domingo, 5 de octubre de 2014

La Garganta del Río Moros abre sus puertas

Si con fecha 22 de Junio de 2014 nos despedíamos con una ruta MTB de la Garganta del Río Moros, este fin de semana hemos decidido visitarla de nuevo tras haberse levantado la restricción de acceso.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos
Puerta de Campanillas


Tesoro natural del Municipio de El Espinar, del que disfrutamos muchos amantes de la naturaleza, bien sea a pie o en bicicleta.

Alfonsoyamigos disfruta del entorno cada vez que tiene ocasión, en cualquier época del año en que está permitido, ayudando a mantener limpios los caminos y senderos, compartiendo paisajes con todo tipo de animales sin invadir sus espacios, entrecruzando miradas con los corzos que se aventuran a detenerse, curiosos, dejándose fotografiar.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos


En cada ocasión, en cada ruta por la Garganta, ninguna huella quedará de nuestro paso y es posible que incluso hayamos recogido aquello que quedó abandonado por otros.

Disfrutamos de manera especial del entorno que nos rodea, porque es un privilegio para todos nosotros, porque queremos conservarlo.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos
Tocones en las cercanías del nacimiento del Río Gudillos


El aviso de Ruta por la Garganta ha sido reclamo para:

Ángel Sierra, Antonio, Daniel, Enrique, Eusebio, Javier “Galo”, Jorge, Juan, Juan Carlos, Luis Ángel, Luis Ángel Jr., Miguel Ángel, Patrick, Santi Calleja, Toño y Alfonso.

Amantes del deporte, de la naturaleza y de la amistad.

Caras que hace tiempo no vemos suplen a otras de amigos que hoy no han podido acompañarnos. Nos encanta vernos y saludarnos antes de comenzar las rutas.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos


Hoy hemos querido afrontar la ruta de manera diferente, cambiando el sentido de los recorridos, empeñándonos en ascender por donde habitualmente descendemos... sin que apareciera una sola queja.

¿He dicho ascender? Estaría más cercano a la realidad y el lector se haría mejor idea de lo acaecido si dijéramos que “hemos trepado”. Pedalada a pedalada, tramo a tramo, superando cada raíz, cada piedra.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos


Toño en Wikiloc llamará a la ruta “Garganta con senderitos de subida”, pero me temo que el título puede resultar engañoso para algún incauto que se lance a seguir este track sin tener una aceptable forma física.

Los duros ascensos se han alternado con zonas rodadoras, con tramos habilidosos, con trialeras disfrutonas. Ninguno podrá decir que no ha tenido su dosis de recorrido ideal.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos


Luis Ángel Jr. sufrirá una avería mecánica, tal vez forzando en uno de los ascensos, pero logrará aguantar el resto del recorrido con el apaño que le hacen los más avezados.

El Río Gudillos casi seco en estas fechas, pero en sus cercanías podemos hacer foto de donde suele haber una preciosa laguna con un montón de tocones decorando su interior. En esta ocasión solamente queda alguna rana despistada.

Última información facilitada por Ferluy, tras charla mantenida con el amigo Desiderio, de 92 años y gabarrero de El Espinar:

"Esta charca de la que hablamos, es una excavación que hicieron cuando reformaron el camino que nos lleva a la Casilla de Peón Caminero. Sacaron zahorra (áridos) para extender sobre la nueva pista y los tocones de pinos que extrajeron los echaron al agujero, con la intención de enterrarlos con los montones de tierra de alrededor, pero finalmente se quedó como se encuentra ahora, empezándose a conocer como la charca de los elefantes."

"El Río Gudillos nace en varios puntos y trampales cercanos, principalmente del que se encuentra por encima de la Fuente del Aserradero".


