domingo, 8 de enero de 2017

AlfonsoyAmigos toma Marichiva y los Lomitos

Las fiestas han llegado a su fin y es momento de retirar los adornos navideños, pero las convocatorias de AlfonsoyAmigos apenas acaban de empezar dando la bienvenida al nuevo año.



Se lanza la propuesta con las ilusiones renovadas pero hoy, como apuntaba algún compañero, apenas ha habido confirmaciones por WhatsApp durante la semana y resulta difícil calcular quiénes van a acudir... pero siempre hay sorpresas.



Con las temperaturas bajo cero empezamos a cruzar abrazos con los más tempraneros y los coches siguen llegando con más compañeros.



Pero este no es un día más, hoy el encuentro es mucho más emotivo que de costumbre y se convierte en especial, muy especial, cuando todos nos alegramos al ver llegar a Miguel Ángel. Un reencuentro esperado por todos. Hoy los abrazos serán más largos y sentidos.



Poco más allá de las 9,00 horas empieza a pedalear este grupo al que parece no asustar el frío: Andrés, Ángel, Enrique, Ernesto, Eva, Ferluy, Juan Carlos, Juan Patricio, Luis Ángel, Patrick, Pawel, Santi, Toño, Alfonso y, por supuesto, Miguel Ángel.



El GPS de Toño y el mío empiezan a recoger una rápida bajada de grados, cuando rodamos por pista remontando el Río Gudillos y alejándonos de San Rafael, agrupados como para darnos calor.



¡Caray!, menos 4 grados, menos 5 y la rima y risas son inevitables, menos 6, menos 7 grados e incluso alguna décima más.



Remontada por la “alfonsina” que nos muestra los piornos adornados con blanca escarcha mientras nos acercamos hacia la puerta de Campanillas. Encontraremos hielo y barro por el camino, así como enorme pila de pinos no habitual de ver en la zona.



Y ahora, cuando rodamos por la Garganta del Río Moros unos compañeros aprietan para entrar en calor y otros se reservan sabiendo lo que resta de ruta.



Algunas pequeñas zonas heladas en las curvas de más umbría que se superan sin problemas y haremos parada al llegar a la Fuente de la Chispa para agruparnos y recoger agua. No hemos parado en la zona habitual junto a refugio, curiosamente hoy no da el sol y hace frío.



Superada la fuente ya estamos prácticamente al comienzo del ascenso al Collado de Marichiva, que nos mira desafiante e imponiendo respeto.

Fuente de la Chispa
Garganta del Río Moros


Habrá compañeros que alcancen el alto de un tirón ¡Bravo! Otros, alternaremos el pedaleo con el empuja-bike. Arriba, los que van llegando buscan el cobijo del muro de piedra de cara a un sol que se agradece. Comentamos que es esta probablemente una de las subidas más duras o la más dura de la zona.



Mientras llegan los más retrasados, hay quien pregunta si ahora iremos hacia el Collado del Rey y alguno insinúa que lo haremos hacia el Puerto de la Fuenfría. Ambos se equivocan.



Justo enfrente del paso de Marichiva vemos llegar a pie un par de excursionistas. Ellos dan la pista del trazado que vamos a seguir, desconocido para todos los presentes menos para el que os habla, que ya lo recorrió hace años. Se trata de la Vereda del Poyal de la Garganta.



Aviso a todos de que en la primera parte encontraremos bastantes pedrolos, complicados pero no insalvables y sin pensarlo más se lanza en cabeza Patrick, que ya no se acuerda de lo mal que lo pasaba en las trialeras cuando empezó con nosotros.



Me quedo en un primer cruce para evitar despistes y espero hasta que llega Luis Ángel, que se ha debido entretener haciendo alguna foto. Agrupamos, hacemos foto y seguimos.



Poco más adelante otro desvío y repito la operación, pero en esta ocasión la llegada de compañeros se detiene y tardan demasiado. Aviso por walkie: Incidente, se han detenido.



No recibimos más indicaciones y nos preocupamos. Pedimos confirmación de que no ha habido caídas, parece ser que es avería. Juan Carlos remonta para prestar su ayuda. Imaginamos que Toño y Juan están haciendo lo imposible por solventar el problema, pero el tiempo va corriendo. Se agradece que algunos podamos esperar al sol.



