jueves, 7 de julio de 2016

Yo he entrado por Marichiva

El mes pasado os “contaba un cuento” y expresaba mi temor a que cada vez resulte más complicado salir con tu bicicleta al campo, a la montaña, y disponer de “libertad” para rodar por el sendero que se te antoje.



En nuestra última escapada al cerro de la Camorca, también comentaba que habíamos sido informados, de manera más o menos concreta, por miembros de la Guardia Civil en estos términos:



Autorizadas para rodar con bicicleta únicamente las pistas de más de 3 metros de anchura, Carril del Gallo, Camino Schmid  (como excepciones) y aquellos otros senderos que aparezcan expresamente indicados”.




Debemos ir haciéndonos a la idea por mucho que nos duela, por más que nos sintamos los ciclistas más respetuosos del universo, porque va a resultar que los paseantes y corredores nos han ganado la partida a los ciclistas.



Las restricciones han llegado a la Sierra del Guadarrama y al centro de la capital del estado.



Se hablaba, se rumoreaba… los medios públicos intentaban difundir la idea de enfrentamientos entre corredores y ciclistas. Yo mismo fui entrevistado por cierto reportero conocido de Tele Madrid y mis respuestas fueron editadas y recortadas para dejar aquella frase que, sacada de contexto, abundaba en el mensaje que les interesaba dar.



De manera sigilosa, casi de puntillas y no sé si con nocturnidad, los nuevos carteles han ido apareciendo en la Casa de Campo de Madrid.

AlfonsoyAmigos realizaba al menos una ruta MTB anual por la Casa de Campo, pero nos han quitado aquello que más nos gustaba: Rodar por los senderos.



Los carteles son explícitos, no dejan lugar a dudas. Creo que nos darán tiempo para que todos nos hagamos a la idea pero ya me he cruzado con algún caminante “algo crecidito” que apenas clavados los avisos, no duda en recriminarte que ruedes por este o aquel sendero. Caminantes, corredores y ciclistas tendremos que aprender a respetar el “territorio” de los demás.



De momento… y digo de momento, no aparece por ninguna esquina de los carteles aquello de “bajo multa de…”, pero no quisiera dar ideas.

Como dice un buen amigo: “¿Para qué nos hemos gastado el dinero en una bicicleta de MTB, si no podremos rodar más que por pistas?



Un guiño para los que nos hemos movido durante años entre la vertiente madrileña y la segoviana y hemos sufrido el cierre veraniego de la Garganta del Río Moros, efectivo de nuevo desde primeros del mes de Julio.

No veo ningún club o grupo ciclista de MTB
 apoyando estas medidas


Recuerdo que en más de una ocasión recurrimos a aquella frase histórica: “No he visto ningún cartel de prohibición… es que yo he entrado por el Collado Marichiva”.

Hoy en día no podremos decir que no hay carteles que nos avisan debidamente.

Mientras decidimos si vendemos o no nuestra bicicleta, o si la cambiamos por una de paseo, seguiremos con las escapadas de AlfonsoyAmigos. Más vale que aproveches.







La GARGANTA DEL RÍO MOROS cierra sus puertas

Desde primeros de julio y hasta finales de septiembre permanecerán prohibidos los accesos a la Garganta del Río Moros en El Espinar, tanto a pie como en bicicleta.

Solamente las instalaciones de LA PANERA quedan liberadas de esta prohibición.

Hay agentes de Seprona, con motos y coche, destinados a hacer cumplir esta normativa y están AUTORIZADOS A SANCIONAR.

Desde AlfonsoyAmigos recomendamos a todos no saltarse la prohibición.

¡NOS VEMOS!




