jueves, 19 de mayo de 2022

AlfonsoyAmigos a por los 10.000 del Soplao 2022

 

No paramos, señores, no paramos


Si la pasión y la locura no pasaran alguna vez por nuestra vida… ¿De qué valdría vivirla?


Mañana viernes, cuando nuestros compañeros “bicigrinos” estén realizando la séptima etapa del Camino de Santiago, otros dos amigos, espinariegos, Fernando Martín y Javier Romano (Galo), estarán viajando para la villa cántabra de Cabezón de la Sal para afrontar el sábado 21 otro súper reto:


Los 10.000 del Soplao


10000 del Soplao


Una de las pruebas más duras y espectaculares a nivel nacional, para sufrir y disfrutar.

A nuestros compañeros tan solo les deseamos que tengan MUCHA SUERTE, pues sabemos que de preparación y de ánimo van sobrados.

¡¡ESTAMOS CON VOSOTROS!!




sábado, 14 de mayo de 2022

La Pedriza pasada por agua, con AlfonsoyAmigos

 

“No importa si está lloviendo o brilla el sol. Cuando voy en bicicleta soy el hombre más afortunado del mundo“. – Mark Cavendish


 

La Pedriza

No esperábamos, yo al menos, lograr reunir para hoy tal número de amigos en nuestra ruta clásica de San Isidro.


La Pedriza

El grueso del Grupo de AlfonsoyAmigos (sin mirar a nadie) ya debería haber partido horas antes desde Roncesvalles, cuando cerca de la entrada al Parque Nacional de La Pedriza y con distintas opiniones sobre la “puntualidad” nos encontramos:

Eva, Jesús, José “Bombi”, Juan, Luis Ángel, Miguel Ángel, Patrick, Rafa y Alfonso.


La Pedriza
 

Creed que se me ha hecho extraño no recitar de corrido la nómina de presentes sin comenzar por un Andrés o un Ángel… en la cabecera, pero es lo que hay. Un nuevo recuerdo especial para todos los “bicigrinos”, ¡ánimo que ya os queda menos!... Je Je, con la confianza de que hayan empezado con buenas pedaladas.


La Pedriza

Una alegría enorme ver cómo se acerca hasta nosotros nuestro añorado y querido Bombi y no solamente para saludarnos. Los abrazos de todos un tanto reprimidos, pues la última o penúltima variante del COVID nos ha sobrevolado.


La Pedriza

Un 14 de Mayo, avanzada la primavera y antes de partir surgen dudas sobre si cargar o no ropa de abrigo en la mochila. La temperatura es buena, muy buena, pero los cielos están cubiertos y amenazan con permanecer así toda la mañana.


La Pedriza

Allá vamos, por el trazado que hace tiempo consideramos es tal vez el ¿más fácil? No, al contrario, aquel que parece alargar más los tramos en ascenso para llegar a nuestro destino, el Alto de La Nava.


La Pedriza

No se adelantó el track previsto, pero no es la primera vez que los presentes hacemos este recorrido en fechas que fueron de calor, mucho calor, o de frío intenso con viento que nos paralizaba y en ocasiones para rodar sobre nieve recién caída o soportando lluvia persistente. ¿He hablado también de granizadas? ¿Te acuerdas Fer en aquel mano a mano que tuvimos hace tiempo?


La Pedriza

Riscos, paredes rocosas, canchales, arroyos y praderas van quedando atrás con nuestra marcha, pasando junto a los aparcamientos de Canto Cochino. Está a rebosar, se diría que más de un vehículo ha pasado noche en aquel lugar.


Puerta de La Pedriza

Pasamos la “Puerta de la Pedriza”, donde una guarda forestal asegura que la encontraremos siempre abierta. Confiemos en que así sea y no ocurra como con la infinidad de senderos que hemos conocido en años pasados y que ahora están totalmente prohibidos para las bicicletas.


La Pedriza

Superamos la Charca Verde, sin dejar de escuchar el estruendo de las aguas saltando valle abajo por el cauce del río Manzanares, que no perdemos ocasión de fotografiar antes de comenzar a atacar las zetas.


La Pedriza

Tras un buen tramo avanzado, Eva nos da alcance a los que vamos en cabeza y avisa de que Patrick ha tenido un pinchazo que no consigue reparar. Regresaremos un kilómetro a su encuentro: Sigue perdiendo aire de su rueda delantera y logra avanzar gracias al “mouse” que lleva bajo la cubierta, pero habrá que recurrir a mecha, líquido tubeless y bombona de co2 para ponernos de nuevo en marcha. Jesús le echará buena mano.


