domingo, 14 de agosto de 2016

Cueva del Monje, Valsaín y Pesquerías

Fechas por excelencia para fiestas y vacaciones. Sabemos que el grupo de hoy será reducido pero la propuesta queda lanzada el jueves y quedamos a la espera.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


El aparcamiento junto al Embalse del Pontón se encuentra vacío cuando llegamos con el primer coche.  Un par de minutos y llega el segundo (Esta vez te hemos ganado Ángel).

Y en pocos minutos ya nos estamos abrazando: Andrés, Ángel, Eva, Juan Carlos, Juan Patricio, Nacho, Pawel, Toño y Alfonso. Chicho avisa que se ha dormido y acudirá con la intención de alcanzarnos, pero solo nos veremos al final de ruta.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Hemos llegado a tiempo, pues pocos minutos más tarde la carretera se corta para dar paso a más de 3000 participantes, o así nos lo parecen, de la XXIII Marcha Cicloturista Pedro Delgado.


XXIII Marcha Cicloturista Pedro Delgado

A Perico Delgado le vemos prácticamente en cabeza, pero también distinguimos entre tan numeroso grupo a amigos como Javi “Galo” o Ramón, que nos saludan al pasar.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje
Cueva del Monje

Nuestro grupo parte casi coincidiendo con el último rezagado de los de carretera y llevaremos su mismo recorrido durante varios kilómetros.

La mañana está más fresca de lo esperado, pero no engaña a nadie. Sabemos que pronto entraremos en calor.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Lo nuestro no es la carretera, pero pista no va a faltar y además en muy buenas condiciones de asfaltado, que no creáis que nos agrada demasiado.

Superamos la Puerta de Cosíos, la Fuente de la Teja y el Estanque del Chato que, conociendo un poco la “mala leche popular”, seguro que era de todo menos chato.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Estamos ya en la pista que no abandonaremos durante bastantes kilómetros, pero que se convierte en dura durante algunos tramos.

Puente Blanco y más allá el Puente Negro. No hemos contado los puentes que hoy hemos cruzado, pero han sido numerosos y de distintos diseños y antigüedad.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


El grupo marcha bien, los rayos de sol son filtrados por los altos árboles que flanquean nuestra ruta y apenas se dejan notar. El calor llega solo por el esfuerzo.

Acabamos de cruzar el Arroyo de la Cueva del Monje… señal inequívoca de que casi alcanzamos el principal objetivo de hoy, que se nos muestra en una explanada un poco más adelante. Ahí está la Cueva del Monje.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


¿Qué queréis que os diga?... Desilusión total. Puede que sean piedras megalíticas pero apenas alcanzan a convertirse en una precaria protección para caso de lluvia o nieve y ojo, que no se si entraría en su cavidad alguno más que el monje de marras.

Bueno, pues un par de fotos y seguimos adelante. Sí, por pista, que no resulta hoy muy del agrado de Toño pero que parece encantar al resto al recorrer unos preciosos pinares a buena temperatura.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Para que alcance título de leyenda, tiene que darse el caso de que una narración popular cuente un hecho fabuloso que, pasando de boca a boca, acabe adquiriendo florituras que seguramente no sucedieron pero que adornan la historia primitiva con elementos fantásticos.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Como soy amigo de buscar el porqué de los nombres reseñables que aparecen en nuestras rutas bicicleteras, os diré que sobre la Cueva del Monje, he encontrado 3, 4 y hasta 5 leyendas (sin haber querido profundizar más) que aun guardando la esencia del relato, nos presentan una leyenda en facsímil para lectura rápida o una versión extensa en la que el autor se ha recreado en mayor manera.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Os traslado la versión corta que encuentro en www.senderismomadrid.es

De la Cueva del Monje cuentan las leyendas que uno de los habitantes de esta sierra, el hidalgo Segura, anhelaba la eterna juventud y riquezas sin fin. A oídos del diablo llegaron sus plegarias y acordó con el hacendado satisfacer sus deseos a cambio de su alma. Temeroso de su pacto y reconociendo su debilidad, Segura comenzó su huida hacia las montañas y encontró refugio en una construcción megalítica donde inició su vida como eremita. El diablo encontró el lugar y reclamó su pago, pero en una última y desesperada plegaria, el hidalgo consiguió la protección divina. Satanás huyó del lugar, perdiendo algunos de sus dientes, ahora en forma de piedras que adornan la pradera junto a esta Cueva del Monje. Segura salvó su alma del diablo, pero quedó atrapada en este bello lugar

