domingo, 22 de enero de 2012

Mirador de las Canchas


Cerro de la Golondrina
CINCO acudimos a la convocatoria realizada para el domingo. Nos acercamos a Madrid, para que José “Bombi” nos pudiera acompañar, pero no ha podido ser.
Manu, se apunta a última hora del sabado. Sin embargo, hasta hoy no he podido ver el email de otros tres amigos que se querían apuntar. Lamentablemente, ayer no me conecté a internet después de las 21 horas y no pude ver su aviso. Lo siento de veras. Os facilitaré a todos por email mi teléfono para la próxima ocasión.

La ruta de hoy la ponemos en manos del maestro rutero Jorge, que nos tiene preparada una ruta de nivel medio-alto (depende de la forma física de cada uno), pero no exenta de belleza y de auténtico disfrutar contínuo. Gracias Jorge.
Partiremos de Collado Mediano (1028), junto a la casa de Jorge.
Desde el primer momento, comprobaremos que la temperatura nada tiene que ver con la de San Rafael y alguno se atreve con el pantalón corto y poca ropa de abrigo. Al resto nos sobrará rapidamente equipación, que inflará las mochilas.
Junto Presa de Navalmedio
Aparte de la temperatura, los desniveles que hay que superar nada más empezar te darán inmediatamente calorías de sobra.
Pasaremos por el Reajo del Roble, Cerro de los Agregados y junto a la Ermita de San Antonio (1273). No nos paramos, seguimos subiendo... repechos duros.
Curioso que Manu nos ha acompañado las últimas dos veces en rutas bastante duras. La Becea hacia el Puerto del Pasapán y ésta. Además, éramos el mismo Grupo. De momento rueda bien.

Pino de las Cadenas
Altos del Guijo, Collado de la Fuente del Buey (1308), Cerro de la Golondrina (1392), El Portazgo, Navalmedio (junto a su presa), El Ventorillo, comienzo del Calvario (que en otra ocasión haremos completo) y Pino de las Cadenas (*), donde nos haremos una foto. En este último tramo, muy duro, han ehado algo de grava y compactado, lo que le quita cierta dificultad.

(*) Es un pino albar, que puede tener unos 185-190 años y unos 25 metros de altura.



Se cuenta que en el verano de 1924 el que fuera director del diario El Sol, Ricardo Urgoitiz, pasaba unos días de descanso en la sierra de Madrid y solía dar paseos por la zona y descansar al pié de este pino. Parece ser que allí estaba cuando le comunicaron que su padre había fallecido. Decidió dedicarle un monumento vivo, para lo qu compró el árbol para evitar su tala y lo rodeó con una cadena con la inscripción “A su querida memoria 1840-1924”.


Este Pino se ha convertido en una institución en la Sierra de Guadarrama. Tanto es así, que los agentes forestales de la zona, cada cierto tiempo añaden un eslabón a la cadena, para impedir que el hierro acabe estrangulando el árbol.
A 1500 m de altura

Nos encontramos en el Monte Pinar Baldío, y recorreremos pista fácil hasta cruce con la carretera de Navacerrada (1500).
Algo, poco, de descenso por carretera y cogemos pista por la izquierda que nos llevará a la Peña Entorcal (1540). Primero ascenso con poco desnivel, pero que se irá complicando a cada pedalada. Habrá que tirar de molinillo y de algo más.

El ascenso se nos antojará a todos largo y duro. Jorge se retiene para acompañar a Manu, que por aquí ya empezará a sufrir más de la cuenta. Los tres restantes seguiremos a ritmo lento, cada uno pensando en su propio sufrimiento, pero con pocas diferencias al principio. Paco ya había mostrado su buena forma actual en los primeros kilómetros y vuelve a enseñarnos su rueda trasera ante los desniveles más duros, para llegar al Mirador del Canchal o de las Canchas (1760).
Con los Pandilleros de Villalba
El día está muy claro y ya todos juntos disfrutaremos de unas vistas sensacionales de La Maliciosa, del Alto de Guarramillas (o Bola del Mundo) y de la garganta de La Barranca.
La Bola del Mundo - Cerro Guarramillas
Muchos excursionistas y ciclistas disfrutando del día en este punto, donde me reconocen los amigos del grupo Pandilleros Garrapateros de Villalba, con los que ya coincidimos en el Collado Hornillo el 11 de Septiembre de 2011. Saludos y fotito.
Descenso fácil hacia el Area Recreativa Las Vueltas, cerca del Hotel La Barranca.

Mirador de las Canchas
Desvío, bien dirigidos siempre por Jorge, hacia el Collado de los Almorchones, Cancho de los Alcotanes, Vista Real, Reajo de San Andrés y por polígono hasta Becerril de la Sierra, donde tomaremos refrigerio con buenos aperitivos, antes de continuar marcha y regresar a Collado Mediano.
Genial día, sensacional ruta. Con un desnivel acumulado de 850 m y una distancia total de 40 km.  ¡A la saca!.


4 comentarios:

  1. Yo sufri mas de lo normal,quiero pensar que consecuencia de mi resfriado.
    Paco nos enseño como se suben las cuestas largas y pronunciadas,esta que se sale.
    La ruta preciosa,como casi todas de las que Jorge nos enseña por su zona.
    Buena comentario de la ruta Alfonso

    A ver los rajaos que pasa.

    un saludo Ferluy

    ResponderEliminar
  2. Menudas rutas os marcáis, duras de verdad y da gusto leer vuestros relatos.
    Un saludo
    Javivi

    ResponderEliminar
  3. Una pena que no pudiera acompañaros.. pero pronto estaré vuelta, me dais mas envidia que otra cosa al ver las fotos... espero que este fin de semana se porte la climatología y poder salir con vosotros!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Alfonso, por el reportaje y por portarte tan bien conmigo. Dices: "Manu, que por aquí ya empezaba a sufrir más de la cuenta." Lo que en realidad quiere decir Alfonso y no se atreve es más o menos esto: "Manu, que por este punto enganchó un pajarón indescriptible como no se recuerda en este grupo de amigos biciclistas, milagrosamente seguía subido a su bici, aunque iba a menos de 3 km/h, luchando para no echar pie a tierra y teniendo serios problemas para mantener el equilibrio, tanto sobre la bici como el mental. Nosotros, cansados de esperarle, sacamos el monopoli y les echamos una partida a los amigos pandilleros de Villalba hasta que a las dos horas, lentamente Manu apareció por el horizonte, con la cara desencajada y con ganas de matar a alguien, ¡pero no tenía fuerzas ni para pestañear!

    Por lo demás, la ruta preciosa. Ya sabéis que no me importa sufrir. Me lo merezco.
    Para la próxima echaré glucosa en cantidades industriales y a ver si me hago con un cortaviento.

    1 abrazo.
    Manu

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.