La Pedriza


Unas primeras gotas de lluvia se dejan sentir sobre unos brazos que todavía van al descubierto, pero avanzamos. Es como si nos hubieran querido avisar: “Eh, que os vais a mojar…” Unos cientos de metros y nuevas de gotas de lluvia, la temperatura parece descender con rapidez.


La Pedriza

Mezcla de fragancias de plantas aromáticas como el cantueso, el romero, las jaras o el rosal silvestre, que se funden ahora con el olor familiar y agradable a tierra mojada.


La Pedriza

 

Llegamos a la zona de Las Losillas, donde nos esperan formidables bloques de piedra de anárquicas formas y tamaños que ya conocemos de otras ocasiones. Tal vez allí o muy cerca se encuentran las piedras que ya fueron bautizadas hace mucho tiempo: el Cáliz, el Yelmo, las Torres, el Pájaro, el Cocodrilo, la Bota, la Maza, el Hueso, la Esfinge, el Elefantito, la Campana, la Vela, el Indio, el Centinela, o el Tolmo, entre otras muchas. Siento no poderlas reconocer una a una.


La Pedriza

Agrupamos, hacemos alguna foto y… empieza a llover con ganas. No me atrevo a decir diluviar, pero sí cae lo suficiente como para intentar buscar cobijo bajo algún árbol y plantearnos el regreso a la vista de que los cielos se cubren de nubes negras con más rapidez que nosotros en decidirnos.


La Pedriza

Alguno rescata del fondo de la mochila un chubasquero olvidado pero la mayoría apenas tendremos unos cortavientos o unos manguitos con los que intentar cubrirnos del chaparrón.


La Pedriza

Lo reconozco, en ese momento y con la sensatez de persona mayor, recomiendo dar por concluido el ascenso pero será Eva la que intente y consiga animar a todos para que sigamos adelante desafiando la persistente lluvia. Pues nada, allá vamos de nuevo, que no se diga.


La Pedriza

Jesús arranca en cabeza por el desvío hacia La Nava y yo le sigo a cierta distancia, aunque lo acabaré perdiendo de vista. Casi tres kilómetros de marcha y la lluvia arrecia, compartiendo protagonismo con ráfagas de granizo. Por no perder a Jesús, al que no puedo avisar, sigo adelante y me lo acabo encontrando agazapado bajo un árbol. Mal cobijo para los dos por un buen rato a 1754 m.


La Pedriza

El walkie deja escuchar la voz entrecortada de Rafa, pero sin entenderse lo que quiere decirnos aunque nos lo imaginamos, pero mejor no moverse. En un momento que la lluvia afloja, se nos unen Bombi y Miguel Ángel para juntos tomar la determinación de regresar. Hemos estado a tiro de piedra de alcanzar el Alto, una pena. Un par de ciclistas que regresan calados nos aconsejan no subir.


La Pedriza

Ya de regreso, nos da alcance Rafa, que ha subido a buscarnos. Gracias amigo. Ni siquiera había cobertura con los móviles. El Grupo espera algo más abajo… han encontrado un árbol protector más tupido.


La Pedriza

Poco más hay que decir, la suerte está echada y hemos puesto en el asador todo lo que teníamos. Nos vamos de regreso, dejándonos caer cuesta abajo por donde hemos subido, pero la velocidad de la bajada hace que se sienta mucho más frío en los cuerpos mojados… calados diría yo, por una mezcla de agua y fina arenilla que hace chirriar a los frenos y golpea los rostros con dureza.


La Pedriza

Paradas breves para reagrupar y asegurarnos de que todos bajamos bien. En los tramos que intentamos dar pedales apenas se consigue que las rodillas heladas reaccionen. Duro el ascenso al Collado de Quebrantaherraduras, pero desde aquí ya todo es bajar.


La Pedriza

Breve parada en el Collado del Campuzano, solamente para asegurarnos de que nadie ha sufrido percance sobre la pista mojada y muy rápidos salimos del Parque pasando junto al Punto de Información para llegar en pocos minutos por el GR 10 a donde fueron dejados los coches. La temperatura ha mejorado y, ahora sí, la lluvia ha cesado.


La Pedriza


¡Vaya odisea!... ¿Para cuándo la próxima?

Cambio de ropa apresurado para intentar entrar en calor y acercarnos a compartir unas cervezas, pero yo me retiro antes.


La Pedriza

Mucha suerte para Juan y Luis Ángel que se incorporan al grupo del Camino de Santiago a mitad de semana. ¡¡Ánimo amigos!!



