viernes, 22 de septiembre de 2017

Nos vamos a la Bola del Mundo

Voy a haceros una oferta que no podréis rechazar


I’m gonna make him an offer he can’t refuse – Le haré una oferta que no podrá rechazar- , en boca de Vito Corleone dirigiéndose a su ahijado en la película “El Padrino”, dando a entender que las consecuencias a no aceptarla serían fatales.



En la película suena a amenaza ¿verdad?, Pero aquí y ahora nada más lejos de nuestra intención.
---

Sabemos que antes de unirse al grupo o en tiempos mozos, algún miembro de AlfonsoyAmigos ya intentó y logró alcanzar con su bicicleta el Alto de Guarramillas. Sí, la Bola del Mundo. Puede que la acreditación fotográfica haya quedado perdida en algún cajón.



Las famosas antenas blanqui-rojas o  rojas y blancas (si algunos lo prefieren), de 65 metros de altura, llevan instaladas en el mismo punto desde el verano de 1959, (inauguradas el 12 de Octubre de 1959), pero es ahora cuando llegan muchos rumores de que pueden ser desmanteladas.

Unas antenas obsoletas que alteran gravemente el paisaje” – comentan.

Antenas en la Bola del Mundo - 1967

Muy lejos parece quedar la inauguración de aquellas instalaciones que, con su potente emisora (de casi 280 Kw) y retenes de 20 personas, fueron las más importantes de Televisión Española durante años.

La Emisora Central de Televisión de las Dos Castillas.

Diseñadas como una estación ártica, con muros reforzados y con comunicaciones subterráneas entre sus diferentes edificios, ocupaban más de 4000 metros cuadrados y tuvieron que soportar temperaturas de hasta -30ºC y vientos de 200 Km/h. 

Puerto de Navacerrada en 1920

No son pocas las historias que se cuentan de montañeros que sorprendidos por una tormenta o extraviados en la niebla encontraron siempre refugio caliente y amable en este punto.

¿Qué queréis que os diga? A estas alturas, me parece que las antenitas ya se han ganado el derecho a permanecer donde se encuentran, aunque no estén operativas tras el apagón analógico de 2010, e incluso a que se las renueve la pintura de vez en cuando.

Telesilla a La Bola del Mundo - 1967

Su ausencia sí que alteraría el paisaje y perderíamos un importante punto de referencia, una baliza de posición conocida y reconocida por muchos.



Creo que sentiría que me han quitado algo de mi historia, de mi memoria, de mi niñez, si mirando un día hacia el Alto de Guarramillas no alcanzara a ver, en todo lo alto, el famoso “cohete de Tintín”.



Por si finalmente llega ese momento, el de su desaparición total o parcial, habrá que aprovechar a inmortalizarse cuanto antes con este símbolo histórico. Es posible que estas fotografías, incluso las realizadas ya con cámaras digitales, lleguen a cotizarse en un futuro no muy lejano.

Telesilla de La Bola - Años 80

No hemos sido pocos los que en este año 2017 volvimos a contemplar la Sierra de Guadarrama desde la perspectiva que te brindan los 2265 metros de altitud, pero no hemos quedado conformes, queremos más.



Tenemos nuestro logro personal, pero este fin de semana nos proponemos culminarlo con el logro grupal de AlfonsoyAmigos.

Más vale que aproveches

ooOoo

Domingo 24 de Septiembre de 2017

Lugar de encuentro: Cercedilla, en las cercanías de su polideportivo.

Hora de inicio de Ruta: 8,30 horas

AlfonsoyAmigos en Cercedilla - Junio 2015


Sábado 23 de Septiembre

Os recordamos que este sábado habrá Concentración homenaje al compañero recientemente fallecido Manuel Gea.

Plaza del Ayuntamiento de El Espinar a las 10,00 horas.

