domingo, 31 de marzo de 2019

Viaje a La Alcarria con AlfonsoyAmigos

Si no das un paso adelante, siempre estarás en el mismo lugar

Crónica: Santi Calleja

AlfonsoyAmigos - Brihuega


Fue ya hace 3 años que en modo exploración Luis Ángel, Patrick y yo mismo preparamos esta ruta para en un futuro animar al resto del grupo a conocerla.

AlfonsoyAmigos - Brihuega
En aquella ocasión nos quedó claro que la ruta era del nivel del grupo de AlfonsoyAmigos, pero con la condición de que no estuviésemos en la época de lluvias.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
Aunque casi todo el mundo entiende que la Alcarria es una zona de Guadalajara, esta comarca extiende sus límites naturales al norte de la provincia de Cuenca y al este de la de Madrid. No hay que recordar que quien elevó su conocimiento a nivel mundial fue nuestro admirado premio Nobel, Don Camilo José Cela, con su célebre relato e incluso teatralizado “Viaje a la Alcarria”.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
De este modo, eso sí sin chófer la mayoría de nosotros, nos presentamos en la muy ilustre localidad Alcarreña de Brihuega, la cual os recomendamos visitar y pasear tranquilamente pues tiene muchos encantos por descubrir.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
En el punto de encuentro nos presentamos grupo de los habituales: Alberto, Alfonso, Andrés, Ángel, Fer, Juan Patricio, Luis Ángel, Nacho, Pawel y yo mismo. Tuvimos la sorpresa de ver aparecer a 3 amigos que se incorporaron a la convocatoria y con los que había contactado ya Alfonso en alguna ocasión: Carlos, Erika y Pedro. Como siempre, fueron bienvenidos a la excursión.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Con solo 10 minutos de retraso sobre la hora prevista iniciamos la marcha pues era mucho lo que nos faltaba por recorrer. Como suele pasar en rutas en grupo el problema suele ser casi siempre el mismo, al ser un número elevado de personas la probabilidad de que surjan problemas de todo tipo que enlentezcan la marcha aumenta de forma exponencial (despistes, “selfis”, pinchazos, y un largo etcétera). Con estas premisas el retraso está garantizado.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
El recorrido consistía en recorrer las vegas de dos ríos paralelos: el rio Ungria y el rio Tajuña. De este modo subir, llanear, trialear volver a llanear y volver a trepar fue la constante de la ruta.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Salimos de Brihuega y un rampón de 150 metros de desnivel nos esperaba con las piernas frías. En plena escalada se echa de menos a Juan, que descubrimos ha tomado dirección equivocada. Alfonso retrocede en su busca.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Una vez reunidos (que nos costó lo suyo) nos dirigimos en dirección a la vega del rio Ungria y es el propio Alfonso el que se despista en un zigzagueo de caminos aparentemente idénticos. ¿Qué pasa hoy? Será que vamos muy relajados o tal vez el cambio de hora sufrido.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Las trialeras se las dejábamos a Fer para que las disfrutase en cabeza, aunque en esta ocasión estuvo despistado en la parte de atrás del grupo. No volvió a suceder. Desde allí volvimos a ascender a la meseta y recorrimos campos de cereal hasta donde se pierde la vista.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
También pudimos ver un campo más artificial de unos artefactos creados por la mano del hombre llamados seguidores solares con sus correspondientes paneles solares que a modo de girasoles siempre están encarando el mejor ángulo con respecto al sol, lo cual eleva su rendimiento. En términos populares “huertas solares”·


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Por cierto, también pude señalar a los compañeros alguna que otra plantación de lavanda, que a tanta gente atrae por estar tierras en la época de su floración. Este es otro espectáculo de la naturaleza que merece la pena contemplar en su momento.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Pues eso, en un santiamén nos dejamos caer a la localidad de Valdesaz, donde tengo parte de mis raíces pues toda mi familia materna allí nació desde que somos capaces de recordar. Y puntual a la cita mi madre salió a nuestro encuentro para saludarnos e incluso se manejó muy bien con la cámara de Alfonso inmortalizándonos junto a la iglesia con el santo patrón a nuestras espaldas, San Macario.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
La fuente de dos caños del siglo XVIII, también sirvió para calmar la sed, darnos asiento y dejar testimonio de nuestro paso por allí.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
Con el río a nuestra derecha recorrimos su vega hasta la localidad de Caspueñas. Recuerdo de niño que bajar en bicicleta por la carretera hasta esta localidad nos parecía todo un reto y solo de vez en cuando nos atrevíamos con ello. Como cambian las cosas con la perspectiva adecuada.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Fuentes no nos faltaron en todo el recorrido y allí marcándonos la dirección correcta encontramos la fuente de las arroyadas con abundante y fresca agua. La ascensión más larga y dura de todo el día nos estaba esperando.

AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Cada uno a su ritmo, unos antes, otros después, unos con la suerte y la habilidad de conseguirlo sin poner pie en tierra, pero al fin y al cabo se pudo con ella. Algún desnivel cercano al 24 % sí que superamos en ese tramo.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
La mañana era muy nublada lo que no permitió que la luz nos deslumbrase con los colores de la primavera y lo que es peor, las nubes amenazantes empezaron a dejar pocas y pequeñas gotas de agua.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Este terreno es muy arcilloso y ya sabéis lo que pasa al mezclar arcilla con agua. Esto no impidió que atravesásemos alguna que otra vereda ligeramente roturada por los tractores y trialera baja, trialera sube acabamos acercándonos a Valdeavellano.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Los que pudimos nos hicimos una foto en la iglesia parroquial con su bonito pórtico. A la vuelta a nuestros quehaceres nos estaba esperando otra trialera a la que yo denomino la tubería de arcilla blanca que fue muy del gusto de todos a pesar de que el barro iba haciendo de las suyas.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Una vez todos de nuevo reunidos y bajo una lluvia que se hacía más persistente y, sobre todo, ya con prisas por la hora de vuelta nos lanzamos en busca de la última localidad a visitar, Archilla. Como imagináis, el nombre del pueblo comparte la raíz semántica de la arcilla de todos los campos que le rodean.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
Varias paradas fueron necesarias para que uno u otro, en distinto momento, hiciera por quitarse de las ruedas el barro que le impedía rodar, para que Alberto arreglara un pinchazo y para que Ángel también acabara arreglando pinchazo, e incluso para retroceder en busca de quien se retrasaba en los lugares más complicados.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
La foto en la ermita casi a regañadientes… Desde allí el plan B era inevitable, lo prudente y más rápido para volver a Brihuega era coger la CM 2005, muy poco transitada por vehículos a motor. 


AlfonsoyAmigos - Brihuega
Aun así fui testigo de un adelantamiento peligroso de un conductor a un compañero. No me gustan las carreteras, mejor dicho, no me gustan las carreteras con conductores imprudentes.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
AlfonsoyAmigos - Brihuega
De este modo, los 54 km de la ruta estaban ya a nuestro alcance eso sí sin poder evitar los últimos cuestones del día hasta el centro del pueblo. Prueba de la dureza de la ruta fue que Alfonso agotó la batería de su e-bike a 1,5 kms de meta, con los casi 60 kms que le salieron en su track.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
El barro y la lluvia no impidieron que finalizáramos con una sonrisa y cruzando los abrazos correspondientes de otra ruta más que acaba en la saca.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
El Restaurante el Tolmo nos dio cobijo para calmar la sed y el apetito.


AlfonsoyAmigos - Brihuega
Agradezco a todos los compañeros los comentarios que ayer hicieron sobre su satisfacción general con la ruta. Con esa ilusión se organizan estas cosas, el resultado luego siempre es mejorable. Un abrazo para los presentes y un recuerdo siempre también para los ausentes.


AlfonsoyAmigos - Brihuega







.Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube




13 comentarios:

  1. Ruton que os habeis marcado!! La Arcilla de la Alcaria no perdono tampoco esta vez!... pero prueba superada por todo el grupo y con un guia como Santi: Impatables! Bienvenido a l@s nuev@s integrantes. Seguro que han disfrutado del grupo y de la ruta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patrick, como bien has podido leer sales en la crónica como explorador.
      El otro día recorde al pasar por el lugar exacto donde estuvimos cortando la cadena de mi bicicleta en mitad de la lluvia. Al paso del tiempo lo guardo como un buen recuerdo.... ¡¡¡que cosas!!!

