martes, 28 de junio de 2011

Marchas y bicicleta

Para cuando se prevea que en una ruta vamos a tener que poner pié en tierra en más de una ocasión, como viene sucediendo últimamente, aquí va la solución:

¡Ah!, si se realiza un pedido importante,  15 o 20 mínimo, me han prometido regalar una pegatina de su marca para las bicis.


domingo, 26 de junio de 2011

La Garganta cierra hasta Septiembre

Queríamos haber cogido el tren para desplazarnos a Ortigosa del Monte y subir al Puerto de Pasapán por detrás, pero Renfe se ha encargado de quitar de su horario el tren que nos interesaba, que ahora no circula los fines de semana a primera hora.


Compuestos y sin novia o "Tres en la estación sin tren", Javier, Jesús y yo mismo.


Al fondo Peña el Oso

Da gusto poder rodar con Jesús antes de las 10 de la mañana, lo que aprovechamos para hacerlo una vez más, y por última este verano, por la Garganta.



Como ya ocurriera el pasado jueves, iniciamos la marcha desde La Estación, haciendo intención de rodar suave, máxime cuando Javier y yo ya nos hemos pegado un buen palizón ayer.


Pero el hombre dispone... y tus fuerzas son las que te marcan la intensidad a la que podrás rodar.

Solucionando pequeño problema
Jesús está fuerte y ayer no "mató el gusanillo", por lo que marca muy buen ritmo en la mayoría de las ocasiones. Yo me he recuperado bien y me resisto a dejarle escapar y Javier, cada vez rueda mejor y lo hace disfrutando, que es lo importante.




Más paradas para realizar fotos y solamente una (Javier esta vez) para hacer una llamada por el móvil.


Temperatura más alta de lo habitual, a primera hora ya teníamos 22º y alcanzaremos los 27º junto a los pantanos, pero la zona resulta siempre agradable y la aprovechamos. Nos cruzamos con más grupos ciclistas de lo habitual, que habrán pensado también en despedirse de la Garganta.


Refugio de la Vaqueriza
Tirones continuos como si de realizar series de entrenamiento se tratara, que al final dejan algo mermado a Javier, que reconoce estar pensando ya en la refrescante cerveza que nos vamos a tomar; no quiere saber nada de nuevas variantes y de añadir más kms.


Las cervezas han caído (es un decir, pues no hemos desperdiciado ni una gota) en Bar Hernando, con nuestro amigo Alfredo, dando por concluida la ruta de hoy, aunque yo me quedo en casa y Jesús y Javier marchan para El Espinar.


Al final, 50 kms a añadir a los de ayer, con una media de algo más de 17 kms./hora, que añadidos a los kms de ayer y los del jueves, nos da como resultado un fin de semana muy, pero que muy intenso.


sábado, 25 de junio de 2011

Embalse Cañada Mojada - El Ingeniero

Salvo Javier y yo mismo, ninguno había confirmado su asistencia, pero a las 9 aparecen Javi “Las Vegas” y Germán, al que no le apetecía mucho madrugar.

Cogemos altura, en frío, pasando junto al Colegio y bordeando el Campo de Futbol, para coger la pista forestal, que abandonaremos pronto al dirigirnos hacia la Prado de Juan Llanos y seguir por el Camino de la Peña del Águila. Es pronto, pero ya hemos roto todos a sudar.

Zona pedregosa que atraviesa con habilidad Javi “LV”, el resto como podemos y ascenso hasta Collado Hornillo (1637 m.) por la Cañada Leonesa o GR-88. Seguimos sin parar hasta la Fuente del Hornillo que, como siempre, solamente nos ofrece un lento goteo de agua.
En cuanto podemos, cruzamos al margen izquierdo para coger el sendero divertido que todos conocemos. Germán y Javier son siempre más precavidos.

Fuente del Hornillo

Junto al Camping “Valle de Enmedio”, optamos por variante de la derecha por sendero que nos llevaría a Cueva Valiente” y que abandonamos para cruzar el arroyo y recorrer sendero por encima del Camping. Tomaremos descanso en el siempre agradecido Embalse de Cañada Mojada (1552 m.) que se encuentra aún al 100%.