Accede a las fotos que van subiendo los compañeros del Camino de Santiago






jueves, 12 de mayo de 2022

Al Camino de Santiago ¡¡Buen Camino!!

 

Que las ganas de alcanzar tus metas sean más grandes que tus miedos


Camino de Santiago


Que Santiago os guíe en el camino que en estas fechas emprendéis y os permita alcanzar las metas que os habéis fijado, nobles caballeros.

Nobles caballeros, que lo sois, tal vez no por cuna o sí, pero sobre todo porque vuestro corazón es noble, vive Dios, y noble es vuestra intención.

Preparad con detalle vuestra partida, procurando dejar poco a la improvisación que, de todas formas, hará acto de presencia en múltiples ocasiones.



Dejad que vuestros familiares y amigos os despidan con entusiasmo, que este recuerdo os será de utilidad en posteriores momentos de flaqueza.

Que la euforia de los primeros pasos no os impida reservar fuerzas para afrontar las incertidumbres que os acecharán.

Que vuestras monturas estén a la altura de sus jinetes pues, sin saberlo, alcanzarán la misma gloria que podáis vosotros obtener. Cuidadlas, mimadlas, liberadlas del polvo del camino y obtened para ellas buen cobijo antes de abandonaros al reposo.


Alto del Perdón
Alto del Perdón - Navarra

Echareis de menos el lecho de vuestro hogar, pero agradeced el que podáis encontrar y disfrutar cada noche de vuestro itinerario.

Desayunad con entusiasmo, sin que falte el pan, el aceite y la leche, pues no conoceréis anticipadamente lo que os pueda deparar el día, ni podréis prever cuando realizaréis una nueva comida.

En el camino, entablad conversación con vuestros propios compañeros y con aquellos que de manera educada se unan a vuestra intención. Ello enriquecerá vuestras vivencias y vuestro espíritu.


Camino de Santiago

Dad apoyo a quienes en circunstancias puedan requerirlo. La ruta es larga y tal vez seáis vosotros los que necesitéis de ayuda en el próximo recodo del camino.

No os dejéis arrastrar a trifulcas y peleas de medio pelo, que no darán más gloria a vuestra misión, pero no rehuyáis el enfrentamiento si vuestros compañeros o vosotros mismos fuerais ofendidos en cualquier circunstancia.

En momentos de flojedad y desánimo evocad a los que os despidieron y esperan veros regresar triunfantes. El sacrificio os hará cada día más fuertes y decididos.


Camino de Santiago

Disfrutad de cada momento que viváis, de cada paisaje, de cada pueblo que atraveséis, de cada cara que observéis y gravadlo todo en vuestra mente. Vuestros hijos y nietos tendrán que acostumbrarse a revivir con vosotros estos recuerdos.

No olvidéis abrazar al Santo y obtener la “Compostela”, que certifique la culminación de vuestra campaña. Al regreso a casa podéis encontrar hombres de poca fe.

Que Dios os guarde hermanos, de salud y el coraje necesario para alcanzar vuestra meta.

Que así sea


Sábado 14 de Mayo de 2022

Madrugando más que de costumbre, nuestros compañeros comenzarán este sábado su aventura. Que el santo Apóstol les acompañe en todo su periplo.

En tierras castellanas nos hemos quedado un grupo muy reducido pero que no estamos dispuestos a cambiar la bicicleta por el sofá y menos en fechas en las que, ya desde hace unos años, convocamos ruta clásica para un recorrido clásico: Alcanzar el Alto de La Nava en La Pedriza.


La Pedriza

En plenas fiestas de San Isidro. Procesiones, verbenas, conciertos, fuegos artificiales, comida en la Pradera, beber de la fuente milagrosa... y la Ruta de AlfonsoyAmigos.


Fiestas de San Isidro

 

Hora de encuentro: 8,45

Punto de encuentro: Aparcamiento a las puertas del Club Hípico, antes de llegar al aparcamiento de La Pedriza.



domingo, 8 de mayo de 2022

La Campiña Segoviana con AlfonsoyAmigos

 

No hay nada que te haga sentirte más libre que el montar en bicicleta



Campiña Segoviana

Esta vez sin tener que coger el coche, me acerco al punto de encuentro que yo mismo he marcado días atrás. Desde la tarde anterior mi cabeza no se ha relajado, dándole una y mil vueltas al recorrido que propongo e intentando imaginar que les parecerá a mis amigos.