      Eliminar
  2. Madre mía¡¡¡¡
    Qué dieferncia de entorno os rodeó.Acostumbrada a los montes de las sierras, esto es totalmente diferente, pero por lo que he podido ver y leer, todo tiene su encanto.
    Además de buena ruta, excursión turística y para broche, buena comida.
    Genial¡¡¡¡
    Enhorabuena a los organizadores y cronista.
    Bienvenidos a los nuevos, no saben que probar una vez con el grupo de AlfonsoyAmigos es un enganche, dificil de quitar.
    Para los próximos Reyes, pediros pinganillos, así os podreis comunicar entre vosotros y no descarriaros jajaja (es broma, ehhhh¡¡).
    Un saludo. Charo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevábamos 3 walkies y con todo y con eso a veces es muy complicado no extraviarse.

      Eliminar
  3. Una zona espectacular.
    En Caspueñas pase mi infancia y todavia tengo familia alli por lo que voy amenudo y muchas veces en bici.
    Mucha envidia sana!!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Santi por tan formidable organización, enhorabuena por la ruta que nos planteaste, no puede defraudar a nadie puesto que tiene absolutamente de todo, pista, subidones, veredas para disfrutar, trialeras formidables y barro, mucho barro que puso la guinda del pastel.

    Me lo pase genial, gracias compañeros.

    Porcierto, menuda rueda tiene Pawel, como un tiro, menudos ultimos 7 km que nos marcamos, menudo calenton que nos pegamos.

    ResponderEliminar
  5. Disfruto de lo que ya nos es familiar, pero me encanta conocer nuevos lugares y más cuando eres guiado por quien te aporta detalles e información sobre lo que estás viendo. Mucha de la información recibida con agrado de Santi se quedó después en la crónica en el tintero. Gracias por tan fenomenal escapada, en la que el barro del final ya ha quedado como simple anécdota.

    ResponderEliminar
  6. Muy bien, Santi. Gracias por llevarnos por parajes, que vio y narró Cela y ahora tú, con alguna anécdota de la niñez y juventud.

    Yo, desde luego, mi lleve una buena sorpresa durante toda la ruta,el barro de final no fue sorpresa, no esperaba unos desniveles tan pronunciados en parajes qué "parecian " planos, prácticamente llanos. Pero, sí se sube hay qué bajar y divertirse ( salvo una qué tuve, casi que desmontar las ruedas para devolver la arcilla a su lugar natural).

    Gracias compáñeros, es un gusto pedalear y compartir mesa y mantel con vosotros.
    Gracias por la fotos.
    Y gracias muy merecidas a Santi, por la ruta, por sus comentarios sobre los sitios que atravesábamos y pueblos que visitábamos.

    Sed Felices. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Esta me la he vuelto a perder, hasta el último minuto estuve con la bici lista, pero compromisos familiares imposibles de posponer me lo impidieron. Tenía la ruta cargada en el garmin y los walkies listos pero...
    Bueno, me alegro por vosotros y sobre todo por el organizador de la ruta que disfrutárais de ese domingo y si a Ferluy le ha encantado eso es señal de que se volverá a proponer, aunque supongo que Alfonso ese día llevará alguna batería más.
    Un abrazo amigos.

    ResponderEliminar
  8. Santi, en el próximo viaje a la Alcarria, deberías olvidarte de las penurias con el barro y hacerlo como Don Camilo, en Rollos Royce y con una choferesa elegante...jajaj
    Un abrazo.
    Chicho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja ja ja... tienes toda la razón Chicho, me apunto la sugerencia.

      Eliminar
  9. No hay 2 sin 3. Segunda vez que hacía esta ruta y me gustó tanto como la primera vez. Además cuando una excursión como esta se planifica con tanto interés, cariño y entusiasmo como lo hace Santi, sale todo de manera perfecta. Cierto es que cogimos mucho barro, menos que aquella primera vez, pero aún así y todo dejo un recuerdo fenomenal de una nueva salida extra muros. Comer con el grupo tras la ruta, deja un especial sabor de boca.

    Genial haber pasado por el pueblo de Santi, viendo allí a su madre. Un punto emocionante del día a tener en cuenta.

    La pregunta es ¿porque no convertirla en una habitual del ejercicio A&A?
    La respuesta es: hagámosla definitiva en ese calendario. La ruta se lo merece y Santi todavía mas.

    Un abrazo para todos y gracias por haber compartido otro domingo mas de los que cuando recordemos, seguro que se nos dibuja una sonrisa en la cara.

    Dispuesto para otro domingo con vosotros. El que viene, y que está.......................cada vez mas cerca.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.