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Y si queréis el relato extenso, para dedicar algún tiempo a su lectura, os recomiendo la leyenda narrada por “Crónicas Gabarreras en Agosto de 2002

Nosotros a lo nuestro, a dar pedales, y aún nos resta algo de ascenso. A la altura del Puente de Valdeclemente, vemos darse la vuelta a un ciclista que nos precedía. Ante nuestras miradas extrañadas nos dice: “Es que ya empieza la cuesta abajo y luego me tocaría volver”.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje
Fuente de la Peseta
¡Ah!, bien y nos preparamos para disfrutar del airecito de un descenso rápido, pero realmente lo que encontramos es una sucesión de toboganes que rompen las piernas cada vez que saltamos del plato grande al pequeño.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Una foto de Ángel junto a la Fuente de la Peseta, que no ha renovado su nombre hasta la fecha. Poco más adelante, parada y fonda junto al Arroyo del Cancho, con depósito de abundante agua y profundidad, pero hoy no toca la prueba de natación.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Llevamos casi 19 kilómetros cuando tenemos que cruzar la CL-601 para seguir nuestra ruta. La marcha de Pedro Delgado pasó a primera hora por aquí de camino al Puerto de Navacerrada.

Y a partir de ahora apenas nos despegamos del Río Eresma, que hace esfuerzos por mantener sus aguas en movimiento.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


Toño nos lo cuenta y no lo creemos hasta verlo. Uno de los puentes de nuestro trayecto, uno con pilares de piedra y baranda de madera ya no está. Ignoramos si la culpa ha sido de una crecida de agua o es que van a restaurarlo.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje
Al puente le han desaparecido las traviesas y barandas de madera

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje
El mismo puente en Julio de 2013 en ruta de AlfonsoyAmigos

Más adelante se percibe la “civilización” la Zona Recreativa de la Boca del Asno, que acoge a miles de madrileños, principalmente, que huyen de los calores.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje


El Puente de Navalacarreta si se mantiene en pie… este es todo de piedra.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje
Puente de Navalacarreta

Poco más adelante, abandonamos la tranquilidad de nuestro recorrido para coger pista en duro ascenso junto al Arroyo del Meadero y del Arroyo de los Acebos, que nos dará oportunidad a tomar desvío y seguir en suave ascenso entre pinos.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje
Puente de Navalacarreta
El calor aprieta a la par que los árboles desaparecen, bordeamos Valsaín y descendemos de nuevo hasta el río junto al Salto del Olvido, que da lugar a otras fotitos y a que realicemos recorrido ahora a pie, ahora andando, pero en preciosa zona más conocida y apta para senderistas.

AlfonsoyAmigos - Ruta Cueva del Monje
Junto al Salto del Olvido
Tres kilómetros más para disfrutar de senderillos y a los coches.

Unos para casa, hay fiestas, y otros a disfrutar de refrescos y charla relajada. Genial fin de ruta.

Nuestro track

No te pierdas este vídeo

Valsaín un bosque de Leyenda - La Cueva del Monje




4 comentarios:

  1. Ya veo que los pinares de la ruta son preciosos. No creo que esta vez,el calor OS lo haya hecho pasar mal.
    Curiosa la leyenda que cuentas.
    Como siempre,disfrutando del deporte y la naturaleza.
    Un saludo. Charo.

    ResponderEliminar
  2. Siempre buenas rutas, siempre amistad que se aprecia en vuestras fotos. Enhorabuena a todos y todas. Saludos.
    Alvaro Iraquez

    ResponderEliminar
  3. Ya veo que los pinares de la ruta son preciosos. No creo que esta vez,el calor OS lo haya hecho pasar mal.
    Curiosa la leyenda que cuentas.
    Como siempre,disfrutando del deporte y la naturaleza.
    Un saludo. Charo.

    ResponderEliminar
  4. Alfonso como siempre haces unos reportajes la mar "guapos" con unas fotos preciosas y unas historias amenas y curiosas, si Señor buen trabajo y unas marchas interesantes. Saludos.
    Joaquín Pinilla Asiaín

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.