viernes, 16 de octubre de 2015

El Umbral del Dolor

Hemos oído hablar muchas veces del umbral del dolor pero ¿sabemos lo que es?

Podemos definir el umbral del dolor como la capacidad que tenemos los seres humanos para soportar la sensación de dolor.



Puede variar significativamente dependiendo de cada individuo.

Un golpe en el dedo gordo del pie que obliga a una persona a dar brincos y aullidos puede hacer que otra simplemente se masajee el dedo un momento y siga caminando. La diferencia entre estas dos reacciones puede deberse a que la segunda persona tenga el umbral del dolor más alto que la primera o a que su tolerancia al dolor sea mayor.



Caída de Samuel
La cucaracha, la cucaracha... ya no puede caminar
Dependiendo del contexto, las circunstancias y el estado físico y psicológico de la persona, la sensación de dolor puede variar de mayor a menor grado.

Por ejemplo, es muy probable que si nos encontramos en una competición ciclista, nuestra concentración en la carrera deje en segundo plano el dolor que podamos sentir al caernos al suelo. Por tanto, podemos afirmar que la tolerancia al dolor también se trata de algo psicológico.


video

El dolor en sí no es adictivo, pero puede llegar a serlo la sensación de liberarse de el.

Un dolor que se siente como recompensa, se acaba interpretando como tal. Uno de los casos más comunes está entre quienes realizan deportes muy exigentes para el cuerpo y se sobreponen al dolor con el placer que provoca el triunfo o llegar a la meta.


Caída de Miguel Ángel - Le ayuda Galo

En lo que sí difieren unas personas de otras es en sus reacciones ante el dolor; lo que para una resulta intolerable, no altera a otra, aunque las dos sientan dolor.

Hay dolores que producen angustia, depresión, náuseas y lágrimas en cierta gente pero no en otra. La tolerancia al dolor puede variar en una misma persona según las circunstancias y el estado psíquico. Si nos damos un golpe en el dedo gordo del pie al huir de un perro fiero o de un asaltante, probablemente no sintamos ningún dolor.


Alfonso en otra caída
Por otra parte, se ha estudiado que con el paso de la edad, el umbral del dolor disminuye, provocando en las personas mayores una tolerancia menor al dolor que en las personas jóvenes.

Como posible tratamiento para tolerar el dolor, los mejores aliados son las endorfinas, también llamadas “moléculas de la felicidad”, que actúan como neurotransmisores de placer y hacen que nos sintamos animados y de buen humor.




La forma más efectiva de liberar endorfinas es hacer ejercicio, pero también ayuda relacionarse con otras personas, reírse, estar en contacto con la naturaleza y hacer cosas que nos gustan.

Hace un par de semanas, en la escapada ciclista dominical de AlfonsoyAmigos, tuve una caída que me provocó un fuerte golpe en las costillas. Fue doloroso, pero pude seguir adelante.


video


El dolor fue soportable durante la semana gracias a algún analgésico y no me impidió volver a salir a disfrutar con mi bicicleta y de la compañía de los amigos al domingo siguiente.

En mi familia tengo fama de que aguanto bien el dolor y es muy habitual un... “muy mal debe de estar cuando se queja”.


Dos costillas fracturadas
Pero el tener alto el umbral del dolor... me ha perjudicado, pues si hubiera acudido el primer día a urgencias habría podido conocer lo que ahora ya se, que el dolor que soportaba era provocado por dos costillas fracturadas y que será inevitable un tiempo de reposo prolongado.

Con todo el dolor de mi corazón y de mis costillas yo no estaré, pero AlfonsoyAmigos realiza su propuesta para el

Domingo 18 de Octubre
Lugar de encuentro: Paseo Rivera de San Rafael.
Hora de inicio de ruta: 9,00
Guiará y dirigirá la ruta: Ferluy
Pista: Ruta para Valientes


Refugio de Cueva Valiente

¡Ah!, os recuerdo a todos que el día 1 de Noviembre AlfonsoyAmigos realizará ruta partiendo de El Muyo, para después compartir comida. Yo que tú me iría apuntando.



Y en las redes sociales se deja oír nuestra nueva amiga Eva que ya propone una ruta de relevos (día-noche) de 800 kms entre Madrid y Lisboa. ¡Dios mío!... estamos creando monstruooooooooossssss.


¡¡QUE LO PASÉIS EN GRANDE!!




14 comentarios:

  1. Una lastima leer el veredicto del parte medico y de conocer tu ausencia en las proximas rutas debido al reposo necesario....currate Alfonso y no acortes este descanso obligado pero muy necesario para volver a tope!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues ya sabes, sopitas y mimos, lo mas raro va a ser para tu familia que no va a saber que hacer contigo un domingo por la mañana en casa......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que razón tienes Carlos y si todavía pudiera realizar alguna labor en casa, pero... estoy tan malito.

      Eliminar
  3. Descansa reuperate y tomate tu tiempo,para estar al cien por cien.
    Un abrazo muy fuerte.
    Forlan

    ResponderEliminar
  4. Y eso que parecía una simple caída. Lo siento mucho y sobre todo porque el dolor físico lo podrás soportar, como bien dices con algún analgésico, pero y tu dolor de no poder asistir a tus queridas rutas de fines de semana???'
    Espero tengas una pronta recuperación y que esas costillas curen pronto.
    Aprovecha y disfruta de tu nieto. Un saludo. CHARO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo diría que estoy para salir este domingo Charo... pero me matan si lo intento. Un saludo.

      Eliminar
  5. Que suelden pronto esas costillas!!! Volverás con energías renovadas.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por vuestros buenos deseos, pero que os voy a contar que no sepáis todos de una manera u otra. Gajes del oficio y paciencia, que de esta última tengo poca. Un abrazote para todos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Increíble! pero si incluso llegaste de los primeros a final de ruta, y la semana pasada también de ruta, debes tener un umbral muy alto.
    Cuídate y aguanta para tener una buena recuperación, de todas formas la cerveza que yo sepa no es mala para las costillas jejej.
    Espero que nos veamos en las Farolas o donde sea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Buena recuperación Alfonso, yo también tengo que tener muy alto el umbral, cuidado que os...as me he pegado, pero el vicio es el vicio, puro veneno.

    El domingo tendremos alguna sorpresa y guinda para adornar el pastel


    ResponderEliminar
  9. Por supuesto que voy al Muyo.

    ResponderEliminar
  10. Vaya! Dos costillas rotas! No sé cómo pudiste aguantar así con lo que tenías, desde luego tu umbral del dolor debe ser bastante alto. Ahora a reposar bien para que suelden correctamente, y mucha paciencia aunque te muerdas las uñas por no poder salir en bici!

    Un besazo Alfonso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Susana, hoy he intentado escaparme a hurtadillas, pero me han pillado... Je Je.
      Juan tuvo caída muchísimo más grave que la mía y ya está con nosotros, Confío en poder regresar pronto.
      Gracias a todos por vuestros ánimos.

      Eliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.