lunes, 22 de julio de 2013

Chimenea de La Estación - El Espinar

La chimenea - Fábrica de Madera

Texto: Luis López
Fotografias: Alfonso Fdez.

Preside la altiva chimenea la que fue la primera industria de transformación de la madera que tengamos constancia que haya existido en la Estación de El Espinar

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos


Data, según  podemos leer en su obra de ladrillo rojo, del año 1901 y pudiera haber sido propiedad de la familia Núñez. 

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos


Sin duda una industria vinculada a nuestros montes que se potenciaba por la proximidad de la estación de ferrocarril, tanto para el transporte de los productos manufacturados como por la dispensa de madera y carbón para el mantenimiento y funcionamiento de los viejos trenes de vapor.

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos

A título de curiosidad diremos que, por cada vagón de viguetas o maderas, existía un derecho de entrada en Madrid que ascendía a 80 pesetas. 

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos


El coste del transporte, por cada vagón de 12.000 kg, ascendía a 126,25 ptas. 

Son costes muy alejados de aquellos que nos señala José Jordana, ingeniero de montes de la Garganta, en 1862.

Un carro de leña, cincuenta reales y una carga de caballería mayor, diez.

A lo largo del siglo XX fueron varias las sociedades de transformación de madera que se ubicaron en nuestro entorno.

Desde:

La Forestal Espinariega, constituida el 22 de noviembre de 1915 y extinguida no más allá de 1920.

Emilio Eras S.A, cuyo funcionamiento se dilató varías décadas, pasando por mercantiles que, sin radicar en El Espinar, trabajaban las maderas de nuestros montes, como la Compañía Auxiliar de Comercio y Navegación S.A( Aucona) con sede en la Calle Alcalá, 65 de Madrid y que se publicitaba diciendo:


 “Maderas de la Guinea española y de la Garganta de El Espinar” 

¡¡Todo un símbolo de calidad !!

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos



También el Ayuntamiento de El Espinar hizo una intentona fallida con su fábrica de Maderas que llegó desde el año 1981 hasta hace pocos meses en que hubo de cerrarse.

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos


Sin las labores extractivas controladas que realizaban estas compañías y la labor de la antigua guardería de montes, tal vez el fruto en la conservación de nuestro entorno hubiera sido distinto.

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos


Hoy de la flamante chimenea no sale humo. Hace años que no lo hace. 

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos


Sin embargo la dignidad de su presencia, como reminiscencia de los pinos que aquí se transformaron y que fueron el sustento de generaciones de espinariegos, se encuentra ampliada por su coronación con un nido de cigüeñas.

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos


Tal vez esa corona, sea el reconocimiento que la Naturaleza otorga a aquellos que supieron explotar de forma equilibrada los montes que hoy disfrutamos. 

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos


De tus mayores imita sus virtudes.  

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos

Texto:  Luis López
Fotografía:  Alfonso Fdez.

Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos

* NUEVA INFORMACIÓN: Edificio rectangular de mampostería con los vanos enmarcados con ladrillos. En uno de sus ángulos, se sitúa la chimenea de la caldera, que producía el vapor necesario para mover las máquinas. Fue abandonada su actividad entre los años 1960 y 1970.


Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos
ABC - 18/12/1915


Chimenea de La Estación - El Espinar - Alfonsoyamigos
ABC - 1/11/1916

7 comentarios:

  1. Esta chimenea me recuerda mucho a la que existe en Segovia. La antugua fabrica de loza, que existio y no se si todavia existe. Un saludo. CHARO

    ResponderEliminar
  2. Bonito reportaje. Siempre que paso por allí, no dejo de admirar esa gran chimenea. Una obra de arte que resistirá al paso del tiempo gracias a los artistas que había antes, sin la herramienta de la que podemos tener hoy en día conseguían estas magnificas construcciones. Un sitio con una bonita historia, que alguno de nuestros mayores con niostalgia, todavìa hacen vivo ese lugar. Felicidades, chavales

    ResponderEliminar
  3. Buenas fotos y mejor relato. ¡Si señor!
    Esta semana voy a pasar unos días por Sanabria. Un poco más cerca de vosotros, pero todavía lejos...demasiado para poder acompañaros en una de vuestras rutas.
    De todas maneras...¿quién sabe? El día menos pensado se jubilan la mayoría de los Bikesteros y nos presentamos en El Espinar a pegarnos una buena comida acompañada por mejores amigos.
    Un saludo Alfonso y a todos los "locos del pedal".

    ResponderEliminar
  4. Curiosa obra de ingeniería industrial de comienzos del siglo XX, es importante su conservación como parte del patrimonio y de la historia del municipio.
    Respecto a la contribución de los industriales de la madera a la conservación de los montes, no parece que en las épocas actuales sea así.
    Alfonso felicidades por el reportaje.
    Javier B

    ResponderEliminar
  5. No se como conseguis tanta informacion de estos temas tan curiosos del municipio,Alfonso de montes y caminos, Javi con las fuentes y mi hermano Luis de estas y un monton de relatos que conoce de los cuales me quedo sorprendido.

    Felicidades muchachos, que no decaiga.

    Ferluy.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena Alfonso y Luis por el magnífico retrato de un elemento imprescindible en la historia y economía de nuestro municipio. Gracias a vuestro trabajo y dedicación, hoy sabemos un poco más acerca de nuestras raíces.
    Raquel Rincón

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.