La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos


Y el Río Moros con sus aguas retenidas en el embalse del Tejo o las Tabladillas y en el embalse, más alto y pequeño, de El Espinar o Vado de las Cabras. Apenas circula agua por su cauce y extrañará verlo así cuando alcancemos el Puente Negro.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - AlfonsoyamigosLa mañana está fresca pero agradable. En zona soleada, junto al Refugio de la Vaqueriza siempre apetece detenerse y esta vez no podía ser diferente. Aprovecharemos a sentarnos en troncos apilados de una corta reciente.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos
Toño y Juan rechupeteando sus galletas Doreo


Más adelante y cuando hemos superado el desvío hacia el Collado de Marichiva, atacaremos el segundo repecho duro, muy duro, que nos pondrá en nuestro famoso “altiplano”, precioso en toda época y que me corrijan los que sepan más que yo, pero creo que es la Loma de los Ojos, junto a la que se encuentra Los Ojos del Río Moros, nacimiento del Río del mismo nombre y algún afluente como el Arroyo Sarao.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos



Al frente podemos ver la Pedriza del Gamonal, que siempre impresiona. En próxima ruta pasaremos mucho más cerca.

Resulta extraño entre tanta naturaleza ver vehículos turismo en las partes altas de la Garganta, aunque con toda seguridad habrán pagado su licencia para acudir a la búsqueda de setas.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - AlfonsoyamigosLa pista alta de la Solana nos permitirá un descenso rápido y divertido, superando los arroyos Patarro, Hornillos, Horcajos y Retamarón que nos pondrá en las cercanías del famoso y protegido Pino Cardosillo o Pino de Esteban que, recordemos, se estima tiene más de 200 años, un diámetro superior al metro cuarenta y una altura cercana a los 35 m.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos


Nuevos descensos divertidos nos situarán en el Puente Negro, sobre el Río Moros. Apenas circula algo de agua por su cauce.

Merece la pena detenerse junto al Chozo del Vivero, pequeño y coqueto pero siempre bien cuidado, en una zona privilegiada de belleza en la que pace ganado a sus anchas.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos
Pino Cardosillo


Unas fotos y risas, como siempre, mientras esperamos a Jorge y a Santi Calleja, que se han demorado. Pero han tomado por error camino hacia La Estación y ya les veremos al final de la ruta. No hay cobertura para los móviles y los mensajes nos llegarán con retraso.

Durante el recorrido nos hemos encontrado aún pocos ciclistas, los que han descendido desde el Collado Marichiva, pero ya en las cercanías de Gudillos nos cruzaremos con buscadores de setas (ha comenzado también la temporada), con padres e hijos que disfrutan nuevamente de la apertura de la Garganta, con amigos y conocidos que nos saludan a nuestro paso.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos
Chozo del Vivero


Galo, que tras su lesión llevaba bastante tiempo sin compartir ruta con nosotros, comentará que ha notado que el grupo, Alfonsoyamigos, ha mejorado notablemente. Mejor forma física, más habilidad en momentos complicados, paradas más breves, mayor ritmo de marcha, pero que lo que no ha cambiado es el buen ambiente entre todos.

Y desde Gudillos a San Rafael, echando el resto hasta reunirnos todos en Restaurante Las Farolas, donde siempre nos tratan genial.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos


En las caras de mis compañeros se refleja  la satisfacción de haber disfrutado de la ruta y mi cara seguro que no es una excepción.

La Garganta del Río Moros abre sus puertas - Alfonsoyamigos

Y una alegría enorme poder saludar a Andrés, que se ha acercado a compartir con nosotros unos minutos y que se recupera rápidamente de su operación. Nos enseña su cicatriz y aquello parece un anuncio de cremalleras. 

También se ha dejado ver Paco. 

Ojalá compartan pronto ruta con nosotros.




7 comentarios:

  1. Preciosa ruta, la bajada por los helechos siempre divertida, las subidas en ocasiones obligaron a empuja bike incluso a los más fuertes.
    Lástima el estravío final de Santi y Jorge, creo que se impone el acudir a las rutas con walkies para evitar estos disgustos.
    Respetar nuestro entorno, proteger y limpiar los caminos llevan a un mayor disfrute, abstenerse aquellos "salvajes" que se lanzan por zonas protegidas y que destrozan el campo, cabe la posibilidad que por culpa de algunos, todos se vean obligados a pasear por asfalto y pista, lo que sería muy triste en esta actividad.
    Me alegró mucho ver a Javi "Galo", siempre bienvenido y al que se echaba de menos.
    Ya queda menos para el rutón de El Tiemblo, este año lo hacemos un mes antes y esperemos que el tiempo acompañe.

