miércoles, 21 de mayo de 2014

La Sierra del Dragón

¿Dragones en la Sierra de Guadarrama?


Reportaje remitido por Patrick Schoch

En la Sierra del Guadarrama, la montaña de los “7 picos” se conoció durante gran parte de la Edad Media como La Sierra del Dragón” debido a la silueta de esta montaña, que se parece mucho a la cabeza y al dorso con espinas de estos seres mitológicos.

La Sierra del Dragón - Leyenda
Siete Picos

Esta montaña la conocemos todos bien de vista, de nuestras excursiones con la bicicleta, ya que está situada en la zona central de la Sierra de Guadarrama cerca del pueblo de Cercedilla y su silueta es inconfundible.

Su cara norte pertenece al término municipal de Real Sitio de San Ildefonso (Segovia) y la sur al de Cercedilla (Madrid). Los 7 picos están encajados entre el Puerto de la Fuenfría al oeste, el Puerto de Navacerrada al este, el Valle de Valsaín al norte y el Valle de Navalmedio al sureste.

La Sierra del Dragón - Leyenda
Siete Picos y la silueta del dragón


Es la formación más reconocible de la sierra, con su línea de cumbres que se recorta en el horizonte. Los 7 picos que la forman y le dan su nombre se numeran de oeste a este, desde el primero, más plano y occidental (1.934 m) hasta el séptimo, más alto y algo apartado del resto (2.138m), que también es el más oriental y cercano al puerto de Navacerrada.

La Sierra del Dragón - Leyenda
Cara Norte de Siete Picos - Desde el Cerro de la Camorca


Este es el detalle de nombres y alturas.
  1. Majalasna 1934 m.
  2. De Tomás López 2093 m.
  3. De Benito López 2098 m.
  4. De Francisco López 2097 m.
  5. De Nemesio López 2109 m.
  6. De Juan López 2119 m.
  7. Siete Picos, de Nemesio López o Somontano 2138 m. 
La Sierra del Dragón - Leyenda
Al fondo "Siete Picos"


La denominación de “Sierra del Dragón” se remonta al siglo XIII, cuando el arzobispo Rodrigo Jiménez cita a la Sierra del Dragón en su “Historia Gótica”. También Alfonso X el Sabio, al siglo siguiente, recoge el topónimo de “Sierra del Dragón” en su “Crónica General de España”, obra que se considera el primer ejemplo de fusión de la épica y de la historia en Europa.



El análisis de ambas descripciones ha hecho concluir que los dos autores se refieren a Siete Picos, cuyo perfil no debió resultar difícil convertir durante la época medieval en el espinazo encrespado del fantástico animal.

A finales del XIX, 600 años más tarde, los Siete Picos se convirtieron en el nacimiento del Club de Alpinismo de la sierra de Guadarrama

Alberto Oetli, junto con el cónsul británico en Madrid, Arthur Jackson, realizó la primera ascensión conocida a estas cumbres, en 1891.

Más tarde en 1926, el austriaco Eduard Schmid, trazó un camino desde el refugio de la Fuenfría que regentaba, hasta el albergue que su club Peñalara tenía en el puerto de Navacerrada. Esta ruta pasa por la vertiente norte de Siete Picos y hoy es el rey de los caminos de la sierra.



Otro montañero madrileño Enrique Herreros, abrió otra senda a lo largo de la vertiente sur de los Siete Picos, uno de los trazados más vertiginosos que pueden recorrerse en Guadarrama y que desde entonces lleva su nombre.

Estas dos sendas enlazadas se conocen hoy como el “Anillo del Dragón” ya que permite darle la vuelta completa al macizo de Siete Picos.


La Sierra del Dragón – Silueta inconfundible de los 7 Picos

Dragones en Robledo de Chavela



El año pasado al realizar restauraciones en la bóveda de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Robledo de Chavela, se descubrieron 80 dragones que fueron pintados hace más de 500 años. 

Se trata de unas pinturas muy poco habituales en las iglesias y se encontraban ocultas debajo de varias capas de cal, posiblemente por culpa de una epidemia de peste que paso por la localidad a principios del siglo XVIII.

Las pinturas, son de una calidad excepcional y datan de la última parte del siglo XV o principios del XVI: representan figuras de Dragones con largas colas y grandes fauces en tonos negros, rojos, ocres, y verdes. 


Se reconocen perfectamente las fauces abiertas, con enormes colmillos y largas lenguas rojas ondulantes. También se pueden identificar muy bien los ojos, las cejas y las grandes orejas que son elementos identificables de los dragones.




El dragón es un ornamento con dos posibles significados:

Desde la Edad Media la figura del dragón hace referencia al mal, por lo que estas representaciones en las bóvedas de una iglesia pueden ser un recordatorio constante de la lucha contra el demonio y el pecado.



A finales de la Edad Media, el dragón adquiere un significado positivo y en ocasiones se han incorporado estos monstruos como protectores, en los accesos de numerosas iglesias.

Los Dragones, seres mitológicos, siempre han producido temor pero también fascinación, quizá por eso, estos 80 dragones custodian, escondidos en su cúpula, la iglesia de Robledo de Chavela.





Reportaje en TELEMADRID.






10 comentarios:

  1. Patrick, gracias por el reportaje, super cuioso, y madre mia las cosas que se aprenden siendo seguidora de este blog.
    Lo que hace la percepcion, cuando lo miras en detalle, se ve perfectamente la silueta del dragon.
    Por otro lado, comentare que es de todos conocidos esa sierra, ademas, tengo cuñados que han escalado por ella.
    Un saludo. CHARO

    ResponderEliminar
  2. Magnífico reportaje Patrick. Interesante. Además enriquece así el saber más cosas e historia cada vez que montamos en bici por la sierra.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Fabuloso reportage. Ilustrativo y con la sorpresa de saber que lo llevas conociendo toda la vida, y esta leyenda medieval te la hace mas bonita si cabe.
    Gracias Patrick por transladarnos en el tiempo.

    Angel Sierra.

    ResponderEliminar
  4. Por favor. Corrijan la fecha de la primera ascensión conocida.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Weidner, agradecemos tu visita y tu puntualización, que nos ha servido para darnos cuenta de otro error mecanográfico que corregimos también inmediatamente. La primera ascensión conocida a estas cumbres fue realizada en 1891 por Alberto Oetli.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Gracias por vuestros comentarios: la verdad es que es casi el azar que me llevo a inttetesarme por este tema, lo de los dragones de Robledo porque lo comentaban en un periodico local que encontre en un banco del parque...comente el tema con un amigo y vecino de Villalba amante de su sierra y que me dijo que esta sierra tambien se la conocia como Sierra del Dragon pero no sabia mucho mas. Fue suficiente para picar mi curiosidad y investigar el tema...

    ResponderEliminar
  6. Pues bien hecho por tu curiosidad porque nos has aportado una buena información. Un saludo. CHARO

    ResponderEliminar
  7. Interesante reportaje, enhorabuena Patrick.

    ResponderEliminar
  8. Patrick monstruo. K grande eres. Al final le vas ha hacer sombra al plumilla jajajajj. Me alegro que nos tengais tan entretenidos a todos. Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.