Como estaba previsto y a pesar de que Germán da algunas señales de fatiga, tras superar el Embalse, giraremos a la izquierda, abandonando la variante que nos llevaría al Alto de Gargantilla.

Embalse Cañada Mojada
Por zona de buen rodar, pasaremos junto al Refugio de Las Esquinillas, que parece estar en buen estado, y pararemos en pilón (sin demasiada antigüedad), pero que ofrece abundante agua fresca, que todos agradecemos. Caminos y variantes difíciles de describir, un km de ascenso que Germán nota sobremanera pero que recorre sin quejase.
En encrucijada de caminos tomamos el sendero más pequeño que, tras dos pequeños repechones de 25 metros y descenso rápido por eses, nos situará en valle primero, en pradera después y, finalmente en alambrada y puerta que nos pone nuevamente en la provincia de Segovia. Hay que conocer bien la zona para poder coger el Camino del Ingeniero, pero les sitúo sin problemas.

El Ingeniero lo conocemos bien y aunque, teóricamente, estamos realizando el recorrido de descenso, nos encontraremos con pequeños tramos en subida que arrancan las últimas fuerzas de los que ya van “tocados”.
Javier probará la dureza del terreno al atravesar un arroyo, pero sin mayores consecuencias.
Aprovechamos para refrescarnos en la Fuente Majada del Brezo, que tiene cerca el Chozo en ruinas, y ya no pararemos. A Javi “LV” le encantan estos recorridos y yo le doy gusto marcando un excelente ritmo.
Javier nos abandonará en variante que le llevará a El Espinar y el resto nos tomaremos una cervecita en mi casa.
Hemos acabado cansados, creo que el calor influye, con 32 kms recorridos y algo más de 3 horas de pedaleo, pero todos satisfechos.
Germán, sin la preparación adecuada, un "Jabato".

video




viernes, 24 de junio de 2011

El Alto del León - Ayer y Hoy

  • Alto del León - Foto del Archivo Municipal de Guadarrama

Alto del León - Foto de Alfredo Vázquez

Alto del León - Foto de Alfredo Vazquez

jueves, 23 de junio de 2011

Antes del cierre de la Garganta

Todos teníamos en mente que mañana viernes cerraban la Garganta, así que cuando me he reunido con Javier, Jesús y Jorge, hemos decidido dar la última vuelta antes del verano.
El recorrido es el habitual desde el principio, reuniéndonos los 4 en el Camino de los Pastores y cruzando enfrente del Inem, por lo que no doy más detalles.

Los cuatro nos hemos puesto a buen ritmo y hemos pasado por el control de la Panera a todo trapo.
No es que hiciera frío, no es que tuviéramos prisa, no es que estuviéramos compitiendo... pero se ve que nos encontrábamos bien y hemos mantenido los cuatro una marcha fuera de lo habitual, hasta remontar los dos pantanos, que siguen soltando exceso de agua pero en menos cantidad que en fechas pasadas.
El regreso también ha sido muy rápido, interrumpido en ocasiones por Jesús con el envío-recibo de llamadas por su "celular". Hacíamos por esperarle y cuando nos alcanzaba, pasaba como una flecha, como si la espera no fuera con él...
Les he hecho recorrer algunos senderos no habituales, con ocasionales subidas fuertes y descensos para disfrutar, que creo han gustado a todos.
Hemos acabado en la terraza del Bar de Alfredo, tomando las cervecitas de rigor, acompañadas de agradable charla.
Solamente puedo acompañar una foto, sin demasiado interés además, pero es que con la marcha que hemos llevado no me han dado muchas opciones. La próxima vez.

lunes, 20 de junio de 2011

Casilla de Peón Caminero

En la Carretera Nacional VI, sentido Segovia, después de sobrepasar el Alto del León y abandonar la provincia de Madrid, iniciamos descenso del Puerto y encontramos, después de unos cientos de metros, a nuestra derecha, junto a una gran curva, los restos de una Casilla de Peón Caminero.

