lunes, 3 de enero de 2011

Robledal, forja de hombres.

Veo que os he acostumbrado mal y echáis de menos mi humilde crónica.
Por otra parte, creo que alguno empieza a poner en duda si este blog está cambiando su orientación... por algunas licencias que me he tomado describiendo poéticamente alguna que otra foto y prefiere que siga siendo un blog de machos supermachos, vamos como hasta ahora, con policías, bomberos y algún que otro obrero de la construcción.
Pero qué se le va a hacer, tiene que haber de todo, como en botica y, de momento, nos vale para echarnos unas risas. (como se puede ver en alguna de las fotos).
Niebla y algo de chirimiri que animaba poco a salir, pero los valientes saben llorar con la cara descubierta.


Foto con risas
Salida sin recorrido fijado. Los participantes agraciados con una foto. Senderos bastante peligrosos por las ramas húmedas y trampas bajo las hojas. Repechos del disfrute de todos, nadie protesta.
Unos repechos, se suben solamente para ver una pequeña cascadita camino de "La Cepeda", por el margen derecho de “El Boquerón”. Otros repechos, son de los de “subir pa ná”, y quedarte sin ganas de reír, pero disfrutando un montón, vamos. Nadie pregunta... se trepa, y el que quiera está a tiempo de dejar de pagar su cuota en el Club, faltaría más.
Creo que los 4 repetirán, ¿o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar vuestros mensajes.
Son importantes para nosotros.