9 comentarios:

  1. Mejor no tentar a la suerte , es una prohibición bastante lógica si se conoce un poco la orografía de este valle .
    Multan y en el mejor de los casos os harán dar la vuelta por donde habéis venido . A mi hace años ,cuando no entendía muy bien el porqué de esta medida me hicieron dar la vuelta antes de subir el pasapan ,mi idea era dar la vuelta desde Cercedilla pero al llegar al inicio de la subida sorpresa y a dar la vuelta hacia Cercedilla de nuevo por la fuenfría .
    Pero las cumbres si.
    Julio Gómez

    ResponderEliminar
  2. Pero al Alto de Pasapán ¿se puede subir?
    Un saludo
    Francisco García

    ResponderEliminar
  3. Amigo Julio, tengo 54 años, soy de San Rafael y llevo toda la vida viviendo en el municipio, a ver si eres tu capaz de hacérmelo entender, mi abuelo no lo logro por que tampoco lo entendía el subió toda la vida y no paso nada, mi padre tampoco lo entendió, y la propia guardería no es capaz de dar una explicación lógica, no me digas lo de, si hay fuego por donde sale la gente, por que es de risa, la otra vertiente de la Fuenfria es todavía peor de `poder salir, como la ortografía de la Garganta hay cientos de valles y ninguno con prohibición de paso, dame alguna explicación lógica que seguro que no la se.

    Referente a lo de la otra prohibición de los senderos y caminos de menos de 3 metros, esto es mas sin sentido todavía, es para echarse a llorar, entendería que prohibieran las trialeras de descenso, que mira que me jode, pero rodar por los citados caminos, me da verdadera pena, en lugar de promover y promocionar, no, se prohibe, yo tengo nietos pequeños, me pregunto que cuando tengan mi edad podrán disfrutar de nuestro preciado monte ni siquiera andando, repito, NUESTRO MONTE, por que el monte es de todos, se trata solamente de cabeza y respeto.

    ResponderEliminar
  4. Pero no dicen nada cuando vamos por un carril bici y te encuentras a gente andando, gente con carritos con bebes, gente con carros de la compra y encima tienen la acera al lado, un sitio que ocurre eso es en Alcorcón sobre todo en la zona los cantos.
    Un saludo
    Luis Ferrero

    ResponderEliminar
  5. Según Medio Ambiente de Segovia, encargados de la conservación de la Garganta, el peligro no es que los senderistas o ciclistas provoquen incendios (el peligro está en La Panera). El problema es, según ellos, que si se produce un incendio puedes quedar atrapado en el pinar sin tener escapatoria. Intenté hablar con ellos para hacerles ver que no es así sobretodo si vas en bici, pero ellos se agarran a los informes de los técnicos y no hay mas que hablar. Hace dos o tres años en pleno mes de agosto estuvieron rodando un anuncio (BBVA) en medio del pinar con bombonas de butano, esos como pagan tienen menos peligro de morir abrasados en caso de incendio. Creo que debería haber una revisión de esta normativa.
    Sergio Lozano

    ResponderEliminar
  6. Yo he realizado varias veces el itinerario desde el puerto de navacerrada para hacer la mujer muerta hasta el puerto de Pasapan y descenso por el cortafuegos, hasta la entrada de rio moros. Alli suelen estar los guardas, y lo unico que me han pedido es el DNI. La prihibición es por las piscinas de la panera ya que se juntan en verano gran cantidad de gente y cada uno es de su padre y su madre, y si dejan entran sin control seguramente ya habría ardido hace años.
    Joaquin Pinilla

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy en contra del cierre de la Garganta y a favor de prohibir las barbacoas en cualquier sitio donde exista riesgo de incendio. Además se lo he transmitido directamente a Medio Ambiente. En 2012 no me dejaron organizar La Tocata por la Garganta el domingo 30 de septiembre por riesgo de incendios, pero el lunes 1 podía hacer lo que "quisiera". Os aseguro que luché, discutí, razoné pero no hubo manera, al final fue en el Valdio, separado sólo por una valla (debe ser ignifuga). Cosas que no se entienden. Creo que habría que revisar la normativa y poder hacer un uso cívico de la Garganta todo el año.
    Sergio Lozano

    ResponderEliminar
  8. De todas maneras el año pasado en Julio un dia de diario lo realice la misma marcha pero para volver a Cercedilla por el Collado Marichiva, parecia un ladròn escondiendome por el monte y antes de salir a la entrada que da paso al camino que sube a Marichiva, mirando por si estaban los Guardas forestales, en fin una verdadera pena, pues mujer muerta queda sin poder realizarse durante el verano a no ser que desciendas hacia la losa, y es una paliza mas a la marcha, como se nota que estos politicos y alcaldes no tienen ni idea de lo que es la montaña.
    Joaquin Pinilla

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.