Nostalgia de tiempos pasados, reliquias que nos empeñamos en olvidar, sin darnos cuenta de que con ellas se va también una parte de nuestra historia.






Actualmente en ruinas, solamente quedan en pie sus muros maestros, testigos mudos del paso del tiempo, atalaya desde la que, como antaño, se pueden divisar con claridad todos los montes cercanos.


A pesar de nuestro olvido, esta triste edificación, o lo que ya queda de ella, parece resistirse a morir y se empeña en recordarnos:   “A San Rafael 5 Kms.”
                                       “A Villacastín 28 Kms.”

sábado, 18 de junio de 2011

Marcha ciclista en Perorrubio

Como ya anunciábamos,  hoy hemos tenido una Marcha Ciclista, festiva y no competitiva, en la localidad de Perorrubio.
Iglesia Románica de San Pedro ad Vincula
Nuestro amigo Oscar nos había invitado en varias ocasiones y, en esta vez decidimos acompañarle.
 Nos hemos acercado Jorge, Fernando y yo, pero el grupo lo han formado al final más de treinta ciclistas de todas las edades, que lo único que pretendíamos era pasarlo bien.
La marcha iba muy relajada hasta que Oscar ha decidido pinchar. No llevaba bomba y Jorge, que le acompañaba, no lograba hacer funcionar la suya. Llamada de móvil (bendito sea en algunas circunstancias)  y regreso con Fernando a buscarles algo más de 2 kms. Mientras intentamos el arreglo, otro par de amigos volverán también a interesarse y ayudar. Para alcanzar a la cabeza de grupo, tiramos de desarrollos altos y cada uno da cuanto puede.
Les alcanzamos y nos unimos al resto, ya que han parado como estaba previsto, para tomar cuanta cerveza nos ha apetecido y unas buenas raciones de chorizo frito, panceta, tortilla de patatas y otras viandas, hasta que todos hemos quedado satisfechos. En este instante, han abandonado la marcha los que hasta aquí pensaban llegar y el resto hemos continuado, aunque costaba volver a subirse a la bici.
Reagrupamiento
Las partes más duras del recorrido han llegado en este instante, con una primera subida a un puerto que a la mayoría nos ha parecido de 1ª categoría. En cruce de caminos, Fernando ha preguntado cuánto restaba en tiempo, pues se veía apurado para llegar a la boda de su sobrino, esta misma tarde.
Como la cosa se iba a alargar demasiado, Oscar ha sido tan amable de acompañarnos de vuelta a Fernando y a mí (Jorge ha seguido con el resto del grupo), por donde se suponía se trataba de un atajo.

El llevar a Oscar a tu vera endurece cualquier paseo dominguero, pues se empeña en sacar siempre lo mejor de tí y no cesa en pedirte más y más como un entrenador rabioso.  Fernando y yo hemos dado cuanto hemos podido, solamente para que se callara, y hemos llegado "algo cansadillos"  de vuelta a Perorrubio.
Una cervecita rápida y al coche. Oscar regresaba a buscar al grupo (pletórico de fuerzas) y nosotros nos les hemos encontrado en cruce de caminos. ¡¡Esperamos volver a veros!!.


domingo, 12 de junio de 2011

Amigos de Alfonso

Lo bueno de nuestro Grupo, lo auténticamente formidable, es que:
  •  no tenemos una lista cerrada de socios
  •  no tenemos un carnet que nos identifique
  •  no hay obligación de acudir todas las semanas
  •  no hay forma de repetir alineación
  •  no conseguimos fotografiarnos todos juntos
  •  ni siquiera llevamos el mismo uniforme...
... pero todos amamos la naturaleza, la bicicleta y compartir buenos momentos con los amigos.


Este Blog pretende reflejar ese espíritu y si lo consigue es gracias a todos y a cada uno de vosotros, los “amigos de Alfonso”.