Allí nos vemos







domingo, 17 de septiembre de 2017

AlfonsoyAmigos en la Peña de Francia

Crónica: Ernesto


Todo empezó siendo niño. En verano cuando al caer la tarde pasaba con mis amigos por las eras del pueblo me encontraba a mi abuelo que decía: ‘mira que tarde más clara hace: qué bien se ve la Peña de Francia’.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Todos mirábamos y, efectivamente, veíamos aquel Pico que sobresalía de los demás y que tenía una gran antena. En invierno, al calor de la lumbre, oía contar historias de las mujeres del pueblo que habían subido descalzas a la Peña de Francia para cumplir una promesa, incluida mi propia abuela.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos



La primera vez que subí fue en la boda de mi primo, que se casó en la Iglesia del Monasterio. Recuerdo la carretera estrecha. Si dos coches se encontraban tenían que parar y pasar con cuidado. Las últimas revueltas daban autentico vértigo. Nada que ver con la carretera tan buena que hay ahora.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Cuando empecé a aficionarme a montar en bici, pronto pensé que me gustaría subir la Peña de Francia sobre 2 ruedas. Las vistas son geniales: el campo charro con Salamanca capital al fondo, a la derecha el Valle de las Batuecas, más allá el pantano de Gabriel y Galán y más a la derecha se ve Portugal.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


El esfuerzo debía ser considerable, un reto. Hace 1 año cumplí esta ilusión. Confieso que llegué arriba emocionado pero al poco rato echaba en falta algo: algunas bromas, chascarrillos, comentarios sobre la dureza de la subida… cómo les gustaría a mis amigos de AlfonsoyAmigos subir aquí.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Dicho y hecho: este pasado fin de semana AlfonsoyAmigos subió a la Peña de Francia.

Llegamos el viernes a La Alberca una avanzadilla para reconocer el terreno: Daniel, Fernando, Forlán, Juan, Luis Ángel, Luis, Miguel Ángel y Ernesto.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


La ruta del sábado estaba prevista con la idea de hacer una ‘salidita’ para estirar las piernas. Desayuno tranquilo, montar en bici un rato y disfrutar de la compañía y el paisaje… Así lo creíamos todos pues aunque habíamos quedado en salir a las nueve, 45 minutos más tarde todavía estábamos sacando fotos en la Plaza del pueblo.

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Creo que se me fue la mano un poco con la ruta. Los 32kms previstos con 700m de desnivel (que luego fueron casi 1000) superaron todas las expectativas: bajada de vértigo hasta Herguijuela de la Sierra, paisajes infinitos, alguna subida que llegó al 20% como la que nos llevó desde el Puente Romano hasta Mogarraz (muy comentada por la noche en la cena) y una subida final hasta La Alberca que nos dejó castigados. 


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Tuvimos que compensar el esfuerzo con una copiosa comida en la Plaza Mayor y una buena siesta. Nos levantamos con el tiempo justo para recibir a Alfonso, que se unía a nosotros el sábado por la tarde y así poder degustar la deliciosa carne de Morucha.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Y llegó el gran día. Madrugaron para unirse a los que ya estábamos en La Alberca: Eva, Andrés, Ángel y Toño. Se pegaron un buen madrugón para llegar a tiempo pero creo que les valió la pena. Esto hacía que nos juntáramos 12+1, como hubiera dicho nuestro Ángel Nieto.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos




Se retrasó la salida por un pinchazo que sólo se manifestó a la hora de ponernos en marcha pero pronto se solventó y conseguimos emprender la ruta de muy buen ánimo. Toño en cabeza, y eso que había dormido poco.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Los 6 primeros kms son por pista de subida continua. Nos pilla a todos fríos pero se compensa con la alegría de emprender la ruta y el desnivel se olvida con la vista de la Peña de Francia al fondo. Parece increíble que vayamos a subir tan arriba.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Al poco rato encontramos de frente el todoterreno de un guarda forestal que me manda parar cuando voy al frente. Tras el ‘buenos días’ de rigor me pregunta que cuántos somos, de dónde venimos y, claro, a dónde vamos. Me temo lo peor, a que nos echan el alto y tenemos que volver por donde hemos venido!!! 


