sábado, 26 de febrero de 2011

Calentando motores

El lugar el acostumbrado, la hora la habitual. Me dirijo con Fernando y Jorge al encuentro de Javier y Carlos.
Teníamos una primera intención de subir por el Boquerón al encuentro del puente romano que se encuentra tras la puerta de la cepeda pero...
Jorge comenta que hoy tiene que regresar pronto y algunos ya estamos pensando en la ruta planificada para mañana. Deberíamos estar incluso algo más reservones, pero los repechos se presentan ante nosotros una vez pasada la Cruz de Santa Quiteria.

Tras unos cientos de metros, giro a la izquierda por caminos entre fincas siempre en ascenso, para acabar en el punto más alto. Fotos y nos adentramos en el pinar por senderos ya conocidos y con muy pequeñas variantes.
Jorge sigue dejando patente su habilidad en los pasos difíciles y su estupenda forma física. Los demás le seguimos poniendo de vez en cuando pie en tierra.


Cierra la marcha Carlos, que no tiene incoveniente en aplicar con frecuencia 
"molinillo", pero que llega siempre al destino fijado. Alcanzamos la pista forestal y Javier propone dirigirnos pista arriba para tomar variante del Prado Goyato.               
Ascenso junto al margen del Arroyo Goyato superando algunos tramos muy duros que ya todos conocemos. Mucha agua en todos los arroyos.
Seguimos pensando en mañana y decidimos regresar, pero es pronto y nos dará tiempo a tomar un par de cervezas en Las Farolas, en donde disfrutamos una vez más de los torreznos que nos sirven.
Carlos no vendrá mañana y Javier tiene muchas dudas. Ya se verá.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.