miércoles, 22 de octubre de 2014

Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente

Crónica remitida por David G. Mora

Acompañado de mi amigo Ramón partiré hacia La Casona para emprender ascenso hasta Cueva Valiente.

Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos
Vistas desde Cueva Valiente

Por mi parte, llevo la mochila ligera de equipaje, pero mi propio sobrepeso me pone a prueba a cada paso que doy. Tenemos por delante dos horas y media de marcha hasta alcanzar la boca de la Cueva y muchas paradas para recobrar el aliento.

Desde la Urbanización La Calzada empezamos a andar por un sendero que no tiene pérdida hasta llegar a una puerta metálica doble. Dejaremos siempre cerradas cuantas puertas nos encontremos.


Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos
Ascenso a Cueva Valiente


Sin desviarnos, alcanzaremos la pista forestal que recorre la ladera desde San Rafael a El Espinar.

Unos metros más adelante y tomando la pista hacia la derecha, nos situamos en curva sobre puente que reconocemos fácilmente por su barandilla de tubo metálico y que deja transcurrir bajo sus piedras el Arroyo Gargantilla.


Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos
Cueva Valiente


Con igual fortuna podríamos iniciar ascenso por el margen derecho o por el izquierdo del arroyo, pero ambos confluirán más adelante. Alfonsoyamigos suele tomar el margen derecho con sus bicicletas para alcanzar el Camino del Ingeniero.

Nosotros, sin bicicleta bajo las piernas, optamos por tomar el camino del margen izquierdo, más pedregoso que la otra opción pero superable sin problemas.


Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos
Entrada a Cueva Valiente - Foto: Javier Sanz



En aquel momento en que nuestro camino se divide en dos, tomaremos el de la izquierda y empezaremos una ascensión en ziz zag  durante unos cientos de metros.

Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos
Cueva Valiente

Siguiendo el mismo camino, no tendremos perdida pero si unas vistas muy chulas.

Una vez veamos a nuestra derecha una zona donde hay muchas rocas podremos empezar a subir campo a través y sin mucha dificultad llegaremos a la puerta donde se separan las provincias.

Traspasando la puerta, veremos claramente el camino en ocasiones marcado por piedras y atravesaremos una zona con arboles bajitos. Será la señal de que casi estamos al pie de la cueva.

Nos tendremos que fijar muy bien a nuestra izquierda  y encontrar camino escalonado que en ascensión por la roca nos situará en la Cueva.


Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos


La cueva tiene unos 12 ó 15 metros de largo y su boca hace forma de embudo de fuera hacia dentro.

Una vez hemos descansado y disfrutado de las vistas, partimos de regreso a casa. Volveremos sobre nuestros pasos hasta los alrededores de la puerta que atravesamos a la subida y que separa las dos provincias.


Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos
Fuente de Lavacoñitos


Ahora tomamos una bajada pronunciada, dejando a nuestra derecha una zona con rocas altas.

Descendemos por un camino ancho que más adelante se hace menos empedrado. Si prestamos atención y aguzamos el oído podremos escuchar el sonido de un chorro de agua muy cercano a nuestro camino. Se trata de la Fuente de Bellver Marqués. No cae mucha agua en nuestra visita, pero suficiente para refrescarnos.


Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos
Chozo Arteseros


Sin desviarnos del camino seguiremos el descenso con mucho cuidado, porque hay muchas piedras sueltas.

Una vez dejamos el descenso pronunciado, llegaremos a una zona donde se camina con más comodidad si lo comparamos con el tramo anterior y con hermosas vistas. Fijándonos a nuestra izquierda para no pasarnos de largo, podremos ver la pequeña Fuente Lavacoñitos, adecentada por Ezequiel, vecino de Cercedilla.


Mi Ruta hasta la Cueva del Valiente - Alfonsoyamigos
Fuente Arteseros



Retomamos el sendero y sin pérdida llegaremos al Chozo de los Arteseros, restaurado hace no mucho, donde haremos otra parada para descansar. No muy lejos de allí, se encuentra la Fuente de los Arteseros, con un agua fresca que sabe a gloria después de la caminata que llevamos.



Desde la fuente saltaremos el pequeño riachuelo sin mucha dificultad y seguiremos hasta coger un camino que nos dejará sin pérdida en la pista forestal de nuevo, donde ya tomamos rumbo a casa satisfechos de la ruta realizada.



1 comentario:

  1. Gracias a mi compañero de aventuras Ramon por darme el apoyo psicologico para llegar hasta donde he llegado.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.