Parece ser que Luis Ángel ha golpeado su cambio trasero con alguna piedra o rama y ha quedado totalmente retorcido e incrustado entre los radios de la rueda, provocando la rotura de uno de ellos.



Finalmente, con una reparación provisional, Luis Ángel con Juan Patricio y Andrés para acompañarle optan por retroceder hasta el Collado de Marichiva y regresar por la Garganta a San Rafael.



Lamentando tener que dividir el grupo, el resto seguiremos adelante, disfrutando del descenso divertido hacia el Sanatorio de la Fuenfría pero aminorando la marcha y tomando precauciones cada vez que nos encontramos con excursionistas. Cruzamos saludos amables.



Las Dehesas y el Camino de los Campamentos en sentido opuesto al habitual hasta casi alcanzar las vías del tren. Descenso divertidísimo.



Dejamos a la derecha el Prado de la Guapa e iniciamos ascenso por el Camino de la Solana. Vemos a Toño detenerse y enseguida lo entendemos. La temperatura sube en esta zona y hay que quitarse ropa de abrigo si no quieres desfallecer. Llegaremos a sufrir de repente hasta 17º.



Son 3 kms de duro ascenso y alto desnivel hasta la fuente del Hueco de la Peñota, justo donde el Camino de la Solana cambia su nombre por el de Camino de los Lomitos, y la temperatura no ayuda, sigue sobrando ropa. 

Comentamos que este es el recorrido de la Madrid-Segovia y que el calor en la fecha de la prueba llega a ser insoportable en este tramo.



Desvío bajo el tendido eléctrico, nuevamente zona muy dura y embarrada que los más fuertes solventan sin demasiados problemas, y tomamos altura para coger sendero divertido que nos pone en el Alto del León. Aquí nos haremos foto junto al panel turístico de El Espinar en el que aparece foto con el pie de AlfonsoyAmigos.



Ya es tarde, hay que buscar el camino más corto de regreso. Disfrutamos de descenso por detrás de la Antigua Casa Hilario y cogemos el Camino del Agua hasta puerta con candado. Enrique se da cuenta de que ha perdido su walkie, pero ignora dónde.



Tomamos en descenso por pista con mucho desnivel y pedregosa que nos sitúa casi en Gudillos. El regreso ya es en desbandada, como en otras ocasiones y a las puertas de Las Farolas cruzamos los merecidos abrazos y encontramos a Andrés y Luis Ángel, que han esperado pacientemente. 

Unos marchan a casa y otros nos quedamos para tomar juntos unas cervezas y un roscón de reyes que nos ha preparado Toño.



Este Toño es una caja de sorpresas y un gran amigo. Cuando ya estamos el resto en casa, recibimos mensaje: Ha regresado con su bici “en busca del walkie perdido”… y lo ha encontrado.

Un fuerte y cariñoso abrazo para Miguel Ángel, Diego y Lourdes.







6 comentarios:

  1. Muchas gracias por vuestro recibimiento de ayer, tan emotivo y tan sentido.

    Ya sabéis que sois muy importantes tanto para Diego, Lourdes y para mi y que ahora sois un bálsamo para nosotros, poniendo un paréntesis de amistad, de diversión y de alegría, en estos momentos tan duros para nosotros.

    La ruta como siempre, divertida, amena, dura en ocasiones y disfrutona en otras.

    Seguid así, por favor. Gracias por estar siempre ahí, incondicionales y acogedores.

    Y Gracias en particular a Alfonso, por toda la dedicación que supone todo esto y que hace que incluso queramos que llegue el lunes para ver la crónica.

    Abrazos y besos enormes ¡

    ResponderEliminar
  2. Vamos a por el nuevo año, con fuerza y alegría.
    Menudo bajón de temperatura, pero con las subidas y el esfuerzo que hacéis en ellas, seguro que casi pasaban desapercibidas.
    Paisajes preciosos, como en cada una de vuestras rutas. Gracias a los fotógrafos, desde casa, podemos disfrutar de ellas.
    Bonito final, con ese pedazo roscón, hecho por nuestro amigo Toño. Ojo¡¡¡¡ que al que le haya tocado la sorpresa, se lo tiene que pagar.
    Un saludo. Charo.