Un fuerte abrazo.




sábado, 11 de junio de 2011

Puerto de la Fuenfría

Fernando: "Ahora estoy... ahora no estoy"
Teníamos pendiente completar la "Ruta de la Fuenfría" sin realizar escalada y sin incidentes. En esta ocasión lo intentamos Fernando, Javier, Jorge y este narrador.
Salimos desde San Rafael a las 9 de la mañana. La ruta lleva su tiempo pero, además, cada vez apetece más madrugar.

Evitaremos subir el tramo habilidoso del Arcipreste, por lo que en Gudillos giraremos por detrás de Iberpistas y subiremos por la "Alfonsina" hasta cruzar con El Camino del Agua. Desde aquí, hasta cruce con Carretera Nacional, en la Umbría de Gudillos, dejando a nuestro lado lo que queda en pie de la Caseta de Peón Caminero.

Ochocientos metros por carretera hasta alcanzar el Alto del León y un km más en descenso por la provincia de Madrid, hasta tomar giro que nos pone en el Camino de los Lomitos. Hasta aquí sin incidentes y con muy buena hora.
Recorrido animado, a ratos con charla, para llegar a última curva a derechas, junto a fuente, donde en la ocasión anterior optamos por escalar. A la vista el Collado del Rey. Descendemos por el Camino de la Solana, que se encuentra en muy buenas condiciones.
Cuando tenemos a la vista las vás del trén, giro cerrado a izquierdas por zona recientemente urbanizada y junto a gran depósito de agua emprendemos ascenso muy duro por zona muy pedregosa, que solamente es capaz de superar Jorge montado.Al final del subidón, pilón de agua muy fresca y descanso obligado. 
Tomaremos la pista principal, pasando por el Centro de Vigilancia de Incendios. (En ocasiones se puede ver algún helicóptero en tierra). Estamos en el Camino de los Campamentos, por una zona que se hace dura por su pendiente.
Antes de llegar al Sanatorio de la Fuenfría, cogeremos esta vez variante a la izquierda por pequeño sendero, que nos adentrará entre los pinos por zona realmente bonita. Haremos foto junto a fuente muy caudalosa.
Retomaremos la pista principal, que se encuentra en su primer tramo asfaltada. Estamos en la Colada de la Fuenfría.
Tramos realmente duros que recorremos muy agrupados.

En el Mirador de L. Rosales

Solamente se aliviará la dureza después de superar el Arroyo de Navazuela e indicación que informa en la proximidad de sitio con encanto "Ducha de los Alemanes".
A partir de aquí, buen recorrer, aunque Fernando y Javier se quedarán algo descolgados cuando Jorge y yo aumentamos el ritmo.
Reagrupamiento junto al Mirador de Luis Rosales. Más adelante el Mirador de Vicente Aleixandre y a la izquierda, el Reloj de Cela.


En el Mirador de la Calva
Ya estamos en la Carretera de la República. (Que pretendía unir Cercedilla con Valsaín y no llegó a terminarse). Se rueda bien hasta el Mirador de la Calva, desde donde se ven unas vistas impresionantes que las fotografías no son capaces de reflejar. Nuevo tramo hasta llegar al mismo Puerto de la Fuenfría (1796 m.), cruce de caminos. (Calzada Romana, Senda del Infante, Carretera de la República y Camino Schmidt).

Bromas y fotos en el descanso obligado, para después tomar la Vereda  o Senda del Infante hacia el Collado de Marichiva. Tenemos las vistas de todo el Valle a nuestro izquierda. Impresionante.

Al comienzo de la Calzada Romana

Haremos una nueva parada en la Fuente del Infante, con mucho caudal de agua, como todas las que hemos encontrado hasta ahora.
En la puerta-paso del Collado ya decidimos bajar por el lado pedregoso (margen izquierdo). La última vez lo hicimos por la variante de la derecha.
La bajada de Marichiva está más descarnada que de costumbre y la subida debe ser ahora especialmente dura.
En el regreso, Javier coge mi bici para probar la doble suspensión y creo que queda encantado. Serán los últimos kms de mi Scott del 2006.
Fin de una ruta genial con las cervezas en Las Farolas.
En la Fuente del Infante
Muy buena temperatura, algo fresca e ideal para mí, no pinchazos, no incidentes, disfrute total y "buen rollito".
Hemos roto el mal fario que teníamos con esta ruta.


miércoles, 8 de junio de 2011

¿Cuando acabas los exámenes, bombero?