    ResponderEliminar
  2. Precioso reportaje lleno de color y fotografias maravillosas.
    Todas las rutas son bonitas, pero para mí las que recorreis por la Garganta, tienen un encanto especial. tal vez sea por el paisaje o por el colorido.
    Es cierto que ya dejan subir coches, para ello aparte del permiso para setas, debes sacar otro para coches.
    Me alegro que disfrutárais. Un saludo. CHARO.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena y variada ruta. Impecable crónica. Alfonso, genial la idea de hacerla "del revés".
    La subida al "altiplano" siempre pica y calienta las piernas, pero merece la pena las impresionantes vistas.
    Me alegré mucho de ver de nuevo a Galo, ..y no solo por los boletus que me regaló,.ja,ja..es un placer siempre "verle el culo" en las subidas. En las bajadas no llego a vérselo porque le pierdo de vista en los primeros segundos..

    Una lástima lo de Jorge y Santi..no volverá a pasar. estaremos todos atentos.

    Deseando ya que llegue el día de El Tiemblo ¡

    buena semana a todos. Cuidaos ¡¡

    ResponderEliminar
  4. Cualquier ruta por la garganta merece la pena, esta en sentido contrario y subiendo al altiplano desde la pista, es especial y mucho mas dura que por el otro lado, merecida ruta por la espera de la apertura de las puertas de la
    GARGANTA, me alegro mucho de la reaparición del Galo, lo que te has hecho de rogar, y envidia la mia, pero sana, de veros en bloque todos a una, pero es así, os garantizo, que ayer por la mañana, mientras que recorria caminos por estos parajes, sin parecerse en absoluto a los nuestros, en cada tramo de camino, me acordaba de vosotros, y de verdad que os echaba de menos, regreso el jueves, pero tengo el domingo 12 y 19, encuentros de perro y morral con otros compañeros, en la del Tiemblo reaparecco, un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena ruta, parece un monologo pero cualquier ruta que nos propone cualquiera del grupo y su cabecilla Alfonso nos deja a todos con la boca abrida, las piernas foljis y el corazon partio(partio pork no sabemos si volvernos pa casa o seguir jajaja es broma;-))
    Da gusto vernos a estas alturas como motos sin motor, una lastima que haya integrantes k no vengan pork no kieren o no pueden. Pork son dias preciosos de paisajes alucinogenos(pork komo te falta riego en la cabeza ves cada rampón subiendo) lo dicho rutas para no perderselas.
    Un saludo a los que nos siguen y a los que nos persiguen(por los senderos, por hacer el mal, simplemente pedalear, disfrutar de la naturaleza de nuestro pueblo, y con las pedazo ruedas k tenemos preparamos unos arrastraderos k cuando llegue una makina kitapinos se ira de cabeza por meter sus ruedinas por los surcos k preparamos)
    He dicho. Besetes, abrazotes, y la morcuera cada deia mas cerca.....

    ResponderEliminar
  6. Como he disfrutado de la ruta por la Garganta con A. y A. ( mono tenia de vosotros y de bicicleta. ).
    Compartir los paisajes de este rincón de S. Rafael. en este tiempo y en cualquier otro no tiene precio.
    Contemplándolos y admirándolos según los recorremos, te responsabiliza para respetarlos y de cuidarlos para que siempre estén tan hermosos y sigamos disfrutándolos.

    Crónica estupenda. Alfonso,haces que se repita con toda intensidad la ruta del Domingo, desde los " buenosdías " y los abrazos del encuentro matutino; hasta los abrazos de fin de ruta y la despedida deseándonos buena semana, con lo cual disfrutamos el doble.

    Un abrazo a todos. (un " pelin " más fuerte para Javi " Galo " y Ándres ).

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.