    ResponderEliminar
  3. Ayer fue un día especial para todos nosotros desde el momento en que vimos llegar a Miguel Angel y que se animaba a montar de nuevo y rodar con todo el grupo de AlfonsoyAmigos. Difícil de explicar con palabras lo emocionante que fue el momento y el verle de nuevo entre todos nosotros.

    Otra ruta de esas que hacen época y eso que yo desgraciadamente tuve que retirarme a la mitad de la misma debido a la rotura del cambio en aquella trialera que bajaba desde lo más alto de Marichiva. Por cierto hablando de este collado y de esta subida, yo considero que es la más dura de toda la zona sin ninguna duda. No hay otra igual. Pocas veces he sentido el pecho y el corazón en tal estado, como ayer cuando llegaba a lo más alto de Marichiva.

    Después esa avería insalvable me hizo tener que volver con Andrés y con Juan Patricio que decidieron recortar su excursión y a los cuales agradezco el gesto de acompañarme y de volvernos juntos a San Rafael. Y como siempre un día más gracias a Toño y Juan con esas manos mágicas y siempre dispuestas, que hacen que las averías se solucionen definitivamente o encuentren una solución intermedia para poder volver a casa. Gracias a todos porque en esos momentos de averías todo el mundo aporta lo que puede para solventar la avería de un modo u otro.

    Me dio más pena que rabia el tener que volverme porque como dije al comienzo el hacer la ruta con Miguel Angel ayer era muy especial. De todas maneras confiemos en que sea habitual verle, como lo ha sido siempre, de ahora en adelante.

    Por último hoy día 9 de enero mandar un abrazo muy fuerte y especial a Diego y felicitarle por su cumpleaños esperando que pronto vuelvas con nosotros. Te echamos mucho de menos.

    Un abrazo para todos y recordar:

    El domingo que viene…...cada vez más cerca

    ResponderEliminar
  4. Completamente de acuerdo con todos, lo mejor, volver a coincidir con Miguel Angel y deseando hacerlo con Lourdes y Diego, para intentar compartir estos ratos de desconexión.
    La ruta se chafó un poco por la avería de Luis Angel lo que nos impidió acabarla todos juntos, y un retraso que llevó a que me perdiera el roscón de Toño.
    ¡Qué grande Toño!, cuando en la puerta de la Casilla me dí cuenta de que había extraviado el walkie rápidamente puso en marcha su radar y se ofreció para ir a buscarlo más tarde, y como hizo con las gafas de Eva, y tiempo atrás con algún perro abandonado a su suerte,lo encontró. Muchas gracias amigo por tu generosidad y tu olfato...
    Un placer compartir ruta con todos vosotros y animaros a acompañarnos en la próxima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me reafirmo en lo dicho por mis compañeros, un placer y un orgullo reencontrarnos con Miguel Ángel, me alegro mucho de tu regreso amigo.

    La ruta estuvo a la altura del grupo, con todos sus ingredientes, pista en La Garganta, subida que se las trae en Marichiva, trialera técnica y dura en descenso, veredas divertidas, y Los Lomitos, para que hablar de Los Lomitos, para mi lo peor con diferencia, pero nada que no se pueda superar con solvencia.

    Lo peor, no poder terminar la ruta todos juntos y compartir las cervezas de la misma forma, en ocasiones las averías no dan tregua, mala pata, nunca mejor dicho, Luis Ángel rompió la pata de su cambio.

    El 10 de esta semana, no tengo ninguna duda, se lo doy a Miguel Ángel por la agradable sorpresa que nos dio al verlo de regreso con todos nosotros.
    Estoy deseando darles otro 10 a Lourdes y Diego, adelante amig@s.

    ResponderEliminar
  6. Hubo muchas incidencias el Domingo, algunas habituales, como comentar de las fiestas pasadas, de bicis, chistes con risas cte, algunas menos como la avería de Luis Ángel (lo lamentamos todos) o el buenísimo roscón de Toño..
    Pero, la grata sorpresa, la presencia de Miguel Ángel para disfrutar de su compañía en una ruta dura, que nos preparo Alfonso.

    El día tuvo unos contrastes brutales de temperatura haciéndola más difícil, yo que llevaba desde el 26 de Diciembre sin pedalear, decidí tomarme un descanso, ya que tenía la bicicleta "secuestrada" y note la inactividad y el recorrido me machacó un poco.

    Un abrazo para para Loudes, para Diego y para Miguel Ángel.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.