sábado, 31 de diciembre de 2011

Con los amigos del Club Valtueña

Alfonsoyamigos
Valtueñas en la Casa de Campo
Hoy no era día para grandes rutones, pero sí para hacerte una salida con la intención de mantener las piernas activas y disfrutar.
Como quiera que este año y en estas fiestas, no he subido para San Rafael, la opciónn ha sido acercarme a la Casa de Campo, que siempre la tenemos a mano y en toda ocasión es hospitalaria.

Alfonsoyamigos
En la Casa de Campo de Madrid
Alegría tremenda la que he tenido al encontrarme con los compañeros de Club Ciclista Luis Valtueña, con los que compartí, hace algunos años, muchas experiencias con la bicicleta y con los buenos momentos de las posteriores cervecitas.
Como digo, gran alegría que han demostrado ser compartida y recíproca.
Compartir con ellos parte de su ruta, me ha hecho sentirme algo más joven y traerme el recuerdo de muchas salidas disfrutadas juntos. Del sufrimiento de alguna ocasión ya no me acuerdo.

Alfonsoyamigos
La primera foto que me hice con el Club Valtueña
Es de Enero del 2003
Alguno ya tenía el poco pelo de ahora
Desde aquí, felicitar el Nuevo Año 2012 a los que he podido estrechar la mano y al resto de componentes de este Club, siempre amigo, al que tengo un cariño especial.
Un fuerte abrazo.

martes, 27 de diciembre de 2011

Me han robado la mountain bike

Siempre trae buenos recuerdos visionar este vídeo.

* No os olvidéis de liberar el sonido.
                                          En alta calidad pinchando en este enlace de youtube


La sugerencia de la música es de Miguel Baranda, al que doy las gracias.


                   ¡¡ FELIZ AÑO NUEVO 2012 !!

domingo, 25 de diciembre de 2011

Arco de la Ermita de Santo Domingo

alfonsoyamigos
Arco de Santo Domingo - El Espinar
Arco de Santo Domingo
Situado en la mata de Santo Domingo, a unos tres kilómetros de El Espinar por la carretera SG500, que une la Nacional VI con la provincia de Ávila, pero que podemos alcanzar por el Camino de los Castrejones.

Para aquellos paseantes que gusten de subir hasta allí, pueden dejar el coche en el camino que sale a la derecha al poco de pasar la fábrica de queso. Se pasa por un pequeño puente y tras una puerta con paso canadiense, se continúa hasta el alto, en el que dejaremos una cuadra a nuestra derecha. En el alto abandonaremos la senda principal y cogeremos un camino marcado que sale a nuestra izquierda dirección oeste, para llegar al Arco de Santo Domingo por encima de el. En total hemos echado unos 15 minutos.

Arco de Santo Domingo - El Espinar

Próximo a la mata hay un abrevadero fuente en el que podremos descansar y saciar la sed, fuera de la época estival.
Parece ser que es este uno de los enclaves más antiguos del lugar, donde nació la población de El Espinar, según figura en la Carta Puebla (1) de 1297, (Siglo XIII), primera de El Espinar, concedida por el Concejo de la ciudad de Segovia el 8 de Junio.

Arco de Santo Domingo - El Espinar

(1) Se dice del diploma que contiene el reparto de tierras que se daba a los nuevos pobladores, del sitio o paraje en el que se fundaba alguna población.

De estos tiempos remotos no queda ningún vestigio, pero en esta zona se encuentra esta ermita que ha quedado relegada a un simple arco como prueba de su existencia y viéndolo de cerca, cuesta creer que aún se mantenga en pié.
Perteneció probablemente a una de las aldeas que circundaba la villa, la de Santo Domingo de la Cañada. Su espectacular arco de medio punto, estilo románico, que data del siglo XVI, debió pertenecer a una pequeña iglesia, construida después de la invasión musulmana.

Se dice que, en raras ocasiones, se ve trepar la sombra de un duende por sus piedras. (Quizás tengáis suerte de verlo). – Es broma.



