domingo, 4 de septiembre de 2011

Otero - La Becea - Pasapán

Hoy acompaño a Jorge, Ferluy (que ya puede salir los domingos por la mañana), Paco y Manu (sobrino de Fernando), al que hacía mucho que no veíamos.
Nos dice Manu que hace mucho que no coge la bicicleta, pero su juventud y pundonor le hacen aguantar perfectamente la ruta de hoy.

Con los coches hasta rotonda cerca de Otero de Herreros, en el aparcamiento del Restaurante de Jesús.

Camino en leve ascenso que será un sube y baja continuo siguiendo la Cañada Real Soriana Occidental, dirección Ortigosa del Monte. Paso bajo el ferrocarril y nuevos toboganes.

Pasamos junto al Rancho del Cuartel de Don Luis. A la altura de la fábrica de Aguas Bezoya, giro a la derecha para atravesar una primera puerta y una segunda para introducirnos en finca privada que prohíbe el paso, La Becea. Reparo a entrar, pero Ferluy nos anima a ello y en el interior se encuentra con amigos a los que saluda.


Mejor que nos hubieran impedido la entrada, ya que a partir de ahora el camino se torna pedregoso y va adquiriendo desnivel, sobretodo en las curvas.

Subiremos por la Majada de la Beceda, por tramos duros y durísimo en ocasiones. La clave del éxito: Cada uno a su ritmo.
Ferluy y Jorge, sin aparentes problemas, nos van cogiendo metros. Paco tiene ya muy buena forma al final del verano y Manu aprieta con fuerza el manillar de su bici sufriendo en silencio.
Yo sudo más de lo habitual y preciso alguna parada de vez en cuando para rehiratar en condiciones.

La rodilla no me ha dado problemas hasta que he llegado a casa.
Las vistas son impresionantes de verdad, pero creo que ninguno las disfrutamos hasta que no llegamos a la parte con curva a la izquierda, en la que el camino permite tomar aire.

Recorrido largo con bastante menos desnivel, que nos invita al agrupamiento y a tener charla amena. Descanso y fotos que no harán justicia al paisaje que vemos.

Alcanzamos cruce con la pista que sube al Puerto del Pasapán. Nos quedan cuatro curvas para encumbrar (lo veo en el mapa), pero sería subir por tramo duro para volver a bajar y optamos por obviarlo.

Unos cientos de metros y emprenderemos el descenso. Estamos en el GR-88. Todos recurrimos a ponernos “manguitos”, ya que hemos sudado bastante y el descenso es propicio para quedarnos fríos.

Nota del autor: “Javier, tengo tus manguitos esperando a que te mejores”.


Descenso muy rápido y largo que interrumpimos brevemente para tomar agua de fuente.
Volveremos a tomar la Cañada Real. Paco tendrá algún problema con los cambios, pero el regreso es bueno hasta el Restaurante, donde nos servirán aperitivos de lujo. Jorge propone empezar y finalizar siempre las rutas en el mismo lugar. Todos conformes.
video

Nos han salido poco más de 23 kms, pero algunos tramos han sido francamente duros. Hemos alcanzado los 1700 m de altura. Todos contentos y vuelta a casa. A pensar en la próxima salida.


2 comentarios:

  1. UNA RUTA DE AUTENTICO LUJO,CON COMPAÑEROS DE LA MISMA CALIDAD Y CON MANU EL SOBRINO DE FERNANDO QUE ES UN AUTENTICO PLACER A VER MONTADO CON EL,TEMPERATURA MUY APROPIADA Y CAÑAS DONDE JESUS DE LA MISMA RAZON,QUE MAS SE PUEDE PEDIR PARA UN DOMINGO POR LA MAÑANA.

    FERNANDO LA TENEMOS QUE REPETIR CONTIGO,ES DURA PERO LA REPETIREMOS,PONTE EN FORMA.

    UN SALUDO FERLUY

    ResponderEliminar
  2. Queridos amigos, me enternece vuestros recuerdos hacia mis manguitos. Lo de acabar la ruta en el mismo sitio estoy seguro que es una decisión acertada.

    Un abrazo,
    Javier (el envidioso).

    PD Si este año teneis que llevar machete para limpiar -deforestar- la Respingona Bike, el próximo asfaltais. Empiezo a notar mermas de virilidad deportiva.
    Por los comentarios recibidos creo que ha quedado un recorrido precioso, y que hasta los propios del lugar se verán sorprendidos.
    Felicidades a todos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.