Te echamos de menos.

domingo, 5 de junio de 2011

Puerto de Pasapán

Javier y Jesús desde El Espinar, Jorge y yo desde San Rafael, coincidimos en La Estación.

Dura subida. Abajo el Embalse
Rodaremos hacia la Zona Recreativa de La Panera, donde volveré a saludar con un guiño a quien se encuentra en la taquilla. Jesús nos deleita todo el recorrido con un crujir sordo de sus radios traseros, que cuesta no prestarle atención.

Pedriza del Gamonal
Sobrepasamos el Puente de La Panera primero y el Puente Negro después. Rechazaremos la pista que se nos presenta a la izquierda y seguiremos por la pista principal. Eso sí, cogiendo la opción que tenemos a la derecha para acercarnos más al Río Moros.

Pequeño refrigerio y retomamos el camino principal tras repecho algo duro de cincuenta metros.
Marcha a no mal ritmo y agrupados hasta llegar al cruce con nueva variante a la izquierda, frente al Embalse de San Rafael o del Vado de las Cabras. Nuevo descanso mientras Jesús y Jorge se acercan a por agua a la fuente.

Vistas del Valle
Ascenso por el km de marras, hacia la antigua cantera, en el que tomo la delantera, seguido de Jesús, que vigila sus pulsaciones con mucho mimo. Remontamos y llega tras nosotros un grupo que está dando la vuelta a la Garganta. Jorge y Javier se retrasan. Asoman la cabeza cuando ya bajábamos a buscarles. Javier ha perdido los tornillos del plazo pequeño y lo lleva completamente suelto. Aguantará así el resto de la ruta.

A 1879 m y con 20º
Recorrido rápido hasta llegar a una altura de 1650 m, donde cogeremos cortafuegos, “cortado con muy mala leche”, que nos obligará a trepar pié en tierra. Son 600 duros metros de empujar bicicleta, que no permiten mucho respiro. Superamos desniveles del 26% y hasta del 35% en un momento muy puntual. Cuando podemos volver a montar las bicicletas estamos a algo más de 1750 m. Las vistas del Valle son formidables.

En el Puerto de Pasapán
Pasaremos por entre la Pedriza del Gamonal, impresionante la mires como la mires. Rompe-piernas continuo y último tramo más llevadero, a pesar de encontrar mucha piedra suelta, que nos pondrá en pocos minutos en el Puerto de Pasapán. Curioso: Diferentes mapas consultados marcan alturas entre los 1843 y 1846 m. El altímetro de la bici de Jesús nos muestra 1879.
Javier ha subido como un campeón con su plato de menos, el más necesario.
Esperando el bocadillo

Jesús proponía bajarnos por la otra vertiente y volvernos en tren, pero decidimos realizarlo en otra ocasión, no estamos seguros de poder llegar a tiempo. Bajaremos por el GR-88, primero hasta el Alto del Casetón (1728 m) y después seguiremos la Cañada Real Leonesa en descenso my rápido y peligroso en ocasiones, que abandonaremos para tomar la variante a la derecha, por senderos muy agradables, que nos llevarán frente a las piscinas de La Panera.

Javier busca cambio para llamar desde la cabina
Llegada a La Estación, pero Jorge tiene prisa y yo quiero llevar la bicicleta a revisar, he tenido problemas toda la ruta. He ido a buscar el coche, pero en El Espinar coincidiremos entregando las 3 bicicletas averiadas.

Notas: Proponer crear Grupo de Alpinismo Extremo SCB, “Siempre Cargando Bicicleta”.

Ya tenemos voluntaria para apuntarse al nuevo Club SCB.

Un beso muy "gordo" para mi hija Carolina