Desde la mata podemos ver la Dehesa Chica y el Campo Azalvaro que resultan agradables a la vista en toda época, y por detrás del Arco, enmarcado, la localidad de El Espinar.

Arco de Santo Domingo - El EspinarSon distintas vistas del mismo Arco, pero es que no hay más...

Nota: El último partido político electo en El Espinar se comprometió a afianzar y asegurar el “Arco Romano de Santo Domingo”.

Arco de Santo Domingo - El Espinar

                                                       Pincha este enlace para ver el video


domingo, 18 de diciembre de 2011

Marichiva y Collado del Rey

El sábado por la noche podíamos pensar que el domingo seríamos 12 ó 13, para rodar juntos, pero ¡ay!
Gargantilla
Celebraciones del triunfo del R. Madrid ante el Sevilla, resacas de comidas de empresas, constipados mal curados, miedo a que te hablen del Madrid-Barcelona (Javi “Vegas” se ha quedado con ganas), bajas temperaturas, temor ante la ruta propuesta o, simplemente, que se está muy bien en la cama.

El móvil lo tengo caliente. Mensajes y llamadas anunciando bajas de última hora. Cualquier razón es buena y por supuesto, válida.
En el Collado de Marichiva

Especial mención para Jorge, premio por intentarlo hasta última hora, que madruga y se desplaza hasta San Rafael, pero para decirnos que no tiene el cuerpo para salir a rodar... Se vuelve a su casa, ¡lástima!
Claro que llegado este punto, os preguntareis cuántos hemos salido al final...
Pues allí me encuentro al salir de casa a Javi “Vegas”, bajando del coche su bici. Por el Paseo Ribera veo pasar a un ciclista que no conozco, pero me acerco, presento y dice ser Rodri, amigo de Ferluy e invitado por éste. Al final del Paseo ya aparece Samuel, al que di aviso de la baja de Javier. También llega Ferluy, pero sin Paco. Y en ese instante llega Jorge, pero ya he contado el desenlace.
Alto de Marichiva
Así es, CINCO que seguiremos el guión propuesto, dirigiéndonos primero hacia Gudillos, la Fuente de los Aserradores, Campanillas y pista de la Garganta.
Desde el primer momento, se le nota a Rodri que tiene fuerzas suficientes para darnos a todos un buen repaso, pero en ningún momento presumirá de ello, hasta...
Ya se sabe que algunos somos diesel y que necesitamos calentar antes de exigirnos, pero ya en La Garganta, se irá incrementando el ritmo de marcha poco a poco.
Límite provincias Madrid - Segovia

Nada de nieve, nada de hielo, que no sea el rocío en las ramas de los árboles y arbustos (poético). Vuelve a sobrarnos algún complemento de abrigo.

Dos breves paradas para realizar una foto y directos hasta el desvío hacia Marichivas, que nos parece más empinado que nunca, incluso a la vista.

Aquí es donde Rodri, sin ánimo de hacernos de menos y sin mirar atrás, inicia marcha y le vemos alejarse poco a poco, hasta perderle de vista. Samuel seguirá detrás de él, con menos ritmo, pero sin detenerse, ¡bien!

Los tres restantes subiremos, claro que subiremos, pero montados en tramos y a pié en otros.
A mitad de recorrido, Rodri, que ya alcanzó el punto más alto, regresa a buscarnos y juntos llegaremos a meta, donde nos espera Samuel, al que le ha bastado con realizar el esfuerzo una sola vez.

Hacia la Fuenfría, los árboles muy blancos, menos en sentido contrario que es por donde va nuestra intención.
Pista amplia y fácil de recorrer, aunque continuamente se nos presentarán toboganes. Cuando bajamos algunos a gran velocidad, ya pensamos que después habrá que volver y superarlos en ascenso.

