domingo, 7 de enero de 2018

Sensatez, prudencia, valentía, temeridad

Distintas palabras pero íntimamente ligadas

Sensatez es la capacidad del ser humano para actuar racionalmente

Fotografías enviadas por varios compañeros (San Rafael y El Espinar)




Una persona sensata es aquella que maneja su vida de acuerdo con el sentido común y el ser humano es el único que ha logrado desarrollar la utilización del raciocinio sobre la cualidad más básica que es el instinto.



La prudencia, por su parte, es un valor que despreciamos en muchas ocasiones y que arrinconamos porque consideramos que te puede convertir tal vez en una persona más aburrida.




Pero hay quien confunde la valentía con la temeridad, ignorando que la línea de prudencia que las separa es realmente importante.

El valiente evalúa sus miedos, el temerario los desprecia y no los calcula.






Se dice que los niños pequeños no conocen el miedo y que es la vida la que les enseña en su día a día.



A pesar de la edad que ya gastamos algunos, en ocasiones pienso que AlfonsoyAmigos está formado por un grupo de niños y niñas, réplicas de “Peter Pan” que se niegan a crecer y a los que les cuesta renunciar a disfrutar de la bicicleta y de la compañía de los amigos, por más que la sensatez y la prudencia recomienden otra cosa.



Tremendas noticias las que nos llegaban la noche del Día de Reyes de nuestros amigos de San Rafael y El Espinar, que veían como la nieve se iba acumulando tras los cristales de sus ventanas o les cogía de pleno, dentro de sus coches, en tránsito desde Madrid.





Máquinas quitanieves que no dan abasto,  el ejército que tiene que echar una mano para rescatar a cientos de personas, el polideportivo de San Rafael habilitado para dar cobijo a quienes han sido sorprendidos por la tormenta, coches abandonados en medio de la carretera, ¡qué sé yo! el caos y…, a pesar de todo ello, en AlfonsoyAmigos a altas horas de la noche aún contemplábamos la posibilidad de juntarnos al día siguiente para montar en bicicleta juntos.



¿Valentía? ¿Temeridad?

El mensaje: “Se suspende la ruta” cae como un mazazo, pero aún queda la esperanza de que nuestros amigos Chicho y Patrick avisen a primera hora de la mañana desde Collado Villalba de que la ruta se puede llevar a cabo.



Y a las 7,30 horas de la mañana llega el primer mensaje, animando a liarnos la manta la cabeza y salir a la aventura.



Habrá quien acepte el desafío, se vista y se ponga en la carretera ¿verdad Eva? pero, al encontrarse con inicio de nevada a los primeros minutos, optará por darse la media vuelta.






Con todo y con ello, a las 9,30 nos llega foto desde Galapagar y vemos a tres compañeros que se juntan, no sabemos si por salir en la foto o por cobijarse del frío. Dos compañeros de Collado Villalba, Chicho y Patrick, un hombre duro de El Espinar, Toño, que ha sido capaz de desafiar cualquier consejo y un fotógrafo que a estas horas creemos identificar con Juan Patricio.






Ya nos contarán, pero yo voy a subir un poco la calefacción, que me estoy quedando destemplado.


Confiamos y deseamos que todos los afectados se encuentren bien y se recuperen del susto.

Ya ocurría en 2011

Para visitar nuestra nueva página: Carteles Vintage Bicicleta





5 comentarios:

  1. Si, el fotógrafo soy yo. No era para tanto, ni mucho menos temerario. Hemos hecho muchas rutas en peores condiciones. La nieve (aguanieve) Que caía al salir de Madrid, se diluía en el parabrisas y poco o nada cuajaba. Más agua que nieve, pero poco de todo.
    Ruta muy buena, fluida y divertida, con magnífica compañía.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Esperemos que el tiempo mejore y nos deje a la mayoría hacer lo que tanto nos gusta como es disfrutar de la bicicleta. En cualquier caso habrá que irse a los cuarteles de invierno porque por la zona de "Mordor" lo vamos a tener difícil por un tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Alfonso, ! Qué bien haces en recordar la nevada de 2011!
    Yo me libré de quedar atrapado en esa por los pelos y fue penoso la falta de coordinación y de previsión de los encargados de manejar este tipo de situaciones.
    Lo peor de todo es que no se aprende de una vez para otra y peor aún que pasen estas cosas con nevadas, a mi juicio, nada extraordinarias, como nos las intentan "vender".
    Eso sí, todavía no ha habido nevada que haya dejado en casa a todos los miembros de AyA...jejee
    El día que eso suceda, sí podremos decir que ha caído una gooooordaaaa!!
    Nos vemos el domingo, nieve o diluvie.
    Chicho

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.