Crónica: Ángel Sierra

  

Algo me tranquilizo al encontrarme con Alfonso y Enrique, los primeros en llegar y más al ver cómo acuden Andrés, Fernando, Juan, Luis Ángel, Nacho, Pawel, Samuel y Santi, unos desde tierras segovianas cercanas y otros desde Madrid.


Campiña Segoviana

Cóctel de caras diferentes, pero los abrazos son los de siempre, las de quienes sienten una alegría especial con el encuentro.


La Campiña Segoviana

El perfil de la ruta va a ser diferente al habitual, abandonamos los montes porque hoy toca ruta rodadora por la llanura castellana del suroeste de la provincia de Segovia.


La Campiña Segoviana

Vamos a transitar por tierras de los Sexmos, por términos rurales que ya fueron delimitados en la Edad Media, por tierras de agricultores y de pastoreo trashumante.


La Campiña Segoviana

Nos ponemos en marcha saliendo de Zarzuela del Monte, situada en el Sexmo de San Martín, en dirección a Monterrubio y con la intención de subir hasta Lastras del Pozo.


La Campiña Segoviana

Mis preocupaciones iniciales van desapareciendo viendo las caras de quienes en principio parecen dejarse guiar sin resquemores… pero ahora mi preocupación es evitar que los que van en cabeza cojan el desvío equivocado o lo mismo ocurra con los que marchan más rezagados.


La Campiña Segoviana

A lo largo de la mañana, no habrá más remedio, tendré que hacer un tira y encoge en más de una ocasión para que nadie acabe extraviado. Alfonso sonríe con cierta picardía, reconociendo seguramente mi pesar. Buen momento para valorar aún más su trabajo de guía durante años.


La Campiña Segoviana

A pesar de todo, acabaré disfrutando una barbaridad de la jornada, al realizar un trazado que he recorrido en solitario en muchas ocasiones, pero esta vez acompañado de buenos amigos, pudiendo mostrarles los que han sido durante años “mis dominios”.


La Campiña Segoviana
La Campiña Segoviana

Alcanzamos Marugán, cabeza del Sexmo de la Trinidad, para empezar a rodar muy rápidos con el fácil llanear por una serie de pueblos que vamos viendo cómo se nos acercan con velocidad y sin perder de vista el pico de Peñalara con nieve en la cumbre.


La Campiña Segoviana
La Campiña Segoviana

Fotos al atravesar los pueblos, porque nos llaman la atención las espadañas de las iglesias o la aparente y engañosa fragilidad de los nidos de cigüeñas.


La Campiña Segoviana
La Campiña Segoviana

Día espléndido con un cielo azul que contrasta con el verdor de los trigales y cebadales, moteados con llamativas extensiones amarillas de colza y con ligera brisa que nos ayuda a mantener a raya el calor. Afortunados, sabiendo que estos parajes no tienen término medio pues o hace calor pero calor de verdad o frío pero frío de verdad y no hablemos de cuando hace viento.


La Campiña Segoviana

Avanzamos devorando las pistas por caminos de herradura y tengo estupendas sensaciones con el transcurrir de las horas. Lo percibo en las caras de unos compañeros con los que cada semana comparto rutas, pero muy diferentes a las de hoy.


La Campiña Segoviana
La Campiña Segoviana

Al llegar a Marazuela, todos quedamos sorprendidos al encontrar en plena labor al herrador Rafa, herrando una dócil yegua blanca y que viendo nuestro interés nos explicará con paciencia y orgullo parte del proceso.


La Campiña Segoviana
La Campiña Segoviana

Dejamos atrás la llanura en Marazoleja para bajar al encuentro del río Moros, tocar de refilón el Sexmo de San Millán y llegar a Abades, cabeza del mismo Sexmo.


La Campiña Segoviana
La Campiña Segoviana

De nuevo Lastras y Monterrubio apurando fuerzas en los últimos repechos, con el sol apretando en todo lo alto y haciéndonos sentir ya aire caliente en las caras.


La Campiña Segoviana
La Campiña Segoviana

Llegamos a Zarzuela contentos y satisfechos, tal vez cansados, habiendo acumulado casi 72 kms en las piernas, motivos más que suficientes como para felicitarnos con los abrazos de costumbre.


La Campiña Segoviana
La Campiña Segoviana

Algunos compañeros decidirán emprender camino de regreso a casa y el resto acudiremos a Casa Campana: "casa campana, donde se come y se bebe sin gana" y allí rematamos un formidable domingo con unas frescas cervezas y una mesa repleta de apetitosas raciones. 


La Campiña Segoviana

Los chistes de Andrés, anécdotas pasadas, planes de futuro y muchas risas.

Mis preocupaciones han desaparecido.