Collado del Rey
Junto a fuente, única zona con alguna placa de hielo. Después rodar y rodar hasta el Mirador del Collado del Rey (1614 m.), que delimita los términos de Cercedilla y Los Molinos.
No podemos distinguir La Peñota (1945 m), por la niebla, pero en cambio si alcanzamos a ver Madrid con todo detalle, ya que por esa zona el día se muestra muy despejado.
No nos ha sentado bien detenernos en esta ocasión, Rodri tiene problemas con su bici, yo con la amortiguación, que se ha bloqueado y Javi sufre un pinchazo en un gemelo.

Atrás La Peñota
Regreso hasta Marichiva y, como preveíamos, ya empieza a ser duro para alguno.
Descenso por el margen derecho del arroyo, que hoy está más peligroso que nunca y causa algún pequeño incidente, pero nos agruparemos junto a la pista principal, sin problemas mayores.
A partir de aquí, algo se desatará y realizaremos el descenso a más que buen ritmo, tomando la cabeza por turnos no fijados.
Al fondo Navacerrada
Puerta de Campanillas, tres descienden por el camino del pilón y Rodri me acompaña por la pista, pues sigo teniendo bloqueada la amortiguación.

En Las Farolas, caldito rico, rico y botellines. Rodri y Samuel parten para El Espinar.

Estupenda ruta, a muy buen ritmo general  y en la que todos hemos disfrutado. Sentimos no haber contado con el resto de compañeros. Rodri, ¡buen chaval!.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Cerca del Portillo - El Espinar

El Espinar, 10 de la mañana. Allí estamos a pesar de que hace frío. Lo mejor, dar pedales.

Carretera de Ávila, que abandonamos inmediatamente por la izquierda, por la zona de El Barrero. Un pequeño ascenso, dejando a la derecha 2 pilones. Después, giro a la derecha para coger cuanto antes la Vereda de la Talanquera (que en ocasiones llamamos “de las Dehesas).

alfonsoyamigos
Vereda Talanquera - Casa del Alberche

Después de circular entre pinarcillo y La Dehesa Chica, desecharemos coger por la izquierda la Vereda del Guijo (en subida dura), y seguiremos pista, solamente con algún charco.

En la Cerca ddel Portillo

Cruzaremos el Arroyo del Endrinal primero y después, el Arroyo de la Granjera, hasta llegar a curva a derechas que nos pondrá nuevamente en la Carretera de Ávila.

Unos cientos de metros y por la derecha ya estamos dentro de la Cerca del Portillo, dejando a nuestra derecha El Potril (1436 m.), que después bordearemos.
A derecha e izquierda observamos varios pilones, uno de gran tamaño. Vamos siguiendo el cauce del Arroyo Portillo, aún con poco agua.

Estamos pensando en mañana y rodamos muy suaves, lo que conviene también a la recuperación de Fernando y puesta en forma de José.

Bordeamos valla de piedra, dejando al otro lado la Cañada Real Soriana Occidental.



Ascenso que resulta muy cómodo de recorrer y, después de varios cruces de caminos, que hay que conocer, iremos regresando hacia El Espinar por senderos muy habituales para nosotros.

Desechamos subir hasta la Torre del Telégrafo y disfrutamos de recorrido, pasando por encima de las ruinas de la Ermita (Arco) de Santo Domingo, hasta coger ya en descenso rápido el Camino de los Castrejones.
Nuevos metros por carretera para, por la derecha, alcanzar la Ermita y la Fuente de San Isidro
Ya estamos en El Espinar y nos detenemos en La Típica, donde nos obsequian con un caldito que se agradece.
Fernando, Javier, José, Fernando, Samuel y este narrador hemos disfrutado de la ruta. No ha llovido y el frío ha sido muy soportable.

¡Espero que os gusten las fotos...!



jueves, 15 de diciembre de 2011

¡¡FELIZ NAVIDAD 2011!!

Gracias a todos por vuestra Amistad

                                               La felicidad es hacer lo que se desea
                                           y desear lo que se hace. No sueñes
                                           tu vida, vive tus sueños.
                                           Un fuerte abrazo para todos.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Collado Gargantilla con niebla

Difícil, muy difícil repetir equipo más de dos días seguidos. Unos se borran a última hora y otros se apuntan. 

