celebración de una montería justo por donde nosotros pasábamos nos hizo tener que recortar la ruta sin poder disfrutar del último sendero que nos habían prometido sería de los más divertidos de las dos jornadas, al ser muy rápido y ausente de complicación.

AlfonsoyAmigos

Así, cuando eran las 13h aproximadamente dábamos fin a nuestra aventura por el Pirineo en estos dos días. Patrick y Eva que habían salido por la mañana un poco antes para intentar completar la ruta antes que nosotros y poder salir hacia Madrid antes, llegarían en este caso después ya que ellos sí pudieron completar esos kilómetros que nosotros finalmente no haríamos. Ellos corroborarían que ese sendero que he comentado anteriormente era sensacional. No había más que verles las caras.

AlfonsoyAmigos

Y por fin saldríamos hacia Madrid. Con la alegría de haber compartido de nuevo un fin de semana juntos, con grandes momentos tanto en bici como en el tiempo libre que compartimos. 

AlfonsoyAmigos

Y fuimos conscientes de dos cosas, una, que el nivel del grupo en las bajadas sigue y sigue subiendo dejando de lado cualquier miedo por complicadas que sean las bajadas y en segundo lugar que Aínsa es un fantástico lugar para montar en bici donde casi todo está hecho por y para la bici, pero fuimos conscientes también de que los recorridos, y no fueron los catalogados como negros o muy difíciles, tal vez sean un poco radicales para lo que nosotros estamos acostumbrados a hacer semanalmente.

AlfonsoyAmigos

Aun así y todo, creedme, fue un soberbio fin de semana, con momentos increíbles e inolvidables.

AlfonsoyAmigos

Gracias a todos los que me acompañaron y también a los que no pudieron venir por diferentes circunstancias que se les echo mucho de menos.

AlfonsoyAmigos

Pronto estaremos planificando nuevas salidas para seguir recorriendo los mejores rincones de España.

AlfonsoyAmigos

Por eso  podemos decir que la próxima... cada vez más cerca.

¿Quién dice que bajando no se hace deporte?

Un abrazo para todos.


10 comentarios:

  1. Enhorabuena a todos los que participasteis. Sois unos fenómenos. Ruta de categoría con fotografías que nadie se debe perder, acceder a la carpeta. Alfonso.

    ResponderEliminar
  2. Genial cronica que hace honor a la belleza y exigencia de las 2 rutas realizadas por los bellos paisajes pirenaicos!!
    Un fin de semana 100% BTT, 200% Disfrute y 300% Grupo... Volveremos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Genial fin de semana el que hemos pasado, yo he disfrutado personalmente muchísimo de las ruta, cortas pero muy exigentes, trialeras complicadas en subida, a mí personalmente me parecían de color negro oscuro las bajadas, los paisajes maravillosos y los pueblos encantadores, creo que no hace honor las fotografías a lo que hemos visto, pero el tiempo está ahí y los lugares también se puede repetir no no arrepentiremos.

    ResponderEliminar
  4. Magnificas fotos. Compruebo que los habéis pasado fenomenal. Lástima no poder acompañaros. En otra ocasión. El sitio merece la pena, en todos los aspectos, a juzgar por el reportaje fotográfico.

    ResponderEliminar
  5. Leyendo la crónica, has hecho que lo hubiera vivido como si hubiera estado allí con vosotros.
    Felicidades a tod@s por el gran fin de semana que habéis compartido tanto en lo deportivo como lo personal.
    Fantásticas fotos!!
    Un abrazo a tod@s y mucha salud!!

    ResponderEliminar
  6. Fin de semana de curso de técnica de MTB.
    Aprendimos a subir por trialeras muy difíciles y a bajar por trialeres imposibles. Como todas las rutas "extramuros" nos damos cuenta de la cantidad de lugares increibles que hay para disfrutar de la bici y te dejan con ganas de seguir descubriendo nuevos sitios y compartirlos con los amigos.
    Nos vemos en la próxima ruta.

    ResponderEliminar
  7. Ya casi esta todo dicho. Gracias por la crónica, Luis Angel, gracias por la publicación, Alfonso, gracias por las fotos que entre todos hicimos un buen reportaje, aunque como dice Fernando siempre se transmite solo parte de la belleza de aquellos parajes pirenaicos, y por último gracias a todos los compañeros de la ruta por su magnífica compañía y a todos los demás que nos aguantáis y leéis nuestras aventuras.
    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro de que disfrutarais. La catalogación de esas rutas es para enduro , de manera que una azul seria como una difícil de xc. Voy mucho por ahí y al final sin darte cuenta lo acabas bajando.....y subiendo todo sin electrica. Saludos. Gregorio Salanova González

    ResponderEliminar
  9. Me alegro de las dos buenas rutas que habéis hecho y del disfrute evidente a juzgar por la buena crónica y buenas fotos.
    Lástima no haber sido de la partida pero he disfrutado una parte con la crónica.

    Enhorabuena por ese nivelazo ya normal y a seguir buscando retos y rincones increíbles de este increíble país.

    ResponderEliminar
  10. Mal pintaba el viernes, el fin de semana. Pero, en el curso de enduro, de sábado y Domingo, yo sude la gota gorda porque los dos días nos hizo una temperatura ideal para pedalear, en algún momento casi calor y, porque las subiditas sé las "traían" en cuanto a desniveles y técnica y las bajadas, Ufff parecía los escalones al infierno.

    Ahora te sientes magnífico y hemos aprendido más y conocido parajes preciosos y el ¡manga Flow! aaahhhh!!

    Gracias Luis Ángel por la logística, preparación y realización.
    Fin de semana para enmarcar.

    Sed Felices un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.