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Parece ser que hay que solicitar un permiso especial para pasar por la zona. Finalmente debe ver que somos gente sana y deportista y podemos continuar la ruta.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Llegamos a un desvío a la derecha que en ligero descenso nos lleva por una pista ancha con magnificas vistas. Hay parada para visitar un refugio que nos encontramos, momento que aprovecha Andrés para escaparse. Ya no le volveremos a ver hasta que coronemos. Sí que tenía ganas de pedalear.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos



Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Nos reagrupamos antes de coger la carretera de subida y quedamos en volver a reunirnos en el Mirador del Paso de los Lobos, de donde sale la carretera hacia Ciudad Rodrigo. Cada uno coge su ritmo y pronto me encuentro solo, concentrado y disfrutando.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Me adelanta Daniel con su eléctrica como una moto intentando no entorpecer mi concentración y tras un repecho del 11% llego al Mirador. Fotos de rigor y afrontamos los últimos 4 kms. Encuentro a Alfonso y a Fernando y me pongo a rueda un rato hasta que decido darles un relevo.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos



Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Alfonso se pega a mi rueda como una lapa y pronto se atreve a relevarme para darme un respiro, va como una moto y me cuesta seguirle. Creo que su preocupación por la dureza de la subida ha desaparecido cuando ve el final cerca y eso le da fuerzas.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Finalmente coronamos y visitamos el Santuario, la cueva y todos los miradores con gran satisfacción. Otra cota más alcanzada por AlfonsoyAmigos. Hay subidas con más desnivel, más difíciles técnicamente y más altas… pero para mi la Peña de Francia tiene una magia especial. Eso debió ser lo que sintieron los monjes franceses que decidieron poner allí el Santuario.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


En el descenso intento pegarme a la rueda de Luis y Fernando, buenos bajadores, para ver hasta donde doy de sí sin poner mi salud en riesgo. Consigo llegar con ellos y hablan de velocidades de 70-75kms hora. Mi GPS ha registrado una máxima de 65kms/hora, creo que mi record personal hasta la fecha.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Tomamos una trialera para evitar tanta carretera y luego todo es bajada por pista ancha hasta El Cabaco. Los compañeros van desbocados y hacemos caso omiso del asentamiento romano que hay a la derecha. En El Cabaco alcanzo al grupo que me esperaba y decido ponerme a tirar para evitar retrasos. Cogemos buen ritmo. Pronto me adelantan y me paro en algún desvío para que nadie se pierda.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Intento lo mismo en la Nava de Francia pero algunos necesitan reponer agua. Por suerte, en el merendero a la salida del pueblo hay una fuente y pronto retomamos la marcha hacia San Martin del Castañar, uno de mis lugares favoritos de las Batuecas. 


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Su plaza de toros cuadrada del siglo XIII (muchos dicen que la más antigua de España – otros muchos discrepan), la piscina natural con su chiringuito, el puente sobre la calle Larga, el Castillo de la Biosfera… lo convierten en un lugar único.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Peña de Francia - AlfonsoyAmigos

Desde aquí pienso que lo que queda es fácil. Son las 14:00 y estamos a sólo 8kms del fin de ruta, me felicito pues vamos a llegar a tiempo para la comida ya que tenemos reserva para las 15:00. Pero la ruta nos guardaba una tremenda sorpresa final: el camino de San Martín a La Alberca primero tiene una subida con desniveles cercanos al 10% y luego aparece una trialera de 6kms.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos



Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Encontramos muchas piedras y es imposible rodar de forma fluida. Me encuentro a Alfonso y por miedo a la regañina no me atrevo ni a pararme a su lado pero me alegro que espere a los compañeros que vienen detrás. Particularmente difícil es la bajada hasta el Rio Francia. Menos mal que hay un puente para cruzarlo. Sólo nos hubiera faltado tener que cruzarlo a pie, aunque lleva poco agua. 


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


El ascenso después del río no es demasiado difícil pero voy tan castigado que tengo que meter todo el desarrollo. Al final todo lo malo se acaba y a la altura del cementerio de La Alberca encuentro a Andrés y ya emprendemos el camino juntos hasta el hotel donde están los coches.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Y finalmente, tras recoger las máquinas, conseguimos llegar a reunirnos todos para compartir una buena comida en La Alberca, punto de inicio y de final de nuestras aventuras.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


Sólo me queda agradecer a todo el grupo de AlfonsoyAmigos su compañía en este estupendo fin de semana: a los que vinieron por compartir tan buenos momentos, a los que no vinieron pero que impulsaron la idea y a los que no pudieron venir porque nos acompañaron en todo momento, estuvieron en nuestras mentes.


Peña de Francia - AlfonsoyAmigos


La próxima ruta… cada vez más cerca!!!!

Aquí pincha para ver el vídeo de Toño




Nuestro recorrido del domingo (Peña de Francia desde La Alberca)