Es genial, sin ataduras y compromisos, solamente el deseo de compartir buenos momentos con los compañeros.

Hoy, cuando todavía tenemos la resaca del partido de ayer (R.Madrid – Barsa), del que nada voy a comentar, nos juntamos en San Rafael siete amigos, que estamos dispuestos a realizar ruta a pesar de la niebla que nos rodea.

Aprovecharemos alguna parada para despojarnos de ropa de abrigo.

El color del día invitaba a abrigarse, pero la temperatura no es demasiado baja y se está realizando esfuerzo.

Será en Collado Hornillo, cuando  José, que hacía bastante tiempo que no salía, está pensando en volver atrás, pero le convencemos para continuar. El ritmo será muy llevadero.

Los chubasqueros volverán a estar presentes, pues empieza a caer una fina lluvia y el descenso hasta el Camping de Valle Enmedio es frío y húmedo. Cuando atravesamos la puerta con candado junto al Camping, el tiempo ya mejora y resulta hasta agradable.

El Embalse de Cañada Mojada está completo y soltando agua, precioso en un día con este color.
El rodar habitual por unas zonas que nos son muy conocidas, aunque la niebla nos envuelve nuevamente y parecen escenarios diferentes.

Llegados al Alto de Gargantilla, Samuel se ve con ánimo de proponer subir a Cueva Valiente, pero con el ruido del viento y apenas se le escucha.

El descenso hasta el cruce con el Camino del Ingeniero será divertido, como siempre, pero habrá que tener más cuidado del habitual.

Cualquier rama o piedra húmeda te puede llevar al suelo. 

Mérito extraordinario el de José con su bicicleta totalmente rígida.

En este punto, Javier, Juan, José y Samuel tomarán sendero hacia El Espinar y los demás, Ferluy, Paco y yo seguiremos hasta coger la pista forestal y descender hasta San Rafael y Las Farolas.
se nos unirá al rato Fernando, que será víctima de los comentarios sobre el partido de ayer. Promete salir con nosotros la próxima semana. ¡Bien!.




Salida con ingredientes diferentes, pero bien sazonada con buen rollito.






                                                           Pincha este enlace para ver el video

jueves, 8 de diciembre de 2011

Pino Cardosillo o Pino de Esteban

Puerta con candado
España celebra hoy la festividad de la Inmaculada Concepción y algunos que andamos por estas tierras aprovechamos para realizar otra rutita.

No será muy larga, no será muy complicada, pero tendremos buena compañía y lo pasaremos bien.


Al fondo La Estación
Quedaremos junto a la Fábrica de Madera de San Rafael, en el Camino de los Pastores.
Seguiremos por El Estepar, donde sorprenderá no encontrar barro a estas alturas del año. Bordeando varias fincas, acabaremos junto a la Nacional VI, que cruzaremos con extrema precaución.

Quitándonos ropa de abrigo
Ascenso por camino duro, ya conocido, hasta llegar a La Estación.
Una vez superado el punto donde se encuentra la iglesia, les haré girar a la izquierda por camino en descenso junto a chalet para, después de saltar valla con candado (que creo no debería existir), cruzar el Río Moros por puente de piedra.
Pequeño senderillo a la izquierda, que obliga a tener habilidad para evitar piedras y zarzas.

Seguiremos hasta tener a la vista puerta que da acceso a las vías del tren. Aquí, giro a la derecha y a seguir el camino que no tiene pérdida. El recorrido es muy agradable y, en un día como el de hoy, ya empieza a sobrar ropa.

En otras fechas del año hay que tener especial cuidado por esta zona, pues suele haber reses bravas.
Recorrido en fila india que invita a ser fotografiado, pero no me detengo. Lo haremos junto a puerta de hierro y caserón claramente abandonado.

Monumento a la Venta del Cornejo y Libro del Buen Amor
Este camino nos llevará directamente al monumento que recuerda la Venta del Cornejo, donde haremos parada para tomar un refrigerio.

Junto al Pino Cardosillo
 Sí, allí me encuentro con Carlos, Javier, Santi, Jorge, Samuel y Daniel, que reconoce ser del Atlético de Madrid (¡buena gente!).

Seguiremos camino por la Garganta, pasando junto al Puente Negro y más adelante, junto al Refugio de los Guijos y la fuente del mismo nombre.

Pino Cardosillo
Más adelante, giro a la izquierda e iniciamos ascenso. Algunos tomamos buen ritmo de pedalada que nos llevará a curva conocida, por donde transcurre el Arroyo del Retamarón.
Punto de encuentro y objetivo conseguido, pues allí nos espera el protegido Pino Cardosillo o Pino de Esteban. Se estima que tiene unos 200 años y unos 7 m3 de madera. Su diámetro supera el metro cuarenta y una altura cercana a los 35 m.
A partir de aquí, ya prácticamente todo será regresar a casa. Disfrutaremos del descenso, por caminos que atraviesan prados y varios arroyos, hasta alcanzar GR y desde aquí tomar desvió (que hay que conocer para encontrar) para, por otros caminos no siempre limpios, llegar junto a las piscinas del área recreativa de La Panera.
Unas cervecitas, torreznos y risas en la Asociación en La Estación.
Aprovechamos para quedar el próximo domingo a las 10 en el Paseo Ribera de San Rafael.


martes, 6 de diciembre de 2011

Cañada Soriana Occidental

Alguna baja de última hora, pero en El Espinar me encuentro con Carlos, Juan, Samuel y con Daniel, al que alguno no conocíamos hasta ahora, pero con el que inmediatamente congeniamos por su carácter abierto.




Algo de carretera e inmediatamente giramos a la izquierda, para seguir por encima del polígono industrial.
Pasaremos junto a un par de pilones y por senda junto a pinarcillo que nos pondrá en el Camino de las Dehesas.


Charla amena y rodar hasta llegar al final de la senda, para salir al cruce con la Carretera de Ávila.
Unos cientos de metros y abandonamos asfalto por la derecha para coger dehesa de propiedad municipal.
Encontraremos aquí y más adelante algunos cazadores, e incluso oiremos disparos de vez en cuando, pero ellos a lo suyo y nosotros a lo nuestro. En cualquier de los casos, para pasarlo bien.
En ocasiones y solo al principio, atravesaremos zonas algo embarradas, pero fáciles de esquivar. Según subimos rodaremos con mayor facilidad. Los senderos se ven con claridad, no hay pérdida posible.
Daniel reclama una parada para tomar una barrita. No sabemos si ya iba algo cansado o es que es de buen comer. Cruce de barritas de distintos sabores y Juan es tan amable de darme una mandarina pelada.
Solo paramos cerca del pilón grande, pero no junto a el, ya que es la hora en la que el ganado también ha decidido tomar un trago.


Sin llegar a cruzar la cerca al final de la finca, seguiremos nuevo senderillo que nos situará junto a encina, por todos conocida, y que creo que no crece más porque siempre nos apoyamos en ella para ayudarnos a cruzar.
Pinchazo de Samuel en pleno disfrute de ascenso y después problemas con el cambio, pero todo solucionable.

Ah, Daniel está realizando salida con una bicicleta nueva de doble suspensión y se le nota que está disfrutando de cada pedalada, más cuando el desnivel invita a correr.
Cruce nuevamente con el asfalto y directos a la Plaza de la Corredera a por unas cervecitas y un acuarius (de naranja ¿eh?).

Primer asentamiento espinariego
Daniel ha contribuido a que las risas nos hayan acompañado todo el trayecto. Lo hemos pasado muy bien, y ello invita a quedar para el próximo jueves, nuevamente festivo. Compañía de lujo.

